Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Greenpeace España - 27-03-2018


Cómo Greenpeace cambió una industria: 25 años de GreenFreeze para enfriar el planeta

Esta es la historia de cómo Greenpeace revolucionó tu frigorífico.

En 1992 las corporaciones químicas multinacionales nos vendían cosas que destruían la capa de ozono. Cosas que se usaban para enfriar tu frigorífico. Cosas que también eran un poderoso gas de efecto invernadero. La protección de la capa de ozono era una de nuestras mayores misiones en ese momento, por lo que decidimos hacerles frente.

Con la esperanza de aferrarse a su multimillonario monopolio mundial, las empresas químicas contraatacaron afirmando que la lucha de Greenpeace contra los gases fluorados “interrumpiría la cadena de frío” con drásticas consecuencias para los alimentos y afirmando que “Greenpeace critica pero no ofrece soluciones”.

Probablemente no asocies mucho a Greenpeace con innovación, tecnología o refrigeradores, pero debajo de todas las acciones, estamos siempre al tanto de la mejor ciencia disponible.

De modo que Greenpeace Alemania reunió a un equipo de ingenieros, y en pocos meses desarrollaron un prototipo de refrigerador que era eficiente y bueno para el medioambiente, la capa de ozono y el clima. Era una mezcla de hidrocarburos naturales. Greenpeace encontró una pequeña empresa, Foron, que comenzó a diseñar refrigeradores GreenFreeze.

Producción del primer refrigerador “Greenfreeze” por la compañía Foron, en Alemania

El siguiente paso fue traer estos nuevos frigoríficos al mercado. En cuanto lo publicamos recibimos ¡70.000 pre-pedidos! Esta abrumadora respuesta fue una señal para aumentar la producción. El 15 de marzo de 1993 la primera unidad industrial GreenFreeze salió de la línea de montaje de Foron.

En un año, casi todas las empresas europeas habían adoptado la tecnología Greenfreeze. Cinco años después, Greenpeace recibió un premio de las Naciones Unidas por hacer Greenfreeze de código abierto y de libre acceso. Y así nació la nevera respetuosa con el medio ambiente.

En la actualidad, los frigoríficos Greenfreeze están disponibles en todo el mundo. Hay aproximadamente mil millones en uso en este momento, y ese número está creciendo. Probablemente tengas uno en tu propia cocina. Para 2020 se predice que casi el 80% de la producción anual de frigoríficos utilizará la tecnología inspirada por Greenfreeze.

Si quieres hacer que lo viejo y lo peligroso quede obsoleto, solo necesitas el coraje para reemplazarlo por algo nuevo y sostenible. Greenfreeze revolucionó el sector de la refrigeración doméstica e inspiró desarrollos similares en refrigeración comercial y aire acondicionado.

Pero lo más importante es que Greenfreeze desafió el status quo, demostró que lo imposible era posible y despertó nuestra imaginación de cómo sería un mundo mejor.

Texto por Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional. Original aquí.

¡ Comparte !


¡ Comparte !