Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Greenpeace España - 20-05-2018


Gracias a ti, Mariano

Anoche nos enteramos de la noticia y pensábamos que no podía ser, qué cómo podía haber pasado. Tú que tanto amabas la montaña, ¿Cómo se había atrevido a llevarte?

Mariano, contigo hemos aprendido tantas cosas, aprendimos que movilidad no es sólo hablar de coches es hablar de personas, de espacios en la ciudad limpios y sin contaminación, nos has contado hasta la saciedad que siempre que hablábamos de medidas pusiéramos a las personas por delante, que andar e ir en bici y a pie era mucho más sostenible que ir en autobús y que siempre tenía que primar esa medida. Tú, siempre pensando en los demás y buscando una ciudad mejor.

Mariano, contigo también hemos aprendido de economía social, hemos comprobado cómo es posible avanzar con otras formas de producir y consumir. No sólo lo decías, siempre lo hacías. Eras incansable e inasequible al desaliento.

Nos contaban de ti que te empeñaste en conseguir que hubiera en Madrid un restaurante donde todos los productos fueran ecológicos y de proximidad. Todo el mundo te decía que era imposible, pero a base de decir que era posible, lo conseguiste. ¡Qué fenómeno!

Y no nos ha dado tiempo a decirte que el trabajo de la A5 es magnífico. Te empeñaste en ir a ver este barrio, en enseñarnos los problemas que sufren en este vecindario, y lo conseguiste. Tenemos gracias a ti unos testimonios magníficos, pero no estarás para verlo. Y eso duele.

Nos dejas un vacío de ideas locas, de bicifestaciones y de tenacidad y convencimiento de que otra movilidad es posible. Espero que estemos a la altura de conseguir por lo que tú luchabas, y espero que puedas verlo desde algún lugar.

Hace unos días, por tu 38 cumpleaños, que coincidía con el aniversario 15M escribías “…Por eso quiero dedicar mi cumpleaños a todas las personas (las que conozco y a las que no) que intentamos -en una economía fundamentada en el robo estructural y sistémico- romper con la lógica de la competitividad, de la explotación, del individualismo, el egoísmo y de la miseria, el hambre, los refugiados, las guerras y los desastres ambientales que nuestra forma de consumir y producir, es decir: el sistema económico del que formamos parte, crea por todo el planeta. Personas que creemos en la economía, pero no en ésta.”. Tu paso ha sido demasiado breve por este mundo pero tu legado, tu huella y tu sonrisa son imborrables. Gracias.

Gracias Mariano, por tu energía y tus ganas de transformar este modelo insostenible, por tu convencimiento de que otro modelo de ciudad es posible y luchar por conseguirlo en tú día a día..

Nos dejas un vacío enorme, pero recogemos tu legado y nos quedamos con la responsabilidad de seguir avanzando en la misma senda. Hasta siempre, compañero.

¡ Comparte !


¡ Comparte !