Entrada de blog por Manoel Santos - 23-07-2021


Llegó la hora de que Ence nos devuelva el paraíso

El pasado 15 de julio la Audiencia Nacional dictaba sentencia a favor de Greenpeace y abría la puerta para que la planta de celulosa de Ence salga por fin de la ría de Pontevedra. Una fabulosa noticia para el medio ambiente y para todas aquellas personas que concordamos en que los intereses políticos y económicos nunca deben pasar por encima del bien común y, menos aún, sobre esos reductos de biodiversidad de los que depende el futuro del planeta. 

La sentencia, contundente y coherente, da la razón a Greenpeace –y otra similar al Concello de Pontevedra– y anula a todos los efectos la indignante prórroga de 60 años, nada más y nada menos que hasta 2073, que el gobierno ¡en funciones! de Mariano Rajoy concedió en 2016 a Ence para permanecer en la costa de Lourizán. El texto concluye que la actividad de la pastera es incompatible con su presencia en el dominio público marítimo-terrestre, pues por su naturaleza puede desarrollarse en otro lugar. De hecho, así ocurre con el resto de pasteras del Estado. 

15/04/2008. Lourizan, Pontevedra, Galicia, España. Imagen aérea del complejo químico donde se asientan Ence y Elnosa en Pontevedra. ©Greenpeace/ Pedro Armestre.

Una historia de amiguismo y puertas giratorias

Nos acercamos así un poco más, pues Ence aún puede recurrir al Tribunal Supremo, al final de un vergonzoso capítulo de nuestra historia. El que habla de cómo una negligente e interesada gestión pública despreció nuestros recursos naturales y nuestra biodiversidad, reprimió las protestas de miles de personas y acabó sepultando y contaminando una de las marismas más maravillosas de nuestro litoral hace 60 años.

Conviene recordar que la celulosa debía abandonar la ría en 2018, cuando venció la concesión otorgada por el desarrollismo franquista en 1958 a la entonces Empresa Nacional de Celulosas, fecha que sin duda tuvo mucho peso en el precio que Ence pago a la SEPI para culminar el proceso de privatización de la pastera en 2001. Sin embargo, Ence nunca estuvo dispuesta a respetar la ley y reubicar su actividad a partir de 2018. Logró operar en el lado oscuro del sistema incluso haciendo cambiar de criterio al Partido Popular de Núñez Feijoó, que en 2009 y 2012 llevaba el traslado de la celulosa en sus programas electorales. Y después trató de beneficiarse de esa desorbitada prórroga que se apoyaba en la indecente reforma de la ley de Costas a la carta impulsada en 2013 por el entonces Ministro de Medio Ambiente Arias Cañete. En Greenpeace publicamos aquel año una investigación sobre los intereses privados que había detrás de la reforma bajo el título Amnistía a la destrucción. Con Arias Cañete, quien tenía un amigo tenía un tesoro. 

Labores de marisqueo frente a la planta de Ence en una imagen de archivo.

Ence da la espalda al empleo

En todo este tiempo Ence se ha preocupado más por mantener su millonario negocio que por los empleos –menos de los que generaría una ría restaurada y bien conservada– o por el medio ambiente, por mucho que se autodenomine con el eufemismo biofábrica. De lo contrario tendría ya bajo el brazo el proyecto de una nueva fábrica en una nueva ubicación. Pero decidió apostarlo todo a una carta, emprendiendo una estrategia basada en comprar voluntades, forzar el cambio de leyes como la de Costas y la de Cambio Climático, cerrar los ojos cuando cargos electos y activistas eran acosados o jugar a las puertas giratorias con ex-cargos públicos, entre ellos una ex-ministra y un ex-conselleiro de medio ambiente.

