El Ártico se derrite. ¡Salvemos el Ártico!

© Nick Cobbing / Greenpeace

En los últimos 30 años hemos perdido tres cuartas partes de la capa de hielo flotante y en 2020 el hielo marino ha alcanzado otro mínimo histórico .

Durante 800.000 años el hielo ha sido parte permanente del Ártico. Ahora se derrite por el uso desmedido de energías fósiles (este año el mínimo de hielo ha sido el segundo peor de la historia). La disminución de hielo tendrá consecuencias globales y afectará no solo a morsas y osos polares, sino al clima del planeta, aumentando la frecuencia de tormentas y fenómenos meteorológicos extremos. Para salvar el Ártico, debemos actuar ya.

Creando un santuario marino en el Ártico, podremos crear espacios de amortiguación de los impactos del cambio climático en esta zona, donde la fauna marina pueda recuperarse y donde se limite la actividad industrial.

El hielo refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio y mantiene así fresco al planeta y estabiliza los sistemas meteorológicos de los que dependemos para cultivar nuestros alimentos. Proteger el hielo significa protegernos a todos y todas.

Únete a esta petición para lograr que las Naciones Unidas aprueben el Tratado de los Océanos y el Ártico sea declarado santuario. ¡Firma para protegerlo!

firmas

Política de privacidad

Desde GREENPEACE ESPAÑA trataremos los datos aportados en calidad de Responsable del tratamiento con la finalidad de gestionar nuestra relación contigo, en pro de nuestros objetivos fundacionales, incluyendo en algunos casos el envío de información sobre nuestras actividades, en base al consentimiento o a la ejecución de un acuerdo. Puedes ejercer tus derechos enviando un email a contacto.es@greenpeace.org con el asunto “Protección de Datos”. Más información.