Entrada de blog por Francisco del Pozo Campos - 02-12-2022


Energéticas con beneficios récord siguen dejando a las familias tiradas

Obtener beneficios récord y seguir cortando luz y gas a los hogares que no pueden pagar sus infladas facturas de energía: eso es lo que ya están haciendo este invierno nuestras viejas amigas las energéticas, es decir Naturgy, Iberdrola, EDP, Endesa, etc..

A medida que nos metemos en diciembre, con la caída de las temperaturas y el aumento enloquecido y volátil de los precios de la energía, muchos de nosotros nos enfrentamos a una espera ansiosa por la próxima factura de la luz o el gas. Si este invierno es estresante para ti, imaginate para algunos hogares vulnerables que, con casa mal aislada o calefactores ineficientes será carne de cañón o mejor dicho, carné de facturas infames. Imagínate: pleno invierno, con varias facturas pendientes, la casa como un congelador para evitar gastar y… te cortan el gas o la luz, o ambas. Además, para hundirte más en la mierda te obligan a pagar por ello. Ya que volver a conectarte a la luz y el gas puede costarte más de 100 €.

 

Cortar el suministro de energía a las personas durante el invierno, es un crimen. 

También lo es obligarte a vivir pobreza energética escondida, es decir por miedo a gastar de más, habitas un “iglú”  todo el invierno y tu salud y la de los tuyos se resiente.  

Por inhumano que parezca, esta situación ocurre todos los años. En España ya en 2020, el retraso en pago de facturas de suministros superó el 9,6 %, lo que equivale a 4,5 millones de personas. Según una encuesta electrónica realizada por la UE en la primavera de 2022, justo después de que comenzara la guerra en Ucrania, el 16 % de las personas informaron estar atrasados ​​en el pago de sus facturas de servicios públicos, llegando al 50 % en Grecia. 

En España, 5,2 millones de personas no son capaces de mantener una temperatura adecuada en su vivienda durante el periodo invernal en 2020, parte de los muchos más millones de europeos que sufren pobreza energética.

Las energéticas tienen un largo historial de desconectar a los clientes que se atrasan, incluso después de breves períodos de aviso, y ni estar en el mercado regulado (T.U.R. para gas y P.V.P.C. para electricidad) ni la crisis energética en la que nos encontramos las detiene. Con mercados energéticos disfuncionales, inflación desenfrenada y una recesión inminente para Europa, se puede esperar un número creciente de desconexiones por falta de pago este invierno. Todo esto a pesar de las medidas del gobierno, que mediante bajadas de IVA y otras medidas fiscales intenta paliar el golpe. 

Calentar o comer: una terrible elección que puede llevar a la muerte

Porque ya sabes, es el mercado amigo: si no pagas, no tienes energía. No importa las desastrosas consecuencias para la salud las hospitalizaciones e incluso mayor mortalidad en poblaciones vulnerables. La pobreza energética deja más muertes anuales que los accidentes de tráfico en España. De acuerdo a los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en 2020 1.370 españoles perdieron la vida en un accidente de coche pero las muertes vinculadas a la falta de energía fueron unos 7.100 anuales, según estima la Asociación de Ciencias Ambientales.  

Prohibir de los cortes en la UE sería una solución a corto plazo a este drama humano. A medio y largo plazo es necesario un plan de aislamiento y de transformación de las viviendas a sistemas de calefacción renovable y eficiente. Las leyes de gas y electricidad de la UE exigen que los gobiernos nacionales protejan a los hogares más vulnerables para que no se corten, pero en la práctica, la protección varía enormemente entre los países de la UE. En España, más allá de los mercados regulados de gas y electricidad que protegen parcialmente a los consumidores de precios volátiles, las compañías tienen derecho a cortar a por impagos tras unos meses. La prohibición de cortes ya se hizo durante la Pandemia con un impacto negativo mínimo en los servicios públicos de energía.

 

La gente está sufriendo por la codicia de los grandes contaminadores y esto tiene que parar

Deberíamos llamar a los cortes de luz y gas por lo que son: crueldad innecesaria. Y el puñado de grandes proveedoras de energía u oligopolio energético son responsables de esto. Naturgy, Repsol Iberdrola, EDP, Endesa… se están beneficiando del comercio de combustibles fósiles al mismo tiempo que abastecen a millones de clientes de gas y energía a través de sus subsidiarias.

Dejar que la gente muera congelada no solo es cínico, es criminal. Y es aún más impactante en un momento en que estas mismas empresas siguen obteniendo ganancias récord. 

Ya es hora de que hagamos pagar a los que contaminan y protejamos a quienes sufren las consecuencias de este vil juego: el pueblo.

Francisco del Pozo Campos - autor del blog.
Francisco del Pozo Campos
Ingeniero Técnico Industrial especializado en mecánica, Graduado en Ingeniería Energética, Responsable de gas fósil en Greenpeace @fpozo28
28 posts

¡ Comparte !


Comentarios

1 comentario
hermafrodita 04/12/2022

La necesidad la ahonda la precariedad .

Responder

¡ Comparte !