09/02/2011. Berrocal, Huelva, Andalucia, España. Ence renueva plantaciones de eucaliptos. Trabajos de la Empresa Nacional de Celulosas (Ence) en la zona de Berrocal, provincia de Huelva. ©Greenpeace/Pedro Armestre

Ence, una de las culpables de la ‘eucaliptización’ de España

Y mientras condicionaba la nefasta política forestal gallega, excesivamente permisiva con una eucaliptización que ha puesto en franco peligro la integridad ecológica de todo el país. Y contaminaba. Porque la producción de celulosa no es inocua para el medio ambiente. Ence contamina y ha contaminado aún mucho más, en aquellos años en los que activistas de Greenpeace bloqueaban los vertidos que envenenaban Galicia.

Bloqueo de las entradas principales a la planta de Ence

23/06/1993. Pontevedra, Galicia, España. Protesta contra la papelera Ence por sus vertidos contaminantes al mar.

Mariscadoras contra el franquismo

En 2016, cuando M. Rajoy decidió darle a Ence la prórroga, el cineasta gallego Lukas Santiago, con la ayuda de la casi heróica Asociación pola Defensa da Ría (APDR), retomó un proyecto al que llamó “Paraíso Roubado”. El documental, con voz en off de Manuel Rivas, es un maravilloso ejercicio de memoria histórica que relata cómo era Lourizán antes de la llegada de la celulosa. Residencia estival del ministro y presidente Eugenio Montero Ríos, fue el centro veraniego de la política española y gallega a principios del siglo XX, un paraíso donde el turismo de élite se mezclaba con jóvenes que llegaban en el desaparecido tranvía desde Marín y Pontevedra para disfrutar de su Casa de Baños y sobre todo de su inmenso arenal. En él miles de mariscadoras, esas mujeres que llevan dentro el alma de la costa gallega y que se enfrentaron a la represión franquista para defender su playa, recolectaban almejas, berberechos y otros frutos del mar en uno de los mejores bancos marisqueros que existió en la península. En palabras del director: “la instalación de la celulosa supuso una condena para la parroquia de Lourizán, que ahora (con la prórroga) pretenden convertir en cadena perpetua”. 

En Greenpeace confiamos que este gran paso se acabe confirmando en sentencia firme y en Lourizán se emprendan las medidas para “asegurar su integridad y debida conservación, adoptando, en su caso, las medidas de protección y restauración necesarias”, que es lo que dice literalmente la ley de Costas. Porque para eso se ha creado, para respetarla, para cumplirla, para proteger el medio ambiente y, en el caso que nos ocupa, para que por fin nos devuelvan el paraíso robado.

23/06/1993. Pontevedra, Galicia, España. Activistas bloquean una cinta transportadora en la papelera de ENCE en Pontevedra. ©Greenpeace/Daniel Beltrá Activists blocking a wood conveyor belt at the pulp and paper factory ENCE in Spain. Other activists blocked the two main entrances to the plant with banners.

Manoel Santos - autor del blog.
Manoel Santos
Zoólogo y máster en Gestión y Conservación de la naturaleza. Coordinador de Movilización de Greenpeace en Galicia.
3 posts

¡ Comparte !


Comentarios

45 comentarios
Lucía 24/07/2021

Cuando hacéis éste tipo de protestas ¿os habéis parado a pensar antes que pasará con el futuro de sus trabajadores y respectivas familias? o ¿es esta una cuestión que no os afecta ni os importa?
En la costa hay mucho territorio, la duda también es que os hizo fijaros en Ence y no en otra empresa para protestar.

Responder
Maite 25/07/2021

Nos lo preguntamos igual q hace 60 años se preocuparon por la gente q vivía del marisqueo en la zona,alguien se lo pregunto entonces?

Carlos 25/07/2021

Los beneficios de la fábrica son 1000 veces superiores a eso del marisqueo que dices, Maite .

Greenpeace España 27/07/2021

Hola. Gracias por tus preguntas. A Greenpeace sí le importan, y mucho, los empleos. Creemos que la conservación de la naturaleza es la mejor garantía para tener empleos sostenibles y de calidad. Ence y las administraciones han tenido muchos años para preocuparse de los empleos y planificar la reubicación de una actividad, que sabían sería ilegal en 2018 desde que se privatizó la empresa, como acaba de decir la Audiencia Nacional. No nos hemos fijado sólo en Ence, sino en todas las actividades que ponen en peligro nuestra costa y la resiliencia de nuestra sociedad frente a las amenazas del cambio climático.

