Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Nanqui Soto - 20-08-2019


Fuego fuera de control en Gran Canaria, otro aviso de la emergencia climática

Un dispositivo de extinción de incendios sin precedentes lucha en estos momentos contra el fuego en la isla de Gran Canaria, en el tercer incendio declarado en pocas semanas. Al tiempo que se extinguen las llamas, se enfrían los rescoldos y se evalúan los daños, esperamos también que las investigaciones que se están llevando a cabo sobre el origen de estos fuegos se traduzcan en la pronta identificación de las causas y, si cabe, la detención de los responsables y la aplicación de la legislación vigente. El código penal no es la solución contra los incendios forestales pero tiene un alto poder coercitivo. Si alguien ha provocado el fuego de manera intencionada, la sociedad tiene que dar una respuesta adecuada.

La causa de estos incendios, la llama que prende el monte, es solo uno de los elementos de esta tormenta de fuego que hemos vivido. Los expertos llevan décadas advirtiendo sobre el cambio en las características de los incendios forestales en España. Y los científicos del IPCC de Naciones Unidas vaticinaban escenarios como el que estamos viviendo este verano en España.

Una de las causas de este cambio lo conocemos muy bien: el cambio climático global, producido por el incremento de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera terrestre. Y también sabemos cuales son las principales actividades humanas responsables de estas emisiones.

El cambio climático es el responsable de la subida de las temperaturas, así como un aumento en la sequedad del suelo. Provoca que los periodos de escasez de agua sean más frecuentes, lo que ocasiona una mayor desecación de la vegetación y por tanto un aumento de su inflamabilidad.

Pero este cambio climático no provoca incendios, solo los hace más virulentos. Este cambio en las condiciones atmosféricas se produce en un medio rural también transformado: la situación estructural de los montes españoles, caracterizada por el aumento de la superficie forestal fruto del abandono del medio rural y de los aprovechamientos ganaderos y forestales, produciendo un aumento de la cubierta vegetal, frecuentemente masas forestales jóvenes, inestables, continuas y con poca o nula gestión.

Si al cóctel añadimos las negligencias, accidentes, intencionalidad, uso cultural del fuego en el medio rural y algún pirómano (de estos últimos pocos, la verdad) ya tenemos la tormenta perfecta. No olvidemos que el 95% de los incendios forestales son de origen humano.

Los grandes incendios forestales, aquellos que superan las 500 hectáreas, suponen un porcentaje muy alto dentro de la superficie total quemada anualmente. Este año 2019 llevamos 12, una cifra cercana a la media del último decenio. 16 hubo en 2017, 30 en 2012 y 30 también en 2009.

Pero el reciente incendio en Gran Canaria, comenzando en Valleseco, que se superpone a un incendio anterior, es ya el peor incendio forestal de los últimos años. Amenazando, además, a nuestro rico patrimonio natural, en un paraje lleno de especies endémicas y amenazadas. Y vital para el abastecimiento de agua potable de la isla.

Dentro de estos grandes incendios, desde hace dos décadas están ocupando un papel destacado los que tienen lugar durante fenómenos meteorológicos extremos. Bajo estas condiciones pueden derivar en lo que se denomina Incendios de Alta Intensidad, que se desarrollan en condiciones de alta temperatura, viento y baja humedad. Son extremadamente dañinos y peligrosos y se presentan inalcanzables para cualquier tipología de extinción. Es decir, su control es imposible si no cambian las condiciones meteorológicas reinantes. Este tipo de incendios también se está produciendo en zonas urbanizadas inmersas en áreas forestales, lo que supone un gran peligro para la población y sus bienes y se puede convertir en una situación de emergencia global de protección civil. Algo que estamos viendo estos días en Gran Canaria o Estepona.

Al mismo tiempo que debemos alabar la acción del conjunto de dispositivos que están frenando el fuego en diversas localidades, principalmente en la isla de Gran Canaria, es obligado apelar a los poderes públicos. Mientras es necesario destacar la profesionalidad de nuestros medios de extinción y de protección civil y la ingente labor de miles de voluntarios organizando el apoyo y la colaboración con el dispositivo, no podemos dejar de recordar que esto ya ha ocurrido y que volverá a ocurrir.

