Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Elia Gonzalez - 06-04-2020


Iniciativas para comprar de forma solidaria ante la crisis del COVID-19

Hace unos días os hablábamos de reforzar la comunidad en tiempos de crisis. Y ahora nos gustaría seguir profundizando en un ejemplo más concreto para llevar esto a cabo. 

Es indiscutible que tanto la salud como frenar la curva de contagios del COVID-19 es una cuestión prioritaria en este momento, pero no se puede obviar que esta situación está teniendo graves consecuencias económicas en muchos sectores. Uno de ellas es la producción agroalimentaria sostenible, que está perdiendo en esta crisis sanitaria buena parte de su mercado debido al cierre de sus canales habituales de comercialización. Las personas productoras llevan días denunciando cómo se está favoreciendo una vez más a la gran distribución alimentaria en detrimento de la producción ecológica, sostenible y de proximidad.

Agricultura de proximidad

Esta situación está afectando profundamente a sus modos de vida, además de estar incrementando el desperdicio alimentario por la imposibilidad de dar salida a sus productos, y, lo que es más grave, que no lleguen a la ciudadanía alimentos básicos, frescos y más sanos frente a los procesados. Por tanto, es momento de estrechar lazos entre esas personas productoras que trabajan en armonía con el planeta y aquellas personas que necesitan abastecimiento.

En este contexto, el Mercado Social de Madrid (MES) está promoviendo a nivel estatal y en el marco de la iniciativa Frena la Curva, un mapa para consumir responsable durante la cuarentena. El objetivo es que la población pueda satisfacer sus necesidades básicas a través de las pequeñas empresas o grupos de consumo, y hacerlo a través de los desplazamientos más cortos posibles. Además, es un mapa abierto en el que cualquiera puede incluir nuevos puntos.

Desde Greenpeace te animamos a que, por un lado, incluyas en el mapa de Frena la Curva aquellos pequeños comercios o productores que sepas que están ofreciendo estas posibilidades de distribución en tu barrio o pueblo. Y, por otro, te animamos a juntarte con vecinos, amigas y familiares de tu zona, identificar un grupo de consumo, productores locales o pequeños comercios que estén operando o abiertos durante esta crisis y poneros en contacto para realizar las compras en torno a ellos. En definitiva, te invitamos a promover “grupos de compra solidaria”.

Mercado

La idea es basar nuestras compras en una relación de solidaridad, reforzando al tiempo nuestra comunidad y apoyando a los pequeños y medianos productores y a las tiendas de barrio a dar salida a sus productos. Además estos grupos te permitirían tener acceso a productos frescos sin esperar colas o exponerse tanto al contagio como en un supermercado, ya que los puntos de recolección respetan las medidas de seguridad acordadas para hacer frente a la emergencia sanitaria en la que estamos inmersos actualmente. Por otro lado, muchas de estas redes también se están organizando para llevar a cabo las entregas en casas particulares, para satisfacer las necesidades de aquellas personas que tienen mayores dificultades para salir de su hogar en este momento.

La distribución organizada en pequeña escala puede ser una alternativa válida no solo para este contexto de crisis, sino con miras a un futuro, ya que muchas de ellas te permiten hacer pedidos online a pequeños productores locales y recogerlos en los puntos de recolección de tu área cercana.

Reforzar la comunidad y apostar por los productos locales, frescos, ecológicos y de temporada que ofrecen muchas de estas iniciativas ayuda a crear comunidades más fuertes.

Elia Gonzalez - autor del blog.
Elia Gonzalez
Licenciada en Pedagogía Social por la Universidad Complutense de Madrid. Coordinadora de Movilización en Greenpeace España. Twitter: @eliaypunto
8 posts

¡ Comparte !


Comentarios

0 comentarios

¡ Comparte !