Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Alicia Cantero - 09-07-2020


La Comisión de Reconstrucción avanza con modestos aires verdes pero sin medidas concretas y valientes

El mes de julio está siendo clave en el debate de la reconstrucción derivada de la Covid-19. Estamos ante un momento histórico y los gobiernos tienen un papel fundamental para decidir el camino que quieren emprender: optar por lo de siempre (favoreciendo a los de siempre) o aprovechar la oportunidad que brinda el momento para darle la vuelta al sistema apostando por una recuperación justa y verde.

Este debate se está dando en todos los niveles: locales, autonómico, nacional y europeo. El viernes pasado, en el plano nacional y sin mucho entusiasmo se cerraron los trabajos de la Comisión de Reconstrucción Social y Económica del Congreso con la aprobación de las conclusiones acordadas en los cuatro grupos de trabajo relacionados con: políticas sociales, sanidad, reactivación económica y Unión Europea. La semana del 20 de julio los documentos pasarán por el Pleno para su debate y aprobación final.

Falta de medidas concretas

A falta de conocer los textos aprobados (al borrador inicial se incorporaron cientos de enmiendas) y haciendo una valoración inicial se puede apreciar que los documentos avanzan con un cierto tinte verde, en especial los relacionados con la reactivación económica y con la Unión Europea vinculando la reconstrucción a la transformación ecológica. Se lograron aprobar enmiendas en las que se piden superar el PIB como único indicador de riqueza y establecen un indicador de bienestar para dar paso así hacia la economía ecológica. Se apuesta, también, por la movilidad sostenible, la agroecología, el apoyo al transporte público, un sistema energético 100% renovable o la posibilidad de impulsar una directiva de Diligencia Debida en Derechos Humanos para las actividades de las multinacionales europeas, sus cadenas de suministro y subcontratación.

Algunos textos suenan bien, aunque en estas condiciones excepcionales en las que nos encontramos sería necesario que concretaran más medidas y con más valentía. Aquí es donde los documentos se quedan muy al inicio del camino que planteamos en la propuesta de Greenpeace ”Darle la vuelta al sistema”.

16/06/2020. Plaza de Neptuno, Madrid, Comunidad de Madrid, España.

Temas abiertos

En el proceso han quedado temas abiertos que nos preocupan porque nos dan pistas de que se está empezando a hacer lo de siempre, que es favorecer una vez más a los mismos: no habrá impuesto a las grandes fortunas, no se derogará la reforma laboral, así como tampoco habrá condicionalidad social y ambiental en los rescates a las grandes empresas.

El debate de estos temas han tenido grandes controversias en el proceso, como es el caso de la enmienda que previamente se aprobó sobre las condiciones ambientales y sociales que tendrían que cumplir las empresas rescatadas, y que el Gobierno en el último momento decidió desdecirse de su apoyo, anulando con una enmienda transaccional toda condicionalidad para las empresas rescatadas. Ese mismo día el Consejo de Ministros aprobó un fondo de 10.000 millones para rescatar a las empresas que podrán continuar contaminando con dinero público.

Otro tema a debate es quién tiene la responsabilidad de pagar la reconstrucción. En este sentido, los documentos no rechazan la lucha por un sistema fiscal justo y verde, ni la progresividad de las medidas fiscales, pero no logran sacar adelante medidas concretas. Ni siquiera una tan lógica (sobretodo en un momento de necesidad imperiosa como éste) como es el impuesto a las grandes fortunas. Por lo tanto, percibimos que el futuro para hacer una reforma fiscal verde y justa en profundidad se antoja poco halagüeño.

Transparencia

Por último, si algo ha traído esta comisión de reconstrucción ha sido el avance en materia de participación ciudadana ya que, por primera vez en democracia, la ciudadanía, organizaciones de la sociedad civil o el sector privado hemos tenido la posibilidad de hacer llegar nuestras propuestas para la reconstrucción a la Comisión, y que se hicieran públicas. Eso sí, después de que lo pidieran más 40 organizaciones, entre ellas Greenpeace.

Aún así, ¡no perdemos la esperanza! quedan todavía dos semanas hasta que se debatan y se voten los textos en el Pleno del Congreso y en el camino esperamos que se reflexione y se vuelvan a considerar enmiendas como la de la condicionalidad que puedan orientar hacia una reconstrucción más verde y justa

En este tiempo, el debate estará también candente en Europa. Los días 17 y 18 de julio los jefes de estado se reunirán en Bruselas para discutir los planes de recuperación económica de la UE. Este dinero es clave no sólo para la solidaridad europea (y en particular para los países más afectados por la Covid-19 como el nuestro) sino también porque los gobiernos necesitan este dinero para acelerar la transición verde. Este Consejo puede ser clave también para animar al Gobierno a ser igual de verde aquí que en Bruselas. Estaremos muy atentas.

Alicia Cantero - autor del blog.
Alicia Cantero
Licenciada en Biología por la Universidad Autónoma de Madrid. Diplomada en Ordenación del Territorio y Medio Ambiente por la Universitat Politècnica de València. Responsable del Área de Incidencia Política en Greenpeace España. Twitter: @aacantero
22 posts

¡ Comparte !


Comentarios

2 comentarios
Juan Carlos Otazu Pipaòn 15/07/2020

Mientras existan politicas-os más pendientas-es de una economía deshumanizada , no habrà soluciones que no pasen porque cesen en su hipocresía o sus cargos , tanto en lo uno como en lo otro somos nosotras-os parte activa .

Responder
Greenpeace España 16/07/2020

Por ello es tan importante actuar para cambiar estas políticas :)
¡Gracias por tus palabras, Juan Carlos!

¡ Comparte !