Entrada de blog por Javi Raboso - 27-06-2022


La OTAN y la crisis climática: entre el greenwashing y la militarización

Esta semana tendrá lugar en Madrid la Cumbre de la OTAN, una cita que convocará delegaciones de más de 40 países y organismos internacionales, y que marcará la orientación de la agenda de seguridad de la Alianza Atlántica y de sus miembros durante, al menos, toda la década presente. En el nuevo Concepto Estratégico que saldrá aprobado tras las negociaciones de estos días, con toda probabilidad tendrá una presencia muy relevante la situación de emergencia climática en la que nos encontramos. De hecho, así lo recomendó hace apenas unas semanas la propia Asamblea Parlamentaria de la OTAN, impulsando la integración de este asunto en la nueva hoja de ruta, e instando a los Estados miembros a dar ejemplo “siempre que sea posible”, mediante la reducción de su propia huella de carbono y adoptando “tecnologías verdes”.

Resulta indiscutible que el cambio climático impacta de forma directa en los modos de vida y la seguridad de millones de personas, incrementando situaciones de riesgo y tensiones en muchas regiones del planeta. Ya en 2007, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas señalaba con preocupación las consecuencias del cambio climático sobre lo que se entendía como “cuestiones cardinales de seguridad”, en relación a inundaciones, enfermedades, hambrunas y desplazamientos de población; o a que las sequías y la pérdida de cosechas podrían conllevar una competición más intensa por los alimentos, el agua y la energía. El propio Secretario General de la ONU, António Guterres, lo explicaba así ante el Consejo de Seguridad, en una reunión convocada en 2021 para tratar este asunto: “Cuando el cambio climático seca los ríos, reduce las cosechas, destruye la infraestructura crítica y desplaza a las comunidades, exacerba los riesgos de inestabilidad y conflicto”.

El lavado verde de los ejércitos

La OTAN ha mostrado un interés creciente sobre este fenómeno a lo largo de la última década. En su Concepto Estratégico de 2010 ya encontramos algunas referencias al cambio climático y en 2014 se aprueba en la Cumbre de Gales el Marco de Defensa Verde, por el que se compromete a mejorar la eficiencia energética de sus ejércitos y a minimizar su huella ambiental. En 2021 adopta el Plan de Acción sobre Cambio Climático y Seguridad, que entre otras medidas establece el objetivo de “alcanzar las emisiones netas cero para 2050”, iniciando el camino a lo que el propio plan denomina como la “ecologización de los ejércitos”.

La contribución de los ejércitos a la crisis climática es tan significativa como lo es su falta de transparencia y rendición de cuentas. El problema no es menor, si consideramos, por ejemplo, que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos es el mayor consumidor institucional de combustibles fósiles del mundo (consume más que países enteros como Bélgica), que el conjunto de emisiones de los ejércitos de los países de la UE podría equivaler a las de 14 millones de vehículos o que solo las del ejército español son tan elevadas como la suma de todos los coches que circulan por Madrid.

Sin embargo, los planes de reducción de emisiones anunciados por la OTAN denotan un marcado carácter de greenwashing o lavado verde de la imagen de sus ejércitos, dada su escasa ambición -propone metas tan lejanas como 2050-, la omisión de medidas concretas para llevar a cabo esa reducción de su huella, e incluso su adopción voluntaria, siempre supeditada a la eficacia de las misiones. Además, resulta difícil entender cómo pueden convivir objetivos de reducción de emisiones con la exigencia del aumento del gasto militar hasta el 2% del PIB para todos sus miembros o con la carrera armamentística desatada a partir de la guerra en Ucrania.

 

Seguridad, ¿para quién?

Más allá de las de las tibias iniciativas de descarbonización, el enfoque con el que la OTAN aborda el cambio climático en su Plan de Acción resulta eminentemente securitario, eludiendo cualquier aproximación relacionada con la justicia climática. En ninguno de sus documentos estratégicos se hace alusión alguna a la evidente responsabilidad histórica de los países de la Alianza sobre la crisis climática. Sin embargo, promueve una visión que considera a las víctimas de esta como amenazas a la estabilidad global, una aproximación que justifica el aumento de la militarización y el control social. Las consecuencias de esta tendencia las hemos podido ver recientemente en Nador, en un desesperanzador reflejo de la necropolítica de control migratorio en la frontera sur de la UE.

La propia existencia de la OTAN contribuye a sostener el modelo dominación colonial, de explotación del planeta y de desposesión de las mayorías que se encuentra en la base de la crisis climática y medioambiental en la que nos encontramos. En lugar de fortalecer su rol, deberíamos encarar el futuro diseñando una hoja de ruta de seguridad compartida por toda la comunidad internacional que priorice la paz con la naturaleza, la solidaridad entre los pueblos y la justicia climática.

Javi Raboso - autor del blog.
Javi Raboso
Sociólogo por la Universidad Complutense de Madrid y activista de derechos humanos. Responsable de la campaña de Democracia y Cultura de Paz en Greenpeace España. Twitter: @javi_raboso
22 posts

¡ Comparte !


