Salvemos los bosques de Indonesia

La industria del aceite de palma es la principal resposable de la destrucción de los bosques de Indonesia. Si su deforestación continúa, la supervivencia de los orangutanes será imposible.

Hace unos años, las mayores empresas de consumo del mundo anunciaron que solo se proveerían de aceite de palma libre de deforestación. La principal empresa suministradora de aceite de palma, Wilmar, llegó a anunciar un plazo para alcanzar este objetivo: 2020.

Pese a estas promesas, una investigación de Greenpeace ha encontrado que 25 empresas productoras de aceite de palma han deforestado más de 130.000 hectáreas de bosque tropical desde finales de 2015. Y las grandes marcas habituales consumidoras de aceite de palma se han abastecido de estos productores que están deforestando: Colgate-Palmolive, General Mills, Hershey, Kellogg’s, Kraft Heinz, L’Oreal, Mars, Mondelez, Nestlé, PepsiCo, Reckitt Benckiser y Unilever.

La cuenta atrás ha comenzado. La industria del aceite de palma y las grandes marcas consumidoras de este aceite tienen poco tiempo para cumplir su promesa de limpiar sus cadenas de suministro antes de 2020. Unilever, Nestlé, Colgate-Palmolive y Mondelez tienen que dejar de financiar la destrucción de la selva para producir alimentos y otros productos de consumo diario. Pide a estas empresas que no manchen sus marcas con la destrucción de los bosques de Indonesia.

 

Marcas como Unilever, Nestlé, Colgate-Palmolive y Mondelez prometieron que cortarían sus vínculos con la destrucción de los bosques provocada por su suministro de aceite de palma. ¡Exige que cumplan su promesa!

Política de privacidad

GREENPEACE ESPAÑA podrá tratar mis datos personales con el fin de promover la colaboración y el apoyo a sus campañas y el envío de información de las actividades y campañas por todos los canales, electrónicos o no. En el documento “Política de Privacidad” se me indica cómo puedo ejercer mis derechos. Más información.