Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

ACCIÓN - ACCIÓN - ACCIÓN - ACCIÓN

Activistas de Greenpeace cuelgan una factura gigante en las torres de Colón de Madrid para exigir a los partidos que no se olviden del medio ambiente y las personas en la campaña electoral

11-04-2019

  • La pancarta simula la factura medioambiental y social que dejan las prácticas políticas y empresariales y que paga la ciudadanía
  • Cuatro activistas han descolgado la lona de cerca de 300 m2 a una altura de 60 metros de las emblemáticas torres con el mensaje “Nos están costando la vida. Nos están costando el planeta”
  • La organización ecologista ha presentado un documento con 69 medidas clave que deberían tener en cuenta los partidos en sus programas electorales

A primera hora de la mañana un grupo de activistas de Greenpeace ha ascendido de forma pacífica a una de las emblemáticas torres de la plaza de Colón en Madrid, donde han desplegado una gran pancarta de cerca de 300 m2 que simula la factura que dejan las prácticas políticas y empresariales y que es pagada por la sociedad en forma de cambio climático, pérdida de derechos fundamentales, destrucción del medioambiente y contaminación. Unos costes que están ya condicionando el presente y comprometiendo el futuro de las próximas generaciones.

El grupo de cuatro activistas permanecen en la fachada del edificio junto a la pancarta donde se puede leer los gastos de la factura y el mensaje “Nos están costando la vida. Nos están costando el planeta. #NoPaguesLaCuenta“, para denunciar que las malas prácticas de las grandes empresas y las actuales políticas no solo destruyen el medio ambiente sino que generan una sociedad cada día más desigual y una pérdida de derechos que sufren especialmente las mujeres, por ser aquellas que sostienen la vida y los cuidados, y las generaciones más jóvenes.

“La pasividad, lentitud, falta de ambición y liderazgo en la defensa del medio ambiente de la mayoría de políticos, parlamentarios y gobernantes, así como el intento de amordazar y criminalizar a la ciudadanía que denuncia y exige soluciones, nos está costando la vida y la salud del planeta. La situación no aguanta medias tintas. O se actúa ya con decisión y audacia en la lucha contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación de nuestros océanos ahogados en plásticos o el legado que dejaremos a la siguiente generación, que está saliendo a la calle a exigir soluciones, acción y determinación, será vergonzoso”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace.

Greenpeace lanza este mensaje al comienzo del importante periodo electoral debido a la urgencia de la situaciónaporta 69 medidas esenciales agrupadas en cinco bloques para afrontar los enormes retos a los que se enfrenta la sociedad española y a los que se debe dar solución de forma inmediata. Greenpeace recuerda que el coste de la inacción frente a problemáticas como el cambio climático puede llegar a ser mucho más caro que el coste de actuar ya.

Urgencia en la lucha contra el cambio climático

Frenar el calentamiento global en 1,5 ºC, como indican los científicos del IPCC, es una necesidad ineludible y urgente, queda algo menos de una década para conseguirlo. Para ello la organización presenta 13 medidas centradas en aumentar la ambición climática y en la incorporación de todos los sectores en la transición ecológica de la economía, para lograr la reducción de emisiones al menos en un 55% en 2030 respecto y conseguir la descarbonización completa para 2040.

Proteger derechos y libertades

Ante el escenario mundial de pérdida de derechos y reducción del espacio democrático vital para el desarrollo de la sociedad, la organización presenta 11 medidas entre las que se encuentran acabar con la ley mordaza o aprobar un tratado vinculante sobre empresas y derechos humanos.

Biodiversidad y los ecosistemas

Greenpeace considera urgente elevar la consideración política de la protección del medio ambiente y su biodiversidad, reconociendo su valor como vector de la transición ecológica de la economía española y dotándola de recursos, para lo que se proponen 15 medidas, como el cumplimiento de la normativa europea en materia medioambiental o la persecución del delito de robo de agua y de las actividades que contaminan.

Consumo

Greenpeace considera que las ciudades son espacios con un gran potencial por su cercanía con las personas para favorecer la transición ecológica de la economía. En este ámbito presenta un conjunto de 16 medidas, como la eliminación y reducción de los envases y el uso de plásticos de un solo uso.

Europa

La organización también resalta que la Unión Europea tiene la obligación y la capacidad de evitar el desastre climático liderando una respuesta global, coordinada y urgente que ponga fin a la inacción continuada de los Gobiernos europeos.

“Ante esta situación de urgencia, reclamamos responsabilidad. Se nos acaba el tiempo. Esta situación de emergencia climática y social constituye también una oportunidad para apostar por una economía solidaria, verde, que redistribuya la riqueza en nuestro país y la transición ecológica es una oportunidad para transitar hacia un nuevo modelo productivo. En este país estamos demasiado acostumbrados a ver cómo se socializan las pérdidas mientras se privatiza la riqueza”, ha apuntado Cecilia Carballo, directora de programas de Greenpeace.


¡ Comparte !

Material audiovisual relacionado
Si quieres estas imágenes en alta definición escríbenos o llama a nuestra oficina de prensa