Comentarios

40 comentarios
Silvestre 27/06/2022

Ostras Terror Armamentístico No . i GRACIAS ! .

Responder
Greenpeace España 28/06/2022

¡Gracias Silvestre!

hermafrodita 27/06/2022

Vladimir Putin , Joe Biden , LAS ARMAS NUNCA TIENEN LA RAZÓN .

Responder
Greenpeace España 28/06/2022

Promover la paz, el desarme mundial y la no violencia son elementos fundacionales de nuestra cultura de paz.

Esther Sala i Miralles 28/06/2022

¿Entonces no se reunen para organizar la marina para hacer una limpieza de plásticos de los océanos? ¡Pues que se queden en casa!

Responder
Hugo 28/06/2022

Una cumbre internacional de la OTAN en un país que necesita urgentemente una reestructura de su modelo social y económico. Es ridículo. ¿Por qué hay que seguir lamiédole el culo a los norteamericanos? Por el gas y el petróleo. Ellos controlan la mayoría de países tercermundistas con el oro negro. Siempre volvemos al punto de origen ; dependencia de combustibles fósiles. Es como hacer un pacto con Satanás. Hay muchas maneras de parar la guerra de Ucrania. Pero no les interesa ni a los traficantes de armas, ni a las Eléctricas, ni por supuesto a USA. 🏳️🏳️🏳️

Responder
Greenpeace España 28/06/2022

😢

javier martin 05/07/2022

no seamos demagogos
yo no lamo el culo a nadie

ALF 10/07/2022

COMO PARAMOS LA GUERRA?

avefenix 12/07/2022

No implicandonos en guerrear .

ALF 13/07/2022

SI, PERO COMO PARAMOS ESTA GUERRA?

cabezòn 13/07/2022

L@s señoras-es de la guerra son quienes no paran esta locura insana , no nos dejemos engullir por su olor a azufre .

tiki 28/06/2022

iiiii MÁS GUERRA NO !!!!!

Responder
Greenpeace España 29/06/2022

¡NO!

avefenix 29/06/2022

Queda demostrado , las armas y todo lo que las sustentan , jamás tendrán la razón . Aún queriendo vendernos uno y otro bando que es lo correcto . Lo correcto habría sido evitar la guerra . No tengo noticias de que las partes implicadas , se hayan sentado para poner fin a esta disputa bélica . La maquinaría armamentística continúa adquiriendo un nefasto protagonismo .
Se puede decir más alto , no más claro , ii NO A LAS GUERRAS !! .

Responder
Greenpeace España 30/06/2022

¡NO!

Juan Carlos Otazu Pipaòn 29/06/2022

A quienes corresponda :
SEGUIMOS SIN SABER VIVIR EN PAZ .

Responder
Greenpeace España 30/06/2022

🙏

Juanjo 30/06/2022

Está sí que es buena.
La guerra responde a intereses particulares que tienen que ser defendidos por la fuerza, llegando a la eliminación física si fuese necesario.
La seguridad es la confianza en el bienestar, no el dinero, alimento, cobijo, amor.
Y estos señores les preocupa que la guerra contamina, anda ya!
Y que el Cambio Global es una amenaza?
A los que van bien hartos.
Es muy fácil, solo hay que mirar un atlas de geografía humana mirar las pirámides de población y las tasas de natalidad.
Occidente Game Over.
No hay más ciego que el que no quiere ver.

Responder
Cabezón 30/06/2022

Hay un dicho del siglo XX poco divulgado desgraciadamente , el cual dice : las armas las carga el diablo .

Responder
Greenpeace España 01/07/2022

Por la paz, el desarme mundial y la no violencia

gorrión 01/07/2022

Las armas agrandan bolsillos , a la vez que nos empequeñecen como seres humanos .
i GUERRAS NO !

Responder
Greenpeace España 06/07/2022

¡NO!

Victoriano 01/07/2022

Las armas desgraciadamente nos siguen mostrando el camino , QUE NO DEBEMOS RECORRER .
ii GUERRAS , NI AHORA , NI NUNCA !! . 💂🔫💣 ii NO !! .

Responder
Greenpeace España 06/07/2022

¡NO!

Mónica Ana Rovi Jover 05/07/2022

Puede que la OTAN actúe de buena voluntad. Pero ellos son los primeros en participar en las guerras. Me parece bien que apoyen y protejan a Ucrania. Pero la solución tendría que haber sido meter en la cárcel a Putin por crímenes de guerra y crímenes contra los derechos humanos.

Responder
Manuel 05/07/2022

Me alegra leer a alguien que además de preocuparse del medio ambiente, también piensa en defender al pueblo de Ucrania. Pero, quién puede meter a Putin en la cárcel? Es una pena, pero en este momento no es factible obligarle a parar la guerra ni procesarle. Forzar esa vía en este momento podría desencadenar un conflicto nuclear, y entonces sí que nos podemos despedir del medio ambiente.... Putin probablemente caerá por rivalidades de poder en Rusia

Luis Miñarro Albero 05/07/2022

Una prueba mas de la desfachatez de la OTAN y del cultivo de la ceremonia de la confusión es la foto de familia de las primeras damas frente al Guernica de Picasso en el Reina Sofia. Tendría que haber dimitido su director antes esta falta de escrúpulos y aprovechamiento de un icono antibelicista. No respetan ni a Picasso.
Mientras ellos negocian armamento, ellas visitan museos. Un insulto a la inteligencia de la mujer, además.

