Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Sara Pizzinato - 15-06-2018


Día mundial del viento

Hoy es el Día Mundial del viento, un día para celebrar que hay otro modo de hacer las cosas que no se contrapone al derecho de las personas a la energía y la salud del Medio Ambiente. Las energías renovables son cada vez más importantes, tanto para abastecernos de energía a nivel global como para crear empleo e incluso para testar nuevas formas de organización participativa, que nos hagan independientes de las grandes eléctricas.

La energía eólica podría parecer la más difícil de instalar por particulares por su tamaño sin embargo, en España ya contamos con el primer proyecto del Sur de Europa de molino eólico comunitario: Viure del Aire del Cel. Ahí donde los individuos no llegan, podemos llegar si nos unimos y por esto hemos participado desde Greenpeace poniendo nuestro granito de arena junto con más de 500 familias. Hemos comprado por adelantado nuestra electricidad de los próximos 25 años aportando así liquidez para que el nuevo molino fuera posible.

El molino eólico Viure del Aire del Cel empezó a inyectar electricidad verde a la red a mediados de marzo y desde entonces ha funcionado muy bien produciendo, en tan solo tres meses, más de 1 millón de kilovatios hora, suficiente para abastecer de electricidad unas 1000 familias.

Proyectos comunitarios de energías renovables, presentes ya en muchos otros emplazamientos del mundo, son imprescindibles para acelerar la transición energética para luchar contra el cambio climático. Justo ayer la Unión Europea reconocía formalmente el derecho de la ciudadanía a participar y fomentar que el sistema energético esté centrado en las personas y no en las empresas y que los individuos puedan tener un rol mucho más activo en la generación, intercambio y venta de energías renovables.

Europa quiere facilitar que la ciudadanía tome ese papel protagonista en la energía y pueda producir su propia energía renovable. ¿Pero qué pasa si en mi lugar de residencia no puedo poner una instalación para autoconsumo? Entonces podemos producirla en otro lugar, uniéndonos para poner en marcha nuevas instalaciones de energía renovable. También podemos, además, contratar nuestra energía con esas nuevas instalaciones, como ha hecho Greenpeace con el proyecto Viure del Aire del Cel.

La nueva normativa europea puede y debe facilitar que surjan más proyectos como Vire del Aire del Cel y en ello el papel del Gobierno es clave ya que simplificar los trámites y eliminar las barreras existentes está entre sus competencias. La verdad es que esto es de interés general, tanto por la urgencia de la lucha contra el cambio climático como porque está demostrado que los proyectos en manos de la ciudadanía aportan ocho veces más ingresos a la economía local que un proyecto de una gran compañía eléctrica.

La energía eólica ya ha creado 260.000 empleos en Europa y 1.15 millones en todo el mundo. En total las energías renovables ya generan casi 10 millones de empleos a escala mundial

¡Feliz Día Mundial del Viento!

Sara Pizzinato - autor del blog.
Sara Pizzinato
Twitter: @pizzina78
12 posts

¡ Comparte !


¡ Comparte !