Por eso es urgente abordar la actual emergencia climática reduciendo drásticamente las emisiones de gases invernadero. Hay que cambiar el modelo energético hacia un sistema 100% renovable, transformar el sistema de transporte, mejorar la eficiencia energética o reducir nuestro consumo e ingesta de carne.

Y además de combatir el cambio climático, urge también adaptar nuestros ecosistemas a esta nueva realidad y tenerla en cuenta en la planificación forestal y la política de extinción.

Los poderes públicos deben asumir la árdua tarea de cumplir la legislación actual y llevar a cabo los planes preventivos en las Zonas de Alto Riesgo, como exige la vigente Ley de Montes. Y los municipios deben acometer la necesaria elaboración de planes de emergencia a la que están obligados por la Directriz Básica de Protección Civil. La misma norma que exige a los propietarios de las viviendas que viven en zonas de riesgo (la llamada por los técnicos “interfaz urbano forestal”) que cuenten con un plan de protección. En definitiva, preparar los ecosistemas, y en en especial el entorno humano, a la llegada del fuego, reduciendo la carga de combustible para evitar la propagación del fuego y un mayor daño.

El cambio climático lo cambia todo. Es una nueva realidad con la que vamos a tener que convivir. Por eso, la planificación forestal debe contemplar una gama de escenarios futuros, incluyendo los peores, y tendrán que contemplarse las dinámicas de la vegetación como consecuencia del fuego y los riesgos derivados de ello bajo escenarios de peligro creciente. Hará más calor, los incendios serán más virulentos y tendremos menos disponibilidad de agua potable. ¿De verdad no vamos a hacer nada?

Cuando en la década de los 80 del pasado siglo empezábamos a alertar sobre el problema del cambio climático, muchos responsables políticos, “expertos” y líderes de opinión nos acusaron de alarmistas. En los 90 los expertos en extinción hablaron de los “incendios del futuro”. Ahora toca convivir con esta nueva generación de incendios forestales, y evitar que un empeoramiento del cambio climático los convierta en algo todavía más perjudicial para nuestra calidad de vida.

Nanqui Soto - autor del blog.
Nanqui Soto
Licenciado en Biología por la Universidad Complutense de Madrid, Post-grado en Ordenación del Territorio por la Universidad Politécnica de Valencia y Diplomado en Educación Ambiental por la UNED. Responsable de las campañas de Bosques y Empresas y DDHH en Greenpeace España. Twitter: @NanquiSoto
42 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Alberto Durán Rafael
20/08/2019

Como socio de Greenpeace, me gustaría saber que tipo de acciones directas está llevando la organización respecto a los lamentables incendios que están asolando la isla.
Un cordial saludo y espero respuesta.

andrea haro torres
22/08/2019

Buen dia, concuerdo contigo totalmente. Como me puedo unir a su organizacion? Quiero ayudar a hacer un cambio en nuestro mundo.

Sofia Morales Inzunza
22/08/2019

hola, me gustaria ayudar a solucionar esta situación, abra alguna campaña de recaudación de fondos?

JUrdi Rodríguez
22/08/2019

Saludos ¿que información tiene de una noticia que ha estado apareciendo de un megaincendio en el Amazonas?

Yuliana
22/08/2019

Hola, quería saber si ya se esta ejecutando un plan de ayuda para el mega incendio que está sufriendo el Amazonas, miles de animales y plantas se están muriendo 😔

ANTXÓN SOTO
23/08/2019

¿Que medidas se toman para evitar éstas desgracias?.Sólo se acuerdan cuando pasan.El que vive ahí tiene que actuar por la cuenta que le trae.MOVILIZATE , lucha por tí, por los tuyos, por tu casa, por tu tierra.No seas ciego y sordo.

Jose Juan Felipe Molina
23/08/2019

Ojalá que la sociedad empiece a entender que el cambio climatico es la principal causa de que los incendios sean cada vez mayores y mas incontrolados. Asi no nos podrán manipular los sabelotodos de turno. En nuestras manos tenemos: 1.- El poder de dar nuestro voto politico solo a aquellas fuerzas que lleven en sus programas un compromiso claro con el respeto al medio ambiente, y 2.- Priorizar nuestras compras de productos agricolas y ganaderos a productos locales para evitar en lo posible el abandono del campo. Saludos.

