Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Greenpeace denuncia la implicación desigual de marcas internacionales para frenar la deforestación en Indonesia por el aceite de palma

19-03-2018

  • Compañías como Johnson & Johnson, Kraft Heinz, Ferrero, Kellogg’s o Pepsi se niegan a revelar de dónde procede su aceite de palma
  • Nestlé o Unilever, sin embargo, han permitido que sus cadenas de suministros sean más transparentes
  • En 16 años se han perdido 24 millones de hectáreas de selva tropical y la población de orangutanes de Borneo ha disminuido a la mitad

Ocho importantes marcas internacionales como Johnson & Johnson, Kraft Heinz, Ferrero, Kellogg’s o Pepsi se niegan a decir de dónde proviene su aceite de palma, a pesar de que han prometido dejar de comprar a empresas que destruyen las selvas tropicales. Y en el lado opuesto,  ocho empresas más como Nestlé o Univeler, han permitido que sus cadenas de suministro de aceite de palma sean más transparentes.

Estos son las empresas que destaca Greenpeace en un informe que publica hoy ‘El momento de la verdad’ (1) y en el que se señala que las marcas no están en el camino de cumplir sus compromisos con una cadena de suministros de aceite de palma limpia para 2020.

Las marcas han prometido en repetidas ocasiones terminar con la deforestación para obtener aceite de palma para el año 2020. Y faltan menos de dos años para esa fecha. Algunas como Nestlé y Unilever, por lo menos han aclarado sus planes. Otras como Johnson & Johnson, Kraft Heinz o PZ Cussons siguen manteniendo en la sombra sus proveedores”, ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace.

En 2010, las principales marcas de consumo internacional se comprometieron a eliminar la deforestación causada por el aceite de palma y otros productos básicos para 2020. (2). Pero Greenpeace señala que existe una amplia evidencia de que no cumplirán con este plazo con consecuencias peligrosas para el clima. (3)

En enero de 2018, Greenpeace retó a 16 marcas líderes a revelar sus proveedores de aceite de palma, junto con las plantas de procesado que producían el aceite de palma que usaban. (4) Ocho marcas han divulgado hoy esta información. Y otras ocho se negaron a decir de dónde proviene su aceite de palma.

De manera preocupante, la destrucción de las selvas tropicales de Indonesia por la industria del aceite de palma no muestra signos de desaceleración (5). Un caso tras otro, las ONGs han vinculado a estas grandes marcas con empresas de aceite de palma que destruyen las selvas tropicales y explotan a las personas (6).

A pesar de los compromisos corporativos para reformar esta sucia industria, el aceite de palma sigue siendo un producto de alto riesgo. Las marcas necesitan aclarar de dónde viene el aceite de palma y para parar a los productores que se niegan a cambiar sus prácticas destructivas”, subraya Soto.

Greenpeace ha analizado los datos oficiales del Gobierno de Indonesia para señalar que se han perdido 24 millones de hectáreas de selva tropical entre 1990 y 2015. En los últimos tres años hasta 2015, 146 campos de fútbol de selva tropical fueron destruidos cada hora.

Indonesia tiene más especies amenazadas y en peligro de extinción que cualquier otro país, en parte debido a la destrucción de sus hábitats. La población de orangutanes de Borneo ha disminuido a la mitad desde 1999 con más de 100.000 individuos perdidos en los últimos 16 años. En 2017, se descubrió una nueva especie de orangután en Sumatra, pero ya está clasificada como “en peligro”.

La destrucción de bosques y turberas por parte del sector de las plantaciones ha creado un cóctel devastador de incendios forestales, muchos de ellos deliberados, provocados por las empresas que talan tierras. En 2015, Indonesia sufrió una ola de incendios devastadores que provocaron una neblina tóxica por todo el sudeste asiático, que provocaron 100.000 muertes prematuras.

 


Notas
  1. Informe disponible en (ingles) https://www.greenpeace.org/international/publication/15395/moment-of-truth/

 

  1. Compromisos de cero deforestación y de clima: https://www.theguardian.com/sustainable-business/2017/sep/29/companies-zero-deforestation-pledges-agriculture-palm-oil-environment

 

  1. Análisis de Oxfam aqui https://www.oxfamamerica.org/static/media/files/Deforestation_Free_Food.pdf

 

  1. Ocho marcas están listas para rendir cuentas: Nestlé, Unilever, seguida por Colgate-Palmolive, General Mills, Mars, Mondelēz, Procter & Gamble and Reckitt Benckiser. Otras ocho: Ferrero, Hershey, Kellogg’s, Kraft Heinz, Johnson & Johnson, PepsiCo, PZ Cussons y  Smucker’s – hasta ahora se han negado a revelar de qué plantas proviene su aceite de palma.

 

  1. Análisis de World Resources aqui  http://www.wri.org/blog/2017/05/6-years-after-moratorium-satellite-data-shows-indonesia%E2%80%99s-tropical-forests-remain    

 

  1. Por ejemplo Global Witness, RAN, Amnesty International, y Chain Reaction Research.

 


¡ Comparte !