Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

En el Día de Acción Global por la Amazonía, Greenpece demanda al Gobierno políticas comerciales respetuosas con los bosques

05-09-2019

Greenpeace se ha sumado esta mañana a la concentración convocada junto a Fridays For Future, Extinction Rebelion, Ecologistas en Acción y StopTTIP ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para demandar al jefe de la diplomacia española, el Ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrel, que condicione la firma de acuerdos comerciales con terceros países al estricto cumplimiento de los objetivos contenidos en el Acuerdo de París, los acuerdos multilaterales de protección de la biodiversidad y la defensa de los derechos humanos, de manera especial los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios. 

Esta convocatoria, que reunía a más de un centenar de personas en el centro de Madrid, se celebra en el contexto del Día de Acción Global por la Amazonía, una jornada con miles de acciones de protesta previstas en todo el mundo. 

Las organizaciones convocantes se dirigen al Ministro una carta (que adjuntamos debajo) en la que muestran su preocupación por la situación de los incendios en la Amazonia y critican la inacción ante la crisis climática que vive el planeta, exigiendo al ministro que asuma el liderazgo requerido por este momento histórico, reconsiderando la ratificación del acuerdo con Mercosur, declarando la emergencia climática, y tomando medidas contundentes para limitar el calentamiento global a 1,5º C.

 



 

CARTA AL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES, UNIÓN EUROPEA Y COOPERACIÓN 

Excelentísimo Señor Ministro,

Nos dirigimos a usted, como representante de las políticas internacionales de nuestro país, con el fin de comunicar al Gobierno del Estado español las siguientes preocupaciones y peticiones:

Extinction Rebellion Spain, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Fridays for Future, y la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión nos declaramos extremadamente alarmados ante la posible postura que puede adoptar su Gobierno frente a la catástrofe medioambiental que está ocurriendo en el Amazonas. La exacerbación de la crisis ecológica se debe principalmente a las negligentes políticas medioambientales que ha implementado el gobierno del mandatario brasileño Jair Bolsonaro durante su breve legislatura. Desde su ascenso, hemos sido testigos de un estrepitoso aumento del número de focos de incendio, así como un aumento dramático en el número de violaciones de los derechos humanos de poblaciones indígenas de la región, incluyendo el asesinato de numerosos de sus integrantes. Los actuales incendios en el Amazonas están altamente ligados a estas políticas, dominan las portadas de los periódicos y provocan manifestaciones a nivel global. 

Más allá de la importancia intrínseca del bosque tropical más grande del mundo, uno de los mayores `puntos calientes` de biodiversidad, es fundamental destacar su papel en el ciclo de carbono global y en la regulación climática. La selva amazónica alberga entre un 10 y 15% de la biodiversidad terrestre registrada. Desde 1970, la selva amazónica ha perdido un 17% de su superficie. La comunidad científica estima que si se pierde entre 20% y 40% de la selva original, se sobrepasaría un punto de inflexión irreversible, desatando una muerte masiva del bosque debida a sequías intensas. Si permitimos la destrucción de esta vasta región, gran sumidero de los gases de efecto invernadero que emitimos, será imposible alcanzar el objetivo del 1,5 ºC pactado en la Cumbre de París y  evitar un agravamiento catastrófico del cambio climático.

Las importaciones de soja, carne, minerales y otros productos son el resultado del expolio de la selva, de la cual se lucran algunas empresas españolas. Esto solo es posible gracias a regulaciones laxas, que convierten a España en cómplice de estos crímenes contra la naturaleza y la humanidad. Por ello, condenamos el tratado comercial con Mercosur, ya que la firma de este acuerdo aumentaría los incentivos económicos para el expolio del Amazonas y otros bosques relevantes como el Cerrado y el Chaco. Como resultado, se produciría una profundización en la violación de los Derechos Humanos de las naciones indígenas de la región y en la deforestación causante de los incendios, así como una aceleración del deterioro medioambiental, acercándonos a un punto de inflexión climático irreversible.

Expresamos nuestra indignación ante el apoyo explícito del gobierno español al tratado y consideramos inaceptable que mantenga una doble retórica de protección de la Amazonía a la vez que promueve un pacto comercial que aceleraría su destrucción.

Por ello instamos al Gobierno español a que reconsidere su postura de apoyo incondicional al tratado, como ya han hecho recientemente Francia, Irlanda y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Ante la situación de colapso climático y ecológico que afrontamos, rogamos al Gobierno que entienda que la supervivencia de la humanidad, y la de todos los seres vivos en este planeta, está en juego. La firma del tratado con Mercosur sería un error político y un paso más hacia el abismo, y situaría a nuestros gobiernos del lado de la historia de  quienes no hicieron nada por apagar el fuego que consume nuestra casa.

Exigimos que nuestros representantes asuman el liderazgo requerido por el momento histórico en el que nos hayamos, replanteándose la ratificación del acuerdo con  Mercosur, declarando la emergencia climática, y tomando medidas contundentes para limitar el calentamiento global a 1,5º C (ya ratificadas por el gobierno español en el  Acuerdo de París de 2015). 

El futuro de la humanidad yace en las acciones que tomemos hoy y ahora. Y exigimos que España esté a la altura. 

Agradecidos por su atención, quedamos a la espera de su contestación. 

Reciba un cordial saludo.

Atentamente,

 

Extinction Rebellion Spain

Ecologistas en Acción

Greenpeace

Fridays for Future

Campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión

 


¡ Comparte !