Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 07-02-2019


Así se aferran al motor de combustión los fabricantes de automóviles

Que el motor de combustión interna es una tecnología con fecha de caducidad es una realidad admitida por todos. El diésel y la gasolina fueron los motores del desarrollo durante el siglo XX, pero también son los responsables de gran parte de la contaminación que causa el cambio climático y afecta a nuestros pulmones, sobre todo en las grandes ciudades.

Gobiernos y fabricantes saben que el futuro próximo pasa por vehículos más limpios. El objetivo final es alcanzar las cero emisiones en el año 2050, objetivo que la Unión Europea debería alcanzar en 2040. Sin embargo, todavía seguimos luchando contra las resistencias de quienes quieren exprimir el motor de combustión para conseguir el máximo beneficio. Ayer miércoles, la Comisión Europea admitió a trámite el recurso de ANFAC (la asociación española de fabricantes de automóviles) contra la Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Govern Balear. ¿Su problema? Poner fecha final a la matriculación de nuevos vehículos contaminantes. Exactamente lo mismo que están haciendo la mayoría de gobiernos europeos, incluido España.

La ley propuesta en Baleares, todavía en tramitación, plantea limitar la circulación de vehículos diésel en 2025 y de gasolina para 2035, es decir, dentro de 16 años. Estos límites no se aplican a los vehículos ya registrados, por lo que ningún residente se vería obligado a cambiar su coche antes de tiempo. Además el adelanto en el fin del diésel es coherente con la baja proporción de estos coches en las islas, donde sólo 1 de cada 3 coches utiliza el diésel como combustible.

Aunque la ley balear es flexible y su incidencia en la población es mínima, los fabricantes se han puesto en pie de guerra. Alertan que este tipo de medidas “causan confusión” y que bloquean la renovación del parque móvil (vendiendo menos coches) cuando su propósito es justo el contrario. Obviando los problemas de ozono troposférico frecuentes en las islas, los altos niveles de NOx en ciudades como Palma y bajo la amenaza de los efectos del cambio climático (que podría hacer retroceder la línea de costa hasta 13 metros) los fabricantes han iniciado una batalla judicial contra su necesaria reconversión. Y todo ello en un lugar técnicamente favorable como Baleares, cuyas distancias cortas favorecen el despliegue de flotas eléctricas y con la mayor tasa de motorización del estado: casi un coche por habitante, debido a la altísima incidencia de las empresas de alquiler.

El ataque de los fabricantes se basa en dos premisas que desde las asociaciones ecologistas ya hemos desmentido. Lejos de ser una excepción, la ley del Govern sigue el camino emprendido por ciudades, regiones y estados de toda Europa, quienes ya han fijado los plazos para limitar los vehículos de combustión interna, o han integrado estas fechas en su planificación.

Por otra parte, los plazos marcados no son suficientes si se quiere cumplir con el compromiso de cero emisiones para 2050. Desde Greenpeace proponemos que sea 2028 la fecha límite para vender nuevos coches contaminantes, 7 años antes que la ley balear. Y al mismo tiempo que las patronales torpedean las leyes contra el cambio climático, los fabricantes ya trabajan en fechas similares para su renovación tecnológica. En diciembre Volkswagen ya fijó 2026 como el fin de sus motores de combustión. Si las propias compañías ya trabajan con estas fechas, ¿no deberían ser más coherentes con sus intereses? ¿Por qué su patronal en España se opone?

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
9 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Javier Trejo
08/02/2019

Mi manera de ver Las cosas have que more Todo de una manera mas practica: Hay una manera de hacerte in vehiculo que sea capas de utilizar acerite vegetal y que haria 300 millas por galon y eso salvaria Al motor de combustion interna para siempre. Lo digo porque tengo Unos estudios que indican que indican eso y yo construi in prototypo que si funciono. No Creo que Los fanricantes de automobiles no lo hayan podido hacer mas bien pienso que Los productores de petroleo no lo quieren

coches inniauto
13/02/2019

Yo creo que no se puede obligar a toda la población a comprarse un coche eléctrico, es una gran inversión. http://inniauto.com/

Miguel
20/02/2019

Lo que no se puede obligar a toda la población es a enfermar y morir antes de tiempo por la contaminación. El uso del vehículo a motor puede tener algunas aplicaciones razonables, pero en la inmensa mayoría debe y puede ser superado.

