Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 17-02-2020


Desmontamos 3 falsos mitos sobre contaminación en las ciudades

La contaminación atmosférica es un problema complejo que nos afecta en nuestro día a día. Por suerte, cada vez la ciudadanía es más consciente de los efectos que tiene sobre la salud y el cambio climático. Unos efectos que nos cuestan miles de millones cada día en forma de costes sanitarios y pérdida de esperanza de vida.

Y, aunque es evidente que la quema de combustibles fósiles (ya sea carbón o derivados del petróleo) es responsable de la mala calidad de nuestro aire, son muchas las informaciones falsas que surgen cuando tratamos de buscar alternativas a su uso. Por eso te traemos 3 falsos mitos que seguro habrás visto y te explicamos cuáles son los datos que hay detrás.

1. No, la contaminación no sube en invierno por culpa de las calefacciones

Desde que las ciudades han empezado a actuar en episodios de alta contaminación, las restricciones al tráfico se han activado casi siempre en invierno. No son pocos los que culpan a las calefacciones de la mala calidad del aire, intentando a la vez exculpar al coche como principal fuente de contaminación.

Mito contaminación calefacciones

 

Aunque es cierto que las calefacciones contribuyen a una parte de las emisiones, están muy lejos del impacto del tráfico rodado. Según el Inventario Nacional de Emisiones, en 2018 el 40% de las emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno) procedían del sector transporte, frente a un 16% de “residencial y otros”. Una diferencia que es aún más acusada en ciudades como Madrid, donde el transporte por carretera abarca el 65% de las emisiones de NOx, mientras que las pocas calderas de carbón que quedan están a punto de apagarse.

Entonces, ¿por qué hay más contaminación en invierno? Pues se debe a la inversión térmica, un fenómeno que impide la disipación de la contaminación durante los anticiclones en la época invernal. En estos periodos, una capa superior de aire caliente en la atmósfera actúa como una “tapa” sobre nosotros y comprime la contaminación que generamos a nivel del suelo, haciendo que se acumule cada vez más.

Así funciona la inversión térmica
Fuente de la imagen: Agencia Europea de Medio Ambiente

Las calderas de combustibles fósiles, ya sea de carbón o de gasóleo, son una importante fuente de contaminación y debemos trabajar en su transformación a fuentes más limpias y baratas. Pero mientras no trabajemos en reducir el tráfico rodado en las grandes ciudades, seguiremos respirando aire contaminado, sobre todo en estos días de invierno.

2. No, un solo barco no contamina lo mismo que 100 millones de coches

Mito contaminación barco

En el último año la contaminación de los buques mercantes y los cruceros ha levantado bastante revuelo. Y no es para menos: muchos de ellos atracan en puertos que, como sucede en Barcelona o Palma de Mallorca, están ubicados en el mismo corazón de la ciudad, afectando negativamente a la calidad del aire. Algunos medios (sobre todo muchas revistas de automóvil) han llegado a afirmar que contaminan más que todos los coches juntos. ¿De verdad contaminan tanto los barcos?

Curiosamente la respuesta es sí, pero solo si analizamos una sustancia en concreto: los óxidos de azufre (SOx). La fuente es este estudio de Transport & Environment que analiza las emisiones de los grandes cruceros. Los SOx son sustancias muy tóxicas que no solo afectan nuestra salud, sino que también provocan la lluvia ácida, y que se genera por la combustión del carbón y del fuel oil pesado, uno de los combustibles más contaminantes que todavía usan numerosos barcos. En cambio, las emisiones de SOx del automóvil son casi nulas, a diferencia de otras sustancias como el NOx, las partículas o el CO2.

En estos contaminantes, la incidencia de los barcos es significativa, pero sin alcanzar semejante desproporción. Por ejemplo, el puerto de Barcelona es responsable del 7,6% de las emisiones de NO2 (dióxido de nitrógeno). Cifras que deben llevar a los gobiernos a tomar medidas contra la contaminación de los grandes buques, pero sin indultar al resto de emisores. La contaminación del aire tiene muchas formas (NOx, SOx, PM…) pero una causa principal: la quema de combustibles fósiles.

