Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Julio Barea Luchena - 07-08-2019


Y de nuevo la “impertinente” sequía

Mientras los agricultores aún están pagando las consecuencias de la última sequía de 2017, de nuevo se encuentran con otro periodo seco que les hará pasar duras dificultades. En la cuenca del río Duero se enfrentan a la segunda sequía más importante del siglo en solo tres años. Y lo que es peor es que esta vez podríamos estar entrando en un periodo plurianual de sequía (varios años seguidos), habituales y recurrentes en la Península ibérica.

Todavía no es oficial (no hay declaración institucional) pero los datos son demoledores, como ya sucedió en 2017, especialmente en el campo y la agricultura, donde las pérdidas en cosechas son irreversibles y millonarias. Y de nuevo los responsables de velar por la buena gestión del agua en España (Ministerio versus Confederaciones Hidrográfica, Comunidades Autónomas) han permitido dilapidar los recursos hídricos cuando todavía los teníamos.

Y no será porque la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) no venía avisando. Según este organismo, 2019 es el tercer año más seco del siglo XXI. En el presente año la situación de escasez de precipitaciones se ha acentuado, y desde el 1 de enero las lluvias han estado un 25% por debajo del promedio 1981-2010. Por su parte, las reservas están ya un 15% por debajo de las de 2018 (a niveles similares a 2017).

Los nuevos planes de sequía, aún por aprobar en septiembre, no han permitido llegar con suficiente agua para el verano. Otra vez hemos cometido los mismos errores, se ha usado el agua para riego, como si no hubiera un mañana. Y en este contexto de emergencia, nuevamente y fuera de lógica, surgen proyecto que necesitan agua en ingentes cantidades. En 2019 repetimos proyecto de mayor playa fluvial nada menos que en plena Alcarria en Guadalajara.

Mientras tanto, nos encontramos ya con decenas de municipios con cortes y restricciones en el uso del agua (Castilla y León, Andalucía, Extremadura, Galicia…) y la lista crecerá sin duda en las próximas semanas. Las cuencas más afectadas son por el momento Ebro, Duero, Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

El cambio climático y sus efectos no solo se dejan notar en el norte de Europa con temperaturas extremas sino también en España. Aquí la sequía extrema junto a olas de calor frecuentes elevan el riesgo de incendio forestal (en lo que va de 2019 se han quemado cinco veces más superficie que en 2018). Nuestro país será uno de los lugares del continente más afectados por el cambio climático, con temperaturas elevadas, largos periodos de sequía, lluvias de corta duración y gran intensidad, concentradas en zonas geográficas reducidas. Un panorama donde las disputas por el agua serán cada vez mayores. España es ya uno de los países del mundo con mayor estrés hídrico, según el World Resources Institute. Podemos hacer algo ya o esperar a que llegue esta “impertinente” sequía.

Firma y exige al Gobierno que legisle ya contra el cambio climático

Julio Barea Luchena - autor del blog.
Julio Barea Luchena
Doctor en Geología, especialidad de Hidrogeología, Ingeniería Geológica y Geología Medioambiental, por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gestión y Tratamiento de Residuos por la Universidad Autónoma de Madrid. Responsable de campañas de Consumo y Biodivesidad. Twitter: @JulioBarea
23 posts

¡ Comparte !


Comentarios

PEDRO MORALES QUIÑONERO.
08/08/2019

Julio mientras que las confederaciones hidrográficas no dejen de utilizar los Decretos de sequia para nuevas ampliaciones de regadios y macrourbanizaciones de amiguetes y la justicia no actue mal vamos. Un saludo.

Añadir comentario

¡ Comparte !