Marcos Magallanes
30/03/2019

Lo que hay que hacer es cambiar el modelo social capitalista-consumista por un modelo en que se priorice el bien de la comunidad y no los intereses a corto plazo del individuo. Es una ridiculez cambiar el vehículo de gasoil por el de gasolina para solucionar el smog fotoquímico, ya que el NO2 se seguirá produciendo igual y no es el principal problema del planeta en este momento. Todos los motores de combustión generan CO2 en cantidad proporcional al combustible que consumen, y el CO2 si que tiene más que ver con el probema ambiental más acuciante que tenemos en la actualidad.
Lo que no puede ser es que vivamos en una sociedad que ha substituido el transporte colectivo por el coche (da igual que sea diesel, gasolina o eléctrico, tendríamos que preguntarnos por la procedencia de la electricidad que consumimos y por la rentabilidad ecológica de los sucesivos cambios de forma de energía que se requieren para utilizarla), el teléfono familiar por el teléfono móvil individual, el PC por el portátil individual o por la tablet.... En fin, de dónde vamos a sacar todos los materiales y energía que se necesitan para este cambio, que se vende como "progreso" y que consiste básicamente en ir de la tierra a la industria, descojonando todos los sistemas que son la base de nuestro confort ecológico, i de la industria a la mierda. O canviamos de modelo social o nos lo canviará la crisis del petróleo, cuando hayamos extinguido al 90% de nuestros compañeros de viaje en el proceso evolutivo que ha conducido hasta nosotros desde el precámbrico. Y lo más terrible de todo es que este modelo de progreso de mierda que tanto valoramos sólo genera bienestar para la minoria, aunque la mayoría se lo cree y lo ansia, deslumbrada por sus logros, por los colorines de la pantalla y la rapidez del servicio en los supermercados que venden todo precocinado y envasado en plástico.

Jacobo
12/05/2019

Hola Adrián, tengo algunas dudas sobre la sostenibilidad de los coches eléctricos en general. He estado buscando información en varios sitios y todavía no he llegado a ninguna conclusión y sería muy interesante conocer tu opinión y la de Greenpeace. Me refiero concretamente a que los coches eléctricos por un lado se van a fabricar con energías fósiles (potencialmente) conteniendo materiales de origen fósil (potencialmente). Por otro lado ahora que hay que hacer una fuerte inversión en un cambio de tecnología igual es el momento de invertir en una alternativa. Por ejemplo en el caso de Madrid no le veo mucho sentido que dentro de diez años continue habiendo millones de coches entrando cada mañana en la ciudad, aunque sean eléctricos. Igual sería mejor un compromiso entre gobierno y sociedad para una inversión equivalente a lo que nos costaría un coche nuevo a cada uno y hacer un transporte público increible. Claro que la industria de automóviles esto no lo quiere considerar y estoy seguro de que pondrán su resistencia. Pero igual se crearan empresas nuevas "verdes" para crear estos nuevos transportes. Animo a Greenpeace a hacer un estudio y/o plantear su posición al respecto. Un cordial saludo, Jacobo

Adrián Fernández
21/05/2019

Hola Jacobo, espero poder aclarar tus dudas sobre la postura de Greenpeace acerca de lo que comentas.

La sostenibilidad del modelo de movilidad no puede pasar por un reemplazo masivo de los automóviles de combustible por un número igual de coches eléctricos. Si nos quedamos en una simple transición del parque móvil, sólo habremos solucionado una pequeña parte del problema. La promoción del coche eléctrico no soluciona varias externalidades, como la ocupación de espacio, la accidentabilidad o la congestión viaria, y además podríamos estar creando otros problemas con la fabricación y desecho de baterías.

Es por eso que el cambio en la movilidad urbana reclamado desde Greenpeace pasa en primer lugar por un fomento de la movilidad no motorizada, a través de itinerarios peatonales y ciclistas accesibles y seguros, así como la priorización del transporte público frente al privado en las grandes ciudades. Obviamente para las ocasiones en las que el uso del automóvil sea imprescindible promovemos que éste sea de titularidad compartida y cero emisiones, de forma que en el futuro podamos atender todas nuestras necesidades de movilidad sin necesidad de comprar y fabricar un coche por persona.

Benito Grille
08/07/2019

Quieres que sea ecológico?? Quieres una ciudad limpia y sin humos?? Quítale el IVA al VE y pon puntos de carga a precio de tarifa nocturna por toda la ciudad. Yo seré el primero en tener no uno si dos vehículos eléctricos.

Añadir comentario

¡ Comparte !