Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Alba García - 27-11-2020


ACCIÓN: Black Friday nos destruye. Descubre cómo y actúa

Hemos puesto un planeta tierra de 2,5 por 2,5 metros en medio de Gran Vía para denunciar que el Black Friday consume el planeta y que necesitamos considerar las consecuencias del consumismo antes de comprar. En el día negro para el planeta, te contamos cómo Black Friday nos destruye. #REinventa_tuConsumo

La mayoría de la población sabe lo que es Black Friday y lo que implica: ¡descuentos!, ¡precios más bajos! ¡es el momento de gastar! Compra, compra, compra, alegría y olé. Eso nos han contado, que no podemos desaprovechar esta “maravillosa” oportunidad para comprar y así acercarnos aún más a la felicidad. Todo es perfecto ¿qué hay de malo en ahorrarme un dinerillo en un día único al año como Black Friday? Compramos y luego seguimos con la misma vida que teníamos diez minutos antes pero habiendo gastado ese dinero y, sin saberlo, habiendo generado muchas emisiones, de esas de las que no nos dicen “ni mu”.

En 2019, sólo la producción, el embalaje y el transporte de todos los productos que se compraron en Madrid durante el Black Friday fueron responsables del 1,7% de las emisiones anuales de la ciudad. ¡Sólo en un día! Imagínate además si sumamos todas las ciudades… Desastre planetario sólo por las compras locas de un día ¿Merece la pena?

Black Friday destruye el planeta
©Greenpeace / Pablo Blázquez

¿Cuántos anuncios de descuentos de Black Friday has visto en el último mes? ¿Cuántos porcentajes de descuentos te han metido por los ojos? No es casualidad, la publicidad consumista es la herramienta usada para generar necesidades que muchas veces no tenemos: más pares de zapatos, un móvil más nuevo, más abrigos, más artículos, más, más, más. No es que te ahorres un dinerillo, es que no te lo ibas a gastar en absoluto en primer lugar. Parece que sólo existe comprar más y más cosas nuevas en grandes empresas aunque haya otras muchas alternativas que quedan enterradas en el sistema hiperconsumista actual. Puedes ver cuáles son aquí.

Con lo cual, si te lo estabas pensando mínimamente, es muy probable que acabes comprando. Y realmente, ¿cuánto te beneficia eso? Las grandes empresas se frotan las manos con eventos como Black Friday porque esa sensación de que la oferta está muy poco tiempo hace que nos lancemos a comprar sin pensarlo mucho de forma masiva. Suben las ventas y por lo tanto sus beneficios. Las compras del Black Friday fueron un +220% en 2018 en comparación con un día normal, ese incremento fue de 1.600 millones de euros y alrededor del 80% de la ciudadanía española compró algo.

Yo me imagino a las empresas con ojos de dólar y grandes sacos de billetes como en las películas de animación, mientras nosotras continuamos nuestra vida de hormiguitas. Seguirán enriqueciéndose a costa de todo, del planeta, de nuestra salud mental, o de lo que puedan; mientras ellos sigan ganando estará bien. Por eso, debemos actuar repensando nuestro consumo y si nos hace falta de verdad, comprar local.

 

Black Friday, que al principio era un día y ahora dura casi un mes, Prime Day, Singles’ Day, … y todos los eventos consumistas similares no son más que excusas para que sigamos consumiendo a lo loco durante todo el año, que es lo que beneficia a las empresas pero destruye el planeta.

Black Friday nos destruye porque todas esas compras que no necesitamos tienen grandes costes ambientales que repercuten directamente sobre nuestras vidas: uso de materias primas, producción, transporte, gestión de residuos. La huella de carbono debido al Black Friday sólo en la ciudad de Madrid es equivalente al carbono almacenado en 211 hectáreas de bosque templado, considerando solo la producción, el embalaje y el transporte de todos los productos que se compraron ese viernes.

Black Friday es una fábrica de cambio climático. Es crucial que nos quedemos por debajo de 1,5 °C en nuestras ciudades para frenar la emergencia climática. Ya estamos viendo los impactos del cambio climático: olas de calor, sequías y tormentas con más frecuencia y más intensidad. Cada fracción de grado que nos pasemos de ese 1,5 significará más vulnerabilidades, más vidas amenazadas y más economías en peligro. Por eso, compra sólo si lo necesitas y deja de lado eventos como Black Friday para reducir las emisiones que generamos.

¿Quieres dar un paso más?

¡Únete a nosotras y hackea la publicidad de Black Friday desde tu casa! Salvar el planeta es la mejor oferta y queremos inundar las redes sociales con ese mensaje. Te explicamos cómo en este enlace.

Participa en los talleres de HAZ por tu ciudad que haremos en distintas ciudades del país. Más información en este enlace.

#REinventa_tuConsumo: apuesta por las tiendas locales y sostenibles, favorece a tus vecinos (aunque sea online), plantéate reparar o comprar de segunda mano, y pasa de Black Friday, ¡no lo necesitas para ser feliz!

 

 

Alba García - autor del blog.
Alba García
Licenciada en Biología por la Universidad de Granada y Máster en Gestión Marina por la Universidad de Dalhousie. Responsable de la campaña de ciudades en Greenpeace España. Twitter: @albagrod
36 posts

¡ Comparte !


Comentarios

2 comentarios
Juan Carlos Otazu Pipaòn 27/11/2020

Hemos pasado de la precariedad masiva de buena parte del siglo pasado , a un consumismo desbocado desde finales del siglo pasado en este paìs , mi posicionamiento al respecto de este canibalismo con la Madre Tierra es rotundo : o nos regulamos , o se acaba el ordeñamiento del planeta , con todo lo que ello conlleva

Responder
Greenpeace España 30/11/2020

💪

¡ Comparte !