3. No, un coche eléctrico no contamina más que uno de gasolina o diésel

Mito contaminación coches eléctricos

Este es otro mito largamente difundido por los defensores del petróleo y que, por raro que parezca, sigue gozando de credibilidad. La fuente es un estudio alemán publicado en 2019 y que ha sido desmentido por numerosas fuentes, ya que parte de unas premisas erróneas en cuanto a consumos y origen de la energía eléctrica.

Para calcular la huella de carbono de un vehículo hay que considerar, por un lado, las emisiones ligadas a la fabricación y el desecho del coche y, por otra parte, las que produce el combustible consumido durante toda su vida útil, ya sea por quemar diésel o gasolina, o analizando el origen de la electricidad en un coche eléctrico.

Un coche eléctrico emite más CO2 en su fabricación, pero compensa con creces esa diferencia a los pocos años. Aunque el origen de la electricidad difiere de unos países a otros, el resultado es que el coche eléctrico acaba siendo menos contaminante respecto a un vehículo de gasolina o incluso a un híbrido. Una diferencia que cada año se hace más evidente a medida que abandonemos el carbón como fuente para generar electricidad e incorporemos más renovables a nuestro mix energético.

Emisiones de CO2 en el ciclo de vida del vehículo
Emisiones (gr CO2-eq por km) en el ciclo de vida del vehículo. Elaboración propia basado en el informe “Effects of battery manufacturing on electric vehicle life-cycle greenhouse gas emissions” (ICCT)

El coche eléctrico no es “cero emisiones” ni nos ayudará por sí solo a reducir la crisis climática. Pero sí es una solución válida para reducir la contaminación que el tráfico rodado provoca en las ciudades, siempre que se acompañe de políticas efectivas para promover el transporte público y la movilidad de proximidad.

Necesitamos #AireLimpioYA y para ello es imprescindible reducir el uso de combustibles fósiles para proteger nuestra salud y frenar el cambio climático.

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
23 posts

¡ Comparte !


Comentarios

25 comentarios
Javi 18/02/2020

Respecto a los coches eléctricos, estaría bien tener en cuenta dos aspectos: 1) las baterías, con lo que conlleva: número creciente, materias primas necesarias para su construcción, su vida útil, etc... y 2) la absurda moda de que los eléctricos deben ser enormes SUV hast para ir a por el pan, primando tamaño y potencia, en contra del objetivo final de la conversión a eléctrico, que sería reducir el impacto ambiental... Son dos aspectos a tener en cuenta que tienden a equilibrar la balanza respecto a pequeños vehiculos diesel o gasolina bien mantenidos... (solo para reflexionar...)

Responder
Fernando 19/02/2020

Los primeros coches eléctricos, debido a su coste, han sido orientados al sector de lujo . Hoy por hoy tienes coches por 13.500 euros de 4 plazas y 85 CV y 260 km de autonomía. Coincido contigo en que no se debe copiar la moda de los SUV y ser mucho más prácticos, de hecho, la contaminación global del transporte terrestre a aumentado por la irrupción de los SUV de combustión.

Cristina Gonzales Perez 18/02/2020

¿Es cierto que una vez el coche electrico acaba su vida la eliminación de las baterias contamina mucho más de lo que ahorrado en emisiones?

Responder
Greenpeace España 18/02/2020

No, tampoco es cierto. Las emisiones ligadas al desecho de baterías ya están incluidas en su ciclo de vida y no superan lo ahorrado en emisiones.

Además, estas baterías todavía retienen un 75-80% de capacidad, por lo que pueden ser reutilizadas en una segunda vida útil, por ejemplo como apoyo en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, optimizando su funcionamiento.

¡Un saludo!

Marcos 18/02/2020

Estoy 100% a favor de la electrificación y llevo tiempo mirando coches híbridos y eléctricos pero parece que en este estudio no se ha tenido en cuenta la vida útil del tipo de coche. Actualmente para los coches eléctricos sólo dan 8 años de garantía de la batería y estiman que ha podido perder un 30% de su capacidad, por lo que en 12 años ha podido perder el 45% y dejar de ser útil, mientras que un coche de gasolina lo puedes mantener 20 años tranquilamente (otra cosa es que quieras).

Responder
Fernando 19/02/2020

...20 años que estarán contaminando, cambiando aceites y filtros , emitiendo gases nocivos que nos matan, dejando aceites en las calles y los residuos de las pastillas de frenos y neumáticos que son muy superiores a un vehículo eléctrico. Hay coches de la marca Tesla con 1.000.000 de km. Al terminar la vida útil de la batería de tracción ( van para instalaciones fotovoltaicas), pones una nueva o reconstruida y tienes coche para otros 8/10 años, dependiendo de su uso.

