Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Alicia Cantero - 05-12-2017


Propuestas medioambientales para el 21-D

Hoy da comienzo oficialmente la campaña electoral en Cataluña, por eso desde Greenpeace queremos pedir a todos los candidatos y candidatas que se presentan a los comicios ambición en la lucha contra uno de los principales retos de este siglo: el cambio climático.

Tras la firma y ratificación del Acuerdo de París, los planes para reducir las emisiones que se han de llevar a cabo tienen que ser mucho más ambiciosos si se quiere evitar que el aumento de la temperatura media del planeta sea superior a 1,5 ºC. El desafío es grande, por eso para lograrlo es necesario reforzar la acción en todos los niveles: desde los gobiernos estatales, regionales, locales a las comunidades y al conjunto de la ciudadanía.

Por este motivo queremos recordar a los partidos que se presentan a estas elecciones la importancia de que la lucha contra el cambio climático esté en el centro de todas sus políticas. Sólo así Cataluña podrá cambiar su modelo productivo y hacer frente a uno de los grandes desafíos de este siglo.

Adoptar políticas activas para la reducción de emisiones, el apoyo a la instalación de nueva potencia renovable, el fin de las energías sucias, el autoconsumo, la democratización de la energía, la eficiencia energética, acabar con la pobreza energética, la movilidad sostenible, la agricultura y ganadería de calidad, la gestión sostenible del medio natural o la economía circular no solo será beneficioso para el medioambiente sino que también ayudará a reducir el desempleo y las injusticias sociales.

No hay que olvidar que muchos de los problemas ambientales que estamos padeciendo en la actualidad como la sequía, la mala gestión del agua o los incendios son problemas que se ven agravados por el cambio climático y que necesitan ser abordados mediante políticas que tengan en cuenta la adaptación a este gran reto ambiental.

Por último y para que la problemática ambiental se trate con claridad y de manera democrática tiene que reconocerse como un problema de política pública, por lo que es imprescindible la transparencia, los criterios de sostenibilidad y una gobernanza que canalice y garantice la implicación de la ciudadanía en los acontecimientos y procesos sociales vinculados a estas políticas públicas.

En definitiva necesitamos políticos y políticas valientes que apuesten por el futuro y se comprometan con la sociedad y el planeta.

Descubre aquí nuestras principales propuestas.

¡ Comparte !


¡ Comparte !