Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 10-09-2019


Estas son las marcas de coches que más contaminan

Si los fabricantes de coches fueran un país, serían el tercer estado más contaminante del planeta, solo por detrás de China y Estados Unidos. En el informe Aceleradores del cambio climático: las marcas de coche más contaminantes” hemos calculado que los 86 millones de turismos fabricados en 2018 suponen una huella de carbono de 4,8 Gigatoneladas de CO2 equivalente, más que toda la Unión Europea junta. Unas cifras que, lejos de descender, nos alejan del objetivo de reducción de emisiones imprescindible para frenar la actual crisis climática.

Este informe, que lanzamos a las puertas de la Semana de la Movilidad, analiza las principales compañías y su impacto en el clima. Dentro de los doce fabricantes más “sucios”, el mayor emisor es el grupo Volkswagen (SEAT, Škoda y Audi) el cual, junto a Renault-Nissan, Toyota, General Motors y Hyundai-Kia, completan el ‘top 5’ de los más contaminantes de la industria del automóvil*.

La marcas de coches que más contaminan

La industria del automóvil no puede seguir mirando hacia otro lado. Los coches que salen hoy de las fábricas -la mayoría diésel y gasolina- emitirán el 9% de todo el CO2 equivalente del mundo a lo largo de su vida útil. Y las marcas son responsables de estas emisiones, pues su modelo de negocio sigue basado en vendernos más y más coches mientras siguen empeñados en alargar el motor de combustión interna.

La transición hacia vehículos cero emisiones es necesaria no solo para frenar el cambio climático, sino también para evitar las miles de muertes por la mala calidad del aire en las ciudades. Un ejercicio de irresponsabilidad que los gobiernos apenas intentan tocar. España ha fijado en 2040 la fecha final para dejar de vender diésel y gasolina. ¡Son más de 20 años! Pero el lobby del motor ya presiona para rebajar la medida, llegando incluso a eliminar la palabra “prohibición” para proteger sus intereses.

Las escasas mejoras debidas a la eficiencia y a los nuevos modelos híbridos se ven anuladas por el aumento de vehículos como los SUV, más contaminantes por su mayor peso y peor aerodinámica. En Europa, la cuota de mercado de SUV se ha cuadruplicado en la última década (del 8% en 2008 al 32% en 2018) mientras que el total de ventas de SUV en Estados Unidos casi alcanzó el 70% en 2018. La promoción de los SUV para entornos urbanos es un ataque al sentido común: en lugar de promover vehículos ligeros, compartidos y de bajas emisiones, la industria insiste en que cada uno de nosotros nos compremos un ‘todocamino’ más grande que el anterior, aunque no lo necesitemos.

Acción coches Alemania

Si los fabricantes intentan alargar el motor de combustión mientras el gobierno les deje, no solo estarán poniendo en peligro nuestra salud y nuestro clima. También estarán condenando a la obsolescencia un sector que aporta el 11% de nuestro PIB. Por este motivo es urgente que España, que exporta el 85% de los coches que fabrica, lidere la transición hacia tecnologías cero emisiones, antes de que el mercado europeo busque en otro lugar los vehículos limpios que necesitamos. 

Esta semana comienza el Salón del Automóvil de Frankfurt, que reúne a grandes fabricantes y políticos en la mayor exposición del mundo. En los próximos días, desde Greenpeace participaremos junto a otros colectivos en varias actividades, incluyendo una gran marcha donde 15.000 activistas llenarán el Salón de Frankfurt para exigir el fin de los coches contaminantes y que los fabricantes cumplan con los objetivos del Acuerdo de París. Con este objetivo, en Greenpeace también pedimos a los gobiernos europeos que limiten la venta de nuevos vehículos diésel y gasolina no más tarde de 2028.

Como ciudadanía, la decisión final sobre cómo nos movemos a diario es nuestra. Pero la inacción de la industria del automóvil está limitando nuestra capacidad para elegir un transporte limpio y menos dañino para la salud y para el clima.

*Para saber cuánto emiten todas las marcas analizadas lee el resumen ejecutivo del informe. 

 

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
8 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Jan
10/09/2019

Tenemos que comprender de una vez que el coche particular, con la tecnología de tracción que sea, tiene que desaparecer de nuestras ciudades para hacerlas más humanas. La clave está en la reducción de producción y ventas, y el reto es transitar a una sociedad que no dependa tanto de la industria automovilística.

Salva
10/09/2019

Me ha sorprendido ver a Toyota y Lexus por ser las mayores impulsores del motor híbrido. Contamina todavía pero entiendo que menos que los demás.

Francisco
10/09/2019

Y en este sentido ¿Cuáles son los menos contaminantes? ¿Habrá opciones viables?

santi mas
10/09/2019

Gracias por los datos. Siempre es bueno ke keden en evidencia.

Jan
12/09/2019

La ilustración muestra la contaminación de toda la flota que produce cada empresa, es decir refleja también el tamaño de la empresa. Mercedes Benz y BMW, que producen coches grandes y de lujo tienen una menor producción, pero por unidad contaminan más. Estos datos están en el informe, pero no en la ilustración del post.

Añadir comentario

¡ Comparte !