Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Fiscalidad verde: Greenpeace valora positivamente la introducción de impuestos al transporte aéreo y a los plásticos de un solo uso

14-03-2020

En el día en que finaliza el plazo para participar en la consulta pública previa realizada por el Ministerio de Hacienda sobre la implantación de impuestos al uso del transporte aéreo y a los envases de plástico de un solo uso, Greenpeace valora muy positivamente su introducción y considera muy necesario avanzar en una fiscalidad verde que aplique el principio de que “quien contamina, paga”, sea justa, incentive cambios de comportamientos y aporte recursos para financiar la transición ecológica.

Según Greenpeace, el impuesto a los envases de plástico de un solo uso es fundamental para modificar comportamientos y fomentar el uso de envases reutilizables. La organización demanda, además, que se introduzca un impuesto a todos los envases y objetos de un solo uso. Es imprescindible que estas medidas de fiscalidad vayan acompañadas de un objetivo ambicioso de reducción de plásticos y que implementen la Responsabilidad Ampliada del Productor y un sistema de Devolución y Retorno de Envases.

Por otra parte, teniendo en cuenta que el sector del transporte es responsable de un 27% de emisiones y que la aviación es el medio que presenta mayores tasas de crecimiento (5-7% anual), la organización ve muy necesario aplicar medidas de fiscalidad que graven no solo el uso del transporte aéreo, como propone el Ministerio, sino también el combustible empleado, actualmente exento. Greenpeace destaca la relevancia de que esta fiscalidad sea justa y permita un cambio de comportamiento hacia el uso de otros medios de transporte menos contaminantes. Por ello, considera que las medidas tienen que centrarse en los vuelos que tengan alternativas más sostenibles y que incorporen mecanismos que graven más a la minoría que hace un uso más intensivo del avión, especialmente las grandes empresas.

“Es muy necesario avanzar en una fiscalidad verde que contribuya a modificar comportamientos, sea justa y aporte recursos para la transición ecológica. Por ello es crucial que el Gobierno centre también los esfuerzos en la adaptación de las personas más vulnerables y garantice el principio de quien contamina paga”, ha señalado Alicia Cantero, portavoz de Greenpeace. 

 


¡ Comparte !