Juan Martorell Briz
23/08/2019

La verdad es que es una lastima que la gente en general no se de cuenta de lo importante que es mantener correctamente los montes, Quizás en los colegios y escuelas no se ha explicado la importancia de este asunto. Ni los gobiernos de muchos países no se han apercibido de la importancia tan esencial que significa el mantener los bosques adecuadamente para poder vivir. Gracias por vuestro trabajo.

Juan Martorell Briz
23/08/2019

LO QUE HE DICHO EN EL COMENTARIO ANTERIOR ES LOO QUE SE PUEDE PUBLICAR. GRACIAS.

Nuria Velasco Aguilar
23/08/2019

Buenos días,
Como han comentado me gustaría incidir en que podríais hacer una campaña puntual de recogida de donaciones para esta emergencia copiando lo que tan bien hacen otras ONG como Cruz Roja, Unicef... Estoy segura de que mucha gente donaría pues es una manera de aportar un granito de arena. Soy de la opinión que hay que copiar lo que funciona.
Por supuesto no solo se trata de poner el botón de recaudar, sino de luego saber gestionar ese dinero para que cumpla el propósito de los donantes, ayudar en es concreta emergencia o proyecto.

Lucia
23/08/2019

Me gustaría saber si hay alguna campaña especifica para el incendio de Gran Canaria y como hacer una donación para ayudar a la Isla. ( Donación que llegue a esa campaña especificamente)

Hagua
23/08/2019

💓🌿🌼💞🌷Lovely thanks💓🌿💞🌷
Hola gente valiente....esperemos que no ganen los malos y dejen el planeta mal herido con todo lo que esta pasando,,,,como no pueden sacar fuera a los nativos amazonicos ahora prenden fuego a sus tierras, se ve que los diablos andan sueltos y ahora quieren cambiar el infierno de sititio y traerlo a la tierra, la indignacion es completa todos estamos furiosos por estas historias....la malda del ser humano es infinita en segun que corazones...invito a todos hacer meditacion y mandar buenas energias al mundo para que esto se acabe, todos nos sentimos mal de ver esto...desde aqui un grito por los habitantes del Amazonia que lo deben estar pasando super mal, os amo!
♡٩(🌸╹🌸)/ thanks for sharing ! 💞🌷🌹💓
💓🌿🌼Suscribe please thanks! 💓🌿🌼

https://www.youtube.com/channel/UCqlYdJOyShDJnLTZmZL-U9w

M. C. Diez
23/08/2019

💓🌿🌼💞🌷Lovely thanks💓🌿💞🌷
Hola gente valiente....esperemos que no ganen los malos y dejen el planeta mal herido con todo lo que esta pasando,,,,como no pueden sacar fuera a los nativos amazonicos ahora prenden fuego a sus tierras, se ve que los diablos andan sueltos y ahora quieren cambiar el infierno de sititio y traerlo a la tierra, la indignacion es completa todos estamos furiosos por estas historias....la malda del ser humano es infinita en segun que corazones...invito a todos hacer meditacion y mandar buenas energias al mundo para que esto se acabe, todos nos sentimos mal de ver esto...desde aqui un grito por los habitantes del Amazonia que lo deben estar pasando super mal, os amo!
♡٩(🌸╹🌸)/ thanks for sharing ! 💞🌷🌹💓
💓🌿🌼Suscribe please thanks! 💓🌿🌼

Vicente Muñoz Jiménez
23/08/2019

Deben realizarse campañas de prevención de incendios, limpiando los bosques durante todas las estaciones y muy específica durante el verano. También campañas de concienciación a la ciudadanía.
Y por supuesto, leyes más duras para los que incumplen y pirómanos. El que quema, debe pagar con trabajos de limpieza y privación de libertad con trabajos de aprendizaje sobre las bondades y beneficios de la naturaleza.

ANTXÓN SOTO
23/08/2019

Hay que prevenir, cuidar el entorno, limpiar el monte, educar a los habitantes de lo que si pueden o no hacer, y sobretodo mentalizarse de que tierra solo hay una, la nuestra, no hay un Planeta B.O apoquinamos todos o adiós.

jose
24/08/2019

El ser humano, ha perdido el rumbo.

Añadir comentario

¡ Comparte !