Fernando 24/07/2021

Estos ecologistas de secano acostumbrados a vivir de la mamandurria y de los cuentos , no les importa que Galicia se esté quedando como un secarral laboral, total ellos tienen los garbanzos asegurados con las subvenciones.. me alegro que ENCE se vaya y os deje en evidencia ante la falta de alternativas , vosotros charlar mucho , solucionar poco .

Responder
Xam 25/07/2021

Secarral es el monocultivo de eucaliptos que invaden Galicia

Fernando 26/07/2021

Xam , el típico argumento de mierda de los que en cuanto tienen cientos de hectáreas plantan eucaliptos como si mañana se acabara el mundo.

Greenpeace España 27/07/2021

Hola. Gracias por tus comentarios. Greenpeace es una organización política y económicamente independiente que sólo se financia con las cuotas de sus socios y socias. No recibimos ningún tipo de subvención. Nos hemos limitado a pedir que se cumpla la ley.

María Josefa Villar Iglesias 24/07/2021

Me sorprende tu ignorancia si tú ves fotos antiguas de Lourizan ahí no había ninguna playa. Los comentarios de las mariscadoras era que el mejor marisco se recogía frente a Ence. Me puedes explicar cómo si ENCE contamina tanto como siempre las playas de Lourizan son BANDERA AZUL. Me sorprende vuestro doble rasero miles de lazos amarillos PLASTICO en una playa no es contaminación. ENCE Pontevedra fábrica pasta ecológica sino mantiene unos niveles ecológicos no la pueden vender. A nadie interesa más que a sus trabajadores que eso sea así. Contaminación NO pero TRABAJO QUE NO SEA PRECARIO SI. Menos industrias en Galicia nos lleva a más trabajo precario.

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

Estimada María Josefa, la instalación de la celulosa en Lourizán supuso el relleno de más de 600 mil metros cuadrados de playas y marismas a pesar de la oposición de miles de personas. Durante estos años el complejo Ence-Elnosa ha contaminado mucho y los efectos de muchas sustancias aún persisten, como es el caso del mercurio. Desde 1988, mucho antes de la privatización de la factoría, se sabe que debería, por ley, abandonar el lugar en 2018. En nuestra web puedes comprobar las muchas campañas que hemos emprendido contra el plástico y la contaminación de los océanos.

Juan 24/07/2021

Yo pensaba que los ecologistas, eran unos señores que, mediante su movimiento social, luchaban por conservar el medio ambiente exigiendo, cuando es necesario "cero contaminación" a las empresas (cosa que cualquier biólogo debería saber que ES POSIBLE). Nunca supe que les afectase el ser o no ser de ninguna empresa. Evidentemente, me decepciona profundamente comprobar que una organización como esta, pueda tener intereses espúrios que, por supuesto, desconozco.

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

Hola Juan. Nos hemos limitado a recurrir a la Audiencia Nacional una prórroga que creíamos que era ilegal. Así lo ha dictaminado la Audiencia Nacional. La ley de Costas se creó para cumplirse, como todas, y nadie debe saltársela, porque ayuda a conservar nuestra naturaleza y prevenir los peores efectos del cambio climático. Ence es una empresa muy poderosa que, si quiere, seguro que puede ejercer su actividad en otro lugar.

Angeles 24/07/2021

Hace unos años, hasta conseguir trasladar TAFISA no pararon ( después la fábrica cerró). Hoy construyeron viviendas en dicha ubicación. Es lo mismo que pretenden hacer en los terrenos en donde está ENCE?. La situación es la misma. Los mismos metros separan a ambas ubicaciones de la costa. Por qué en unos terrenos se permite edificar viviendas y en otros terrenos no se permite continuar a una fábrica que genera en sueldos directos a Pontevedra cada mes , más de 1.200.000 €. Esto sin contar lo que genera indirectamente con las empresas auxiliares, transportistas, forestales......