Responder
Rafael Garcia-Villanova 05/07/2022

Qué bonito te ha quedado el final, desde el punto y seguido del párrafo. Y el principio de ese párrafo es absolutamente injusto, pero queda muy bien, también.
Dejemos pues que el planeta sea propiedad de los desalmados y crueles sátrapas y dictadores. Que una vez que hayamos sido dominados o perecido todos los países demócratas, vengan ellos que serán los que salven al mundo de la catástrofe climática. ¡Seguro!. Los demás estaremos muertos o confinados en Siberia, mientras el Mundo es de la plutocracia rusa y china. La primera, la mayor productora de combustibles fósiles; la segunda, la que más plásticos vierte al mar por habitante.
El cambio climático es una realidad imparable y una tragedia. Y los ciudadanos, con su voto, no lo quieren entender, porque es mejor seguir viviendo encima de un volcán, pero sin renunciar al lujo, y dejar que ese volcán se desborde en la siguiente generación, ...que a lo mejor hasta en unos decenios vemos que no era para tanto... .
Abramos lo ojos, y miremos qué tenemos delante. Dos amenazas a la vez, las dos urge pararlas.
Menos mal que en Greenpeace algunos pensamos en las dos.

Responder
Manuel 05/07/2022

Totalmente de acuerdo contigo. El final del articulo me decepcionó. La OTAN es mejorable, pero sin ella no tendríamos la seguridad y bienestar de que disfrutamos. Y por cierto, casi todos los países de la OTAN están implicados en luchar activamente contra el cambio climático, a años luz de Rusia o China.

Cabezón 06/07/2022

L@s habitantes de este planeta , al que me encanta llamarle Madre Tierra , continuamos posicionándonos con uno u otro sistema económico , lo que supone esto que el retraso en el que nos vemos inmersos desde los años 70 , vaya acrecentándose en la búsqueda de hermanamientos con los seres humanos y el medio ambiente . Nos distraemos buscando culpables , precisamos de soluciones , y las guerras os lo aseguro si algo aportan es DOLOR , SUFRIMIENTO , TERROR , más enormes dosis de PESADILLAS . Así , si por mi fuera sentaría a las partes implicadas , y hasta que no firmasen la PAZ los mantendría sentadit@s , levantándose exclusivamente para ir al baño .
Quieren guerras , ALIMENTEMOSLES CON PAZ .

Responder
Greenpeace España 06/07/2022

Por la Paz

Jaume Jaume Arrom 06/07/2022

La mejor defensa es la que se basa en una reducción consensuada entre los posibles adversarios y las fuerzas armadas propias. Pactando una reducción progresiva del armamento de los que nos puedan amenazar, junto con la disminución nuestra, se logra fortalecer la paz. Esta es la única estrategia defensiva sostenible.

Responder
avefenix 06/07/2022

Estoy contigo Jaume , lo cual no esta exentó de una grandísima dificultad , mientras la industria armamentística , siga ocupando el ranking de ventas DESGRACIADAMENTE .
i NO SEAMOS PARTICIPES DE LA GUERRA !

Greenpeace España 14/07/2022

Gracias Jaume

ALF 10/07/2022

DE ACUERDO CON TODO,PERO LA REALIDAD ES DIFERENTE,UN "señor" QUE ACTUALMENTE DOMINA EL MUNDO,COMO LO PARAMOS,CON BUENAS PALABRAS?

Responder
tiki 11/07/2022

Alf , si nosotr@s podemos hacer algo por evitar las guerras , lo primero es posicionarnos mental y físicamente , negando con ello todo tipo de violencia . No olvidó a los seres que " viven " por y para la guerra , de esta especie desgraciadamente cada vez hay más partidari@s . ¿ Queremos estar bajo el yugo de los señores de las guerras ? , ii NO !! , esta es mi libre elección . No he disparado nunca contra nadie , doy i GRACIAS ! por ello , y si continúa la GRACIA que sea para el bienestar de las personas .
Cuando se desatan las guerras la gran mayoría perdemos , ante lo que optó por no ser partícipe de la BESTIA . Siguen demorando la PAZ .

ALF 13/07/2022

TOTALMENTE DE ACUERDO,PERO LA REALIDAD ACTUAL POR DESGRACIA ES OTRA,EN ESTE CONTEXTO NO PODEMOS HACER ABSOLUTAMENTE NADA

victoriano 13/07/2022

El día en que dejemos de usar las armas l@s un@s contra l@s otr@s , entonces solo entonces seremos civilizad@s , que se llegue esto a dar , depende de nosotr@s en una infinitesima parte , el resto es el SEÑOR QUIÉN DISPONE
.

Greenpeace España 14/07/2022

¡Defendamos la Paz!

¡ Comparte !