Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Alicia Cantero - 03-01-2020


El lado más verde del Acuerdo para un Gobierno de Coalición

A un día de que se inicie el debate de investidura de Pedro Sánchez y todavía con la incertidumbre sobre si se formará gobierno, valoramos el acuerdo presentado por PSOE y Unidas Podemos en el que uno de los ejes estratégicos es la lucha contra el cambio climático, la transición ecológica justa y la protección de la biodiversidad. Valoramos positivamente la línea del acuerdo y esperamos que se desarrolle una mayor concreción, ambición y urgencia durante la legislatura. Desgranamos algunos puntos:

Ley de Cambio Climático

El primero de los puntos planteados en el apartado dedicado a la lucha contra el cambio climático es la aprobación de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, una de las primeras leyes que debería aprobarse en el Congreso. El documento, sin embargo, no fija objetivos de emisiones para 2050 para ningún sector, tan sólo el eléctrico y requiere una mayor concreción y ambición que esperamos que se materialice una vez formado el gobierno.

Clima y Energía

El apartado incluye, además de la aprobación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima -obligado por Bruselas-, una reforma sustancial del sector eléctrico, la regulación del autoconsumo compartido, el impulso a las renovables, la pobreza energética o la fiscalidad verde.

Recibimos como una gran noticia que por fin se aborde una reforma del mercado eléctrico y esperamos que sea con el mejor de los criterios: sentido común. Según indica el documento, los llamados “beneficios caídos del cielo” que reciben las grandes hidráulicas y las centrales nucleares podrán tener los días contados. También se pretende revisar los pagos por capacidad para los ciclos combinados. El documento entre otros apuesta además por las renovables y por una reforma para simplificar los trámites administrativos y técnicos del autoconsumo compartido.

Transición justa, eficiencia y movilidad

El documento aborda la transición justa centrando los planes de acción en comarcas afectadas por el cierre de carbón y centrales nucleares, aunque sigue sin especificar un calendario de cierre, tampoco hace mención sobre cómo abordar la transición en otros sectores. Dentro del Plan de Movilidad Sostenible la parte más novedosa es la elaboración de una Ley de Movilidad Sostenible y financiación del transporte público que pondrá énfasis en la sostenibilidad económica de las áreas metropolitanas de las grandes ciudades. Se continuará ayudas económicas para el vehículo eléctrico y la instalación de puntos de recarga.

Estrategia de economía circular

Otro de los objetivos del apartado es impulsar la aprobación de una Ley de plásticos de un solo uso para alcanzar “residuo cero” en el horizonte 2050. Esperamos que esta ley se concrete a lo largo de la legislatura en un objetivo ambicioso de reducción e implemente un sistema de depósito, devolución y retorno de envases y la reutilización como claves para lograr esa reducción. En 2020, y para lograr los objetivos de residuo cero propuestos, no podemos seguir centrándonos en el reciclaje y en el ecodiseño como únicas medidas para resolver la generación masiva de residuos.

Agua y Agricultura

El documento también dedica un objetivo al Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, ahorro y reutilización de agua. En una situación de emergencia climática global el agua será una cuestión prioritaria tanto en España como en el mundo, aunque las medidas propuestas en el documento son continuistas con la actual política.

Nos preocupa que se siga planteando el mantenimiento de regadíos como los actuales. Dentro de la nueva política agrícola del país, habría que plantear una disminución progresiva pero rápida de cultivos intensivos, grandes demandantes de agua. Estos cultivos se asocian, en demasiadas ocasiones, a extracciones ilegales de agua subterránea y superficiales y son causantes de la desaparición de la agricultura tradicional.

Además la política agrícola que plantea el Acuerdo aborda medidas de “asesoramiento” de explotaciones agrarias para mejorar la sostenibilidad, la defensa de una PAC sostenible y la compra pública de alimentos de proximidad y ecológicos, pero no aborda la reducción de emisiones en el sector, ni especifica un apoyo explícito a la agricultura ecológica ni un rechazo a la ganadería intensiva.

Protección de la biodiversidad

Entre las buenas noticias proponen actualizar la Ley de Costas -que esperamos desmonte la reforma del PP de 2013- para adaptarla a la realidad del cambio climático y evitar que continúe la actual destrucción de ecosistemas costeros; la ampliación de espacios protegidos y la ampliación de áreas marinas protegidas. A la espera de una mayor concreción el documento apuesta por impulsar una política forestal sostenible, que cree riqueza y empleo de calidad en las zonas rurales, al tiempo que permita preservar el paisaje, la biodiversidad y la riqueza medioambiental y reforzar las medidas de prevención contra los incendios forestales.

La salud de los océanos, se vincula a la reducción del uso del plástico y el impulso de la lucha contra la pesca ilegal, aunque en principio parece escaso esperamos que esto también signifique un apoyo al Tratado Global de los Océanos (en su última ronda de negociaciones en la ONU este año), para crear una red de santuarios marinos que cubran al menos el 30% de los océanos para 2030.

Calidad democrática

El acuerdo además desarrolla otros ejes estratégicos sobre derechos sociales, políticas feministas, justicia social o regeneración democrática. En este sentido las medidas anunciadas suponen un considerable avance en materia de regeneración democrática, así como un marco de garantías esperanzador en lo relacionado con derechos y libertades democráticas. Celebramos especialmente el compromiso de derogación de la Ley mordaza, en favor de la aprobación de una Ley de seguridad ciudadana que garantice el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica. También valoramos de manera muy positiva los compromisos en materia de transparencia, de lucha contra la corrupción y protección de denunciantes y de lucha contra la desinformación. Aunque el documento no explicita nada sobre mayor transparencia y control en el comercio de armas esperamos que los grupos parlamentarios y los ministerios pertinentes sí escuchen nuestras demandas.

El documento es un buen punto de partida y, si finalmente se logra formar gobierno, trabajaremos para que haya más concreción y ambición en las medidas que se vayan desarrollando. Aumentar la ambición climática, luchar contra las desigualdades sociales y abordar la crisis de biodiversidad son los pilares del cambio que necesitamos abordar para afrontar las grandes crisis en esta década decisiva.

Alicia Cantero - autor del blog.
Alicia Cantero
Licenciada en Biología por la Universidad Autónoma de Madrid. Diplomada en Ordenación del Territorio y Medio Ambiente por la Universitat Politècnica de València. Responsable del Área de Incidencia Política en Greenpeace España. Twitter: @aacantero
24 posts

¡ Comparte !


Comentarios

0 comentarios

¡ Comparte !