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

Hola Ángeles. En Greenpeace esperamos que se cumpla la Ley de Costas y se restaure y conserve el lugar, recuperándolo para nuestro patrimonio natural y para el dominio público. No sería aceptable bajo ningún concepto la urbanización de la zona, a la que nos opondríamos radicalmente con todos los medios legales a nuestro alcance. Desconocemos cual fue la gestión empresarial de Tafisa y los condicionantes de su cierre, que se produjo aproximadamente una década después de su traslado.

Benito 24/07/2021

Ence quemó el año pasado1000 tm de aceite usado ,soltando en la atmósfera grandes cantidades de dioxinas cancerígenas .
Ence fuera de Pontevedra Ya

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

😢

Miguel Pérez Olmedo 24/07/2021

Que abonen daños y perjuicios, hasta la última expresión.
Los cánceres, enfermedades víricas, el monocultivo del eucaliptos los incendios inducidos, su gasto público, la perdida de suelo cultivable, el vecindario errante, propiedades sin valor, la Ría contaminada, manejos políticos y compinches con cátedra, trapicheos bancarios, el dedo para todo, rezando la canción Pontevedra da de cheirar a quien pasa...

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

😢

Maria 25/07/2021

Es una vergüenza lo del alcalde de Pontevedra , estan reventando Galicia hasta que no quede nada , el y los estómagos agradecidos de los ecologistas de palo , esos tíos que no hacen nada de nada que sea útil a la sociedad , solo pelear con todo el mundo para justificar su nomina y las subvenciones de las que viven con los pardillos que les dan pasta ... debería darles vergüenza que estén luchando para convertir Galcia en un eterno " los lunes al sol " ...

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

😢

Pilar 25/07/2021

¿Que significa que Soros compre un 1% de ENCE Justo ahora?

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

Hola Pilar. No está entre nuestras actividades estudiar al detalle el movimiento de ese tipo de fondos de inversión, que al parecer se dedican a la especulación en muchos ámbitos del mercado. Esperamos que Ence cumpla la sentencia de la Audiencia Nacional y que proteja a sus trabajadores y trabajadoras, pues es una empresa lo suficientemente poderosa y solvente.

Patricia Figueroa Rodríguez 25/07/2021

Me sorprende ver la cantidad de comentarios negativos ante un artículo así.
En plena crisis climática y siendo una gran noticia que tendremos un medio más sano para todas las personas. Yo estoy harta de los olores y las consecuencias en la salud de todos y por supuesto, de la ría.
Ser verdugo también es un empleo que existió con Franco, hay miles de personas lucrándose con mujeres prostituidas contra su voluntad en nuestro país y muchas otras formas de hacer dinero miserables.
En todo caso, el odio también es un vertido tóxico.

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

👏

Carlos 25/07/2021

Los cuentistas que viven a costa del ecologismo , gente con escasa formación pero si con gran ambición ( por la pasta ), deberían juntar a los miles de desempleados que saldrán a la calle tras el cierre de ENCE y explicarles su " brillante "idea y su " habil " gestión cerrando la poca industria de Galicia,,, bravo !!!!!

Responder
Thomas 06/08/2021

Manteniendo las industrias del milenio pasado es precisamente el problema de Galicia. En vez de promocionar nuevas tecnologíasSi alguien vive a costa de las futuras generaciones para que algunas caras duras no tendrán que cumplir ley pero si crean empleo: ¿Es bueno¿ Think twice.

Juan Carlos Otazu Pipaòn 25/07/2021

Supervivientas-es ha habido , ahí , y ya se vera si habrá , lo cierto es que en nuestra especie humana habremos de todo , en mí caso estoy por ser parte de la Naturaleza , no negare que cada vez lo tengo más difícil , empresas como ENCE lo dificultan , más aún , no decaigo en seguir formando parte de una misma CASA COMÚN , donde cada cual podamos aportar ò no , sin la " necesidad " de seguir enfermando a la Madre Tierra , NO DEBEMOS OLVIDAR QUE SIN NATURALEZA NO HAY TRABAJO , Y SI LA SEGUIMOS ENFERMANDO ESTE IRA DISMINUYENDO , supervivientes el listón se esta poniendo cada vez más alto .

