Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Sara Pizzinato - 21-02-2018


El Parlamento Europeo propone limitar las subvenciones a la energía sucia

Acaba de concluir la votación en la comisión de energía del Parlamento europeo en la que se han tratado muchas cosas importantes para nuestro día a día: renovables, subsidios para la quema de carbón, la lucha contra la pobreza energética, etc. En general podemos decir que hay avances importantes pero también alguna mala noticia.

Votaron a favor de reglas más estrictas para los mecanismos de capacidad, a menudo utilizados como subsidios encubiertos para las centrales eléctricas más contaminantes y antieconómicas. Además mandaron una clara señal al Gobierno español: no se puede obligar a las compañías elećtricas a mantener abiertas centrales contaminantes si ellas quieren cerrar. También decidieron que tanto las instalaciones renovables nuevas como las existentes deberían mantener su derecho a tener prioridad sobre otras fuentes de energía contaminantes en las redes eléctricas europeas, y otras reglas que podrían facilitar que tanto familias como comunidades se animen a retomar el control sobre su energía produciéndola con renovables.

Pero hay más buenas y malas noticias. Aquí un resumen:

Buenas noticias

Antes de la votación estaba en riesgo que los pequeños productores de energías renovables pudieran ser tratados como las grandes eléctricas, y que se les exigieran la misma responsabilidad sobre el balance de la red eléctrica. El Parlamento ha propuesto que no sea así y, además, ha defendido que cuando sopla el viento y resplandece el sol, la red eléctrica deberá acoger esta energía la primera (prioridad de despacho).

Buenas noticias! #ITRE @parliament_EN maniente la prioridad de despacho para #renovables de pequeña escala! Esto es genial para promover que familias y comunidades puedan generar si propia electricidad con el viento y el sol. #CleanEnergyEU pic.twitter.com/OTrvKo83BW

Siguen las buenas noticias con la restricción del uso de los mecanismos por capacidad como último recurso y sólo cuando no haya otras alternativas. También se quiere eliminar a las centrales de carbón de su aplicación. Esto es muy importante para España donde cada año pagamos unos 900 millones al año en estos mecanismo por capacidad.

Para seguir con las buenas noticias también ha habido otra clara señal al Gobierno español: los gobiernos no pueden intervenir para mantener activas unas centrales contaminantes si las empresas las quieren cerrar. Esto es precisamente lo que Rajoy y el ministro de energía Nadal quieren hacer en España. A ver si les llega el mensaje.

Además, muy buenas noticias para quienes queremos compartir la energía que producimos con renovables. La comisión de energía ha votado habilitar la posibilidad del “balance neto virtual” para los proyectos de energía comunitaria. En este enlace encontrarás información sobre qué es.

Malas noticias

La comisión de energía sin embargo ha rechazado la posibilidad de que la gestión de las redes eléctricas de distribución puedan volver en manos de pequeños actores o de comunidades energéticas. Una verdadera pena ya que de este modo seguirán ligadas a las grandes empresas energéticas empeorando la competitividad del sistema.

En el frente contra la pobreza energética hay un pequeño avance pero insuficiente: se reconoce que hace falta una definición clara para poder seguir la evolución de esta lacra en Europa pero no se ha establecido el derecho al acceso a un mínimo de energía por cada hogar ni tampoco se ha reconocido el potencial que los proyectos comunitarios de energía pueden tener para aliviar la pobreza energética. Para saber un poco más sobre esto puedes leer este post https://es.greenpeace.org/es/noticias/aprender-de-grecia-en-la-lucha-contra-la-pobreza-energetica/.

¡ Comparte !


¡ Comparte !