Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Julio Barea Luchena - 30-09-2019


A pesar de las lluvias, 2019 es un año de sequía

El mes de septiembre supone el final del año hidrológico (1 octubre de 2018 a 30 de septiembre de 2019). Ha sido un mes marcado por lluvias torrenciales en el sureste español (se superan en más de un 25% los valores normales en la Comunidad Valenciana, Murcia y tercio este de Andalucía), pero con una sequía que dura ya meses en el centro y en el oeste de la península (donde las lluvias no han llegado al 75% de lo normal).

Acabamos el año hidrológico con 23.383 hm3 de agua embalsada; esto implica que nuestra reserva de agua superficial está en el 41,70% (13% menos que el año pasado por estas mismas fechas). A esto se suma que la media de precipitaciones en España ha sido un 15% menor de lo normal y que las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología indican que las próximas semanas habrá escasas precipitaciones en todo el Estado y que las temperaturas serán más altas de lo normal.

Esto quiere decir que, en las zonas castigadas por la falta de lluvias, la situación de sequía se verá agravada. Y esto lo está notando seriamente el campo. La ganadería, junto con la vid, almendrales, frutales, olivos y cereales han sido las producciones más afectadas. El sector calcula ya unas pérdidas cercanas a los 400 millones de euros por la sequía, el pedrisco y otras circunstancias climáticas.

El fondo de la cuestión está en saber si estos fenómenos tienen o no relación directa con el cambio climático. Lo que sí podemos decir es que no se puede descartar ni asegurar categóricamente que no tienen ninguna relación, como se ha venido diciendo tras las últimas inundaciones. Esto es una temeridad que nos predispone a sufrir cada vez mayores y más prolongadas sequías y fenómenos de precipitaciones extremas y catastróficas sin estar preparados para mitigar la consecuencias del cambio climático.

Las conclusiones de más de 3.000 científicos nos recordaron la semana pasada en la Cumbre de Acción Climática de la ONU en Nueva York que el planeta se encuentra en emergencia. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha alertado de un aumento del nivel del mar, del derretimiento de los hielos y de la aparición de fenómenos meteorológicos extremos en el periodo 2015-2019. Esto marca el quinquenio más cálido jamás registrado y los datos de la OMM muestran cómo la temperatura mundial ha aumentado en 1,1 ºC desde la era preindustrial y en 0,2 ºC con respecto al periodo 2011-2015.

Tenemos que actuar ya, exigir a nuestra clase política que se tome en serio la emergencia planetaria debida al cambio climático. Estamos en el tiempo de descuento de este partido y una primera oportunidad para ganarlo serán las próximas elecciones generales. Ahí decidimos todas las personas. ¿Quieres hacer algo por salvar el planeta?

Julio Barea Luchena - autor del blog.
Julio Barea Luchena
Doctor en Geología, especialidad de Hidrogeología, Ingeniería Geológica y Geología Medioambiental, por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gestión y Tratamiento de Residuos por la Universidad Autónoma de Madrid. Responsable de campañas de Consumo y Biodivesidad. Twitter: @JulioBarea
28 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Jorge
30/09/2019

Que tal Alcobendense?

Añadir comentario

¡ Comparte !