Responder
Greenpeace España 27/07/2021

👏

Laura 29/07/2021

Hola yo soy de Marín trabajé en ENCE hace casi 20 años y la fábrica ya era muy deficiente y ruinosa entonces, trabajé en una de las paradas anuales que hacen para maquillarle la cara.
También trabajé recientemente en El Monte de motoserrista cortando eucaliptos y os aseguro que es el trabajo más duro y peor pagado que tuve nunca. Me encantaría saber cuantos de los que defienden ENCE prefieren trabajar de motoserrista con nuestras condiciones climáticas y logísticas incluidas a trabajar con una cesta recogiendo setas o plantas culinarias, medicinales... por ejemplo. Estudié en la escuela de capacitación forestal de Lourizan, justo encima de celulosas, conozco muchísimas formas de crear trabajo digno en un espacio digno, os aseguro que los eucaliptales son todavía más horribles cuando estás dentro, en contraste con la belleza y sensación de plenitud que provoca cualquier bosque. El patrimonio histórico y natural de Galicia esta siendo vendido al peor postor

Responder
Greenpeace España 29/07/2021

😔

Pablo Oscar Gonzalez Prieto 30/07/2021

Yo soy de Marin y he vivido la época de mayor contaminación, los escapes de cloro de Elnosa, etc...,la fábrica ha ido cambiando poco a poco y tengo sentimientos divididos porque si es cierto que ha dado forma de vida y desarrollo a muchos vecinos de la zona.El puerto de Marin se ha desarrollado en paralelo a Ence, por cierto también se nos quitó la única playa de Marin y también incumple la Ley de Costas.Además de también contaminar.
Una cosa ha tenido Ence y es que sus trabajadores se han dejado la piel y muchos la vida y la defienden a ultranza.
Está claro que contaminó mucho en una época en que era lo habitual de muchas empresas.Hemos ganado en mucho, y es una buena noticia pero no me gusta que se destruya empleo.
Lo que me llama la atención es que el Sr.Lores, haya tenido que recurrir a la absurda Ley de Costas que cualquiera que coja el coche puede ver que se incumple sistemáticamente y no haya recurrido a datos que él como médico puede tener sobre la incidencia de enfermedades graves en ex trabajadores de la empresa y entorno.
Saludos verdes
Espero que tampoco se transforme en un arenal turístico en exceso con sus hoteles y chiringuitos....

Responder
Greenpeace España 30/07/2021

¡Saludos Pablo!

Moncho 04/08/2021

Curiosamente o 19 maio 2004 arderon 500000 historias clínicas do Sergas de Pontevedra nun incendio fortuito.
Cousas da vida.

María Josefa Peñalver Rodríguez 04/08/2021

Sería posible una solución intermedia??? Dejar ENCE donde está, obligando a tomar medidas drásticas para NO contaminar, depuradoras, hay que sentarse con los vecinos, la empresa, trabajadores, biólogos, etc y buscar una solución para conservar los puestos de trabajo, y a la vez mejorar el entorno. Greenpeace debería ser mediador y aportar soluciones medioambientales.