Javi 18/02/2020

Pues me he quedado igual tras leer el punto 2... vale que son contaminaciones diferentes, pero la conclusión cual es?? En términos de "daño al medio ambiente" y haciendo equivalencias con esos gases, a cuantos coche podría equivaler en términos generales un crucero de ese tipo?
Se que hay mil factores diferenciadores pero es que la explicación me ha despertado más dudas que respuestas!

Responder
Greenpeace España 19/02/2020

Hola, Javi.

Pues en efecto, lo que queremos decir es que hay muchas variables y, por tanto, que no se puede afirmar que toda la contaminación es por culpa de los barcos (o de cualquier otra fuente) ateniendo a una única sustancia. Sin duda hay barcos que resultan muy contaminantes y es necesario exigir que reduzcan sus emisiones, pero sin perder el foco en el resto de emisores como el tráfico rodado, las aeronaves o las industrias de combustión.

¡Un saludo!

Felix 02/03/2020

Desde el 1 de enero de 2020 han entrado en vigor las nuevas limitaciones del convenio MARPOL de la IMO que obligan a reducir un 85% las emisiones de SOx en los buques. Desde hace años, la industria de crucero ha invertido en desarrollar scrubbers (lavadoras de gases o "catalizadores") para capturar esas emisiones, y esta tecnología tiene como beneficio adicional la captura tambien de PMs. Los cruceros nuevos tienen además Reducción Catalitica Selectiva (SCR) para reducir las emisiones de NOx, y finalmente, hay ya los primeros barcos usando Gas Natural Licuado, que no emiten SOx, PMs, y reducen un 85% la emision de NOx y un 20% la de CO2.

Gaizka 18/02/2020

Y para cuándo váis a meter los vehículos de hidrógeno en la ecuación?

Responder
Rafa 19/02/2020

Los vehículos de pila de hidrógeno son coches eléctricos, pero en vez de una batería grande tiene un depósito de H2. Al pasar el H2 por la "pila" se mezcla con O2 y obtienes electricidad+H2O. El problema es que en la obtención, transporte y distribución del H2 pierdes toda la eficiencia energética que un coche eléctrico te da vs un ICE. Vamos que pierdes toda la ventaja y al final estas = que con la gasolina en eficiencia energética.
Un saludo.

Jonathan 18/02/2020

Nadie pone en duda que la idea está bien pero alguien se a preguntado esto .

Gran parte de la culpa es de las baterías, que por ahora suponen más de un 50% del coste total. Y la causa está en las materias primas, desde el litio a los metales preciosos y tierras raras imprescindibles en su elaboración. Aparte de su elevado precio, en muchos casos solo se encuentran en países subdesarrollados y la extracción exige grandes movimientos de tierras y un uso masivo de maquinaria pesada que dispara las emisiones de CO2. Y ni mencionar tiene la mano de obra infantil en esos países
Aunque el proceso de optimización de costes de las pilas pasa por sustituir los materiales más caros y escasos, por otros más baratos y accesibles, también llevará tiempo.
Y el prueba y error también generará basura, contaminación, emisiones de CO2 , etc. Etc . Etc.

Responder
Fernando 19/02/2020

Aún con todo, contaminan mucho menos que los motores basados en la combustión de derivados del petróleo, y recordemos los grandes daños que ocasiona la exploración,instalacián de plataformas, perforación, refino, transporte (oleoductos, petroleros), refininerías, almacenamiento, trasnporte de derivados, venta en gasolineras y similares, venta al por menor y finalmente la combustión en los vehículos . Recuerda las guerras como la de Irak, Siria, y todas la sucedidas incluyendo los golpes de estado y de las selvas

Fernando 19/02/2020

... y de las selvas amenazadas por la prospección de petróleo, los oleoductos, refino y que son instalaciones que contaminan lo que quieren y más, ya que no tienen ningún tipo de control, lo que conlleva la emigración de la población local cuando los pocos que encuentren trabajo se enfrenten a una tierra y agua contaminada y a las enfermedades que vendrán por ello.