Responder
Pablo Oscar Gonzalez Prieto 04/08/2021

Estoy de acuerdo en exigir normas anticontaminantes muy exigentes.Ya veo lo que va a pasar en el entorno ante un posible desmantelamiento..., no hay más que ver las industrias que abandonan su actividad ( mina de Río Tinto, todos los pozos mineros de la cuenca asturleonesa..
Tampoco nadie se acuerda de la estación fitopatologica de Lourizan y la escuela de capacitación forestal que han crecido en paralelo a Ence.
Esperemos que sea todo para bien del entorno
Saludos verdes

ENRIQUE 05/08/2021

No salgo de mi asombro con algunos de los comentarios que leo, "ecologistas de secano", "estómagos agradecidos de los ecologistas de palo"...
Ponen de manifiesto este tipo de comentarios la grandísima ignorancia o quizás los intereses ocultos de quien los hace.
Desde luego que es importante la situación económica de una ciudad, una comarca, un país, pero creo que nunca debe serlo a costa del bien común.
Y decir que los voluntarios de GreenPeace son personas que a menudo se juegan su integridad física y su libertad a cambio de defender lo que es de todos, la naturaleza y el bienestar común.

Responder
Greenpeace España 05/08/2021

¡Gracias Enrique!

JAVIER AGUILAR DOMENJO 09/08/2021

Escuchando a los seudo ecologistas que defienden el trabajo que da ENCE entiendo como las petroleras , refinerias, centrales de Carbon etc llevan tantas décadas envenenando la tierra sin que nadie consiga pararlas, atmbien dan trabajo a unos pocos , pero envenenando sin remisión al resto del planeta. Me alegra que Greenpeace apoye que se vaya ENCE de una vez y se luche por la ecología y biodiversidad de la zona , además creo que son unos nefastos ecologistas (probablemente pagados por la empresa ENCE o viven de ella) los que la defienden y no deberían pertenecer a greenpeace por ir en contra de los principios de esta. ENCE envenena sus aguas y a sus gentes como lo hacen las petroleras y refinerias de todo el mundo, parece mentira que tengamos que explicar esto a unos supuesto ecologistas

Responder
Greenpeace España 18/08/2021

Ya es hora de que nos devuelvan el paraíso de la ría de Pontevedra.

Jesús Mª abascal 18/08/2021

Un gran éxito por el momento, que da esperanzas de conseguir al final la salida de la papelera de su ubicación actual. Sin duda se crearan mas puestos de trabajo y mas riqueza general con una zona exenta de contaminación terrestre-marítima y medio ambiental, que con la situación actual. Enhorabuena !!!!

Responder
Greenpeace España 18/08/2021

¡Gracias Jesús!😊

EMMA 19/08/2021

QUE POCO VALORAN LOS POLÍTICOS EL PLANETA SIEMPRE ANTEPONEN SUS INTERESES ECONÓMICOS Y DE PODER ANTES QUE SU FUTURO. GRACIAS POR DEFENDER EL PLANETA QUE NUESTROS HIJOS SE MERECEN Y NO EL QUE UNOS POCOS DESPIADADOS EGOISTAS QUIEREN IMPONERNOS.

Responder
Greenpeace España 20/08/2021

Gracias Emma; esta lucha es la de todos y todas

Diego 01/09/2021

Gracias Greenpeace por poner freno al atropello que íbamos a sufrir en la Ría. Como vecino afectado durante todos estos años solo puedo decir a los políticos y empresarios ¿ cuánto dinero hemos perdido con la invasión del eucalipto y su relación inequívoca con los incendios que hemos tenido? ¿ cuanto dinero nos ha costado durante todos estos años los retenes de contraindencios, hidroaviones, etc ? ¿ y el suelo ? ¿ sabe alguien comparar como es la tierra en un bosque de eucaliptos con un minibosque con 40 robles ( si es que quedan ) ? Yo puedo decirlo y no hay precio. No se puede hipotecar el medio ambiente por un puñado de trabajos. Lo que hay que hacer es PENSAR BIEN LAS COSAS. Lo que no tiene perdón es que que para forrar mi ático se use madera procedente del norte de Europa, teniendo la madera que tenemos aquí en Galicia. No lo entiendo. Algo debemos estar haciendo mal. Semejante volumen forestal solo para el beneficio de una empresa y unos cuantos empleados. Lo dicho, hay que pensar a largo plazo y en un futuro sostenible. :)

Responder
Greenpeace España 01/09/2021

¡Gracias Diego!

¡ Comparte !