Nacho Lafuente 18/02/2020

Llevamos toda la vida peleando contra las nucleares y las térmicas y ahora les empezamos a buscar trabajo para q sigan funcionando y a toda leche,
Cambio total de la producción de la energía eléctrica y cambio total de las condiciones de vida de la gente en los países donde se producen los materiales para la industria del coche eléctrico....
Como siempre los intereses mandan

Responder
Fernando 19/02/2020

Hace falta más energías renovables para que tengamos una generación cercana al 100% de la demanda, pero lo que está claro, es que debemos BAJAR la demanda de electricidad que actualmente se derrocha. Aún así, hasta que tengamos un método de almacenamiento de la energía renovable efectiva, tendrían que coexistir las centrales de ciclo combinado para mantener el servicio eléctrico, ya que la energía eólica no es constante, pero el consumo es tan bajo, que hay problemas para mantener al mínimo las centrales térmicas. Los vehículos eléctricos cargados en horario nocturno, soluciona este problema y por el día pueden cargar con energías renovables

Albert 18/02/2020

Sobre las minas y los mineros menores de edad usados para extraer los materiales necesarios para las baterías y que están en países subdesenvolupados no habláis, no? Eso ya si eso...

Responder
Francis 18/02/2020

La mano de obra infantil y sobreexplotación humana es un problema muy serio, pero en éste artículo se está hablando del impacto ambiental y contaminación por parte de los vehiculos.

Fernando 19/02/2020

Albert. Abogo por el pago justo por los minerales como el coltán o las " tierras raras" , los mismos materiales que se utilizan para TODOS LOS APARATOS ELÉCTRICOS como el ordenador que estás utilizando para enviar estos comentarios, por lo que aunque no se fabricara un coche eléctrico más, la situación sería igual . Por otro lado, que no haya coches eléctricos supone que continuamos con los de combustión y el petróleo es el mineral fósil más dañino en cuanto a injusticias, violaciones de los derechos humanos y motivo de guerras e injerencias extranjeras (Irak, Libia, Siria ...) y la contaminación nos está matando lentamente (unas 800.000 muertes anuales en Europa )

Guille 18/02/2020

Los barcos mercantes que usan fuel oil no pueden usar durante su estancia en puerto, solo a una determinada distancia de la costa. Mientras tanto Diésel-oil.

Los ferry’s de pasaje suelen ser todos a diésel por otro lado.

A parte la eficiencia de el transporte marítimo y muy superior al terrestre y se pierden menos energía en la disipación de temperaturas.

Responder
Fernando 19/02/2020

Buenos días, Adrián:

Nada es CERO EMISIONES ni siquiera las bicicletas ya que hay que fabricarlas, llevan un mantenimiento mínimo y nosotros y nosotras somos la fuerza motriz, que también consumimos recursos. Los coches eléctricos son la solución para reducir drásticamente la polución en las ciudades y un transporte público que sea 100% eléctrico o de hidrógeno, así como el reparto de mercancías y los vehículos servicios municipales, cargados con energías renovables. No tardará mucho en aparecer nuevas baterías de tracción basadas en otro mineral distinto al LItio, como el carbono, cuya huella ecológica sea mucho más favorable.

Responder
Marce 19/02/2020

solo tres mitos? deben hacer una lista MUUUCHO más extensa

Responder
Jordi 20/02/2020

Gracias por poner un poco de luz entre tanta negrura y desinformación. Lo cierto es que muchos prefieren darle más credibilidad a 1 solo informe fake antes que a cientos de verdaderos avalados por la comunidad cientifica. Ocurre con esto y con el cambio climático, entre otras muchas cosas. Algo falla cuando ante la abrumadora cantidad de información veraz nos tenemos que estar defendiendo de 1 sólo fake. Un saludo.

Responder
Santiago 25/02/2020

Hola. Para ralentizar el desastre, debemos aportar algo muy grande, pero no sabemos dejar el coche en casa. Utilizar un transporte publico en las grandes ciudades te premia a estar menos estresado y pasar mas tiempo con los tuyos y ojala levantaramos la cabeza y nos sonriamos los unos a los otros dejando el asqueroso movil

Responder
Rafael 28/02/2020

Pues yo me he comprado un coche de GNC, concretamente un Leon y estoy encantado, no tengo problemas de autonomia , no emito Nox por lo que ayudo a un aire limpio y sobre el co2 pues mira los chinis emiten el doble de co2 que la ue y nadie les dice nada

¡ Comparte !