Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Greenpeace denuncia con una pancarta gigante la mala gestión del agua en Andalucía

31-03-2019

  • Greenpeace ha desplegado esta mañana una pancarta gigante de más de 1.500 metros cuadrados denunciando la falta de previsión de los recursos hídricos por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
  • Este organismo público no ha establecido restricciones para la agricultura de regadío, responsable del consumo del 87% del agua en la comunidad
  • Más del 60% de la cuenca se encuentra en una situación de prealerta por escasez

 

⚠️ Denunciamos que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir no ha establecido restricciones para la agricultura de regadío, responsable del consumo del 87% del agua en Andalucía. Ahora más del 60% de la cuenca se encuentra en una situación de prealerta por escasez. Gestión responsable del agua YA 👉 http://bit.ly/2JSxoZW

Posted by Greenpeace España on Sunday, 31 March 2019

 

Madrid, 31 de marzo de 2019-. Más de 30 activistas de Greenpeace han desplegado esta mañana en Sevilla una pancarta gigante de más de 1.500 metros cuadrados con el lema “Sequía = mala gestión”, para denunciar la mala gestión del agua en medio de la que podría ser la peor sequía de los últimos diez años.

Greenpeace denuncia la falta de previsión de los recursos hídricos por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en un momento en el que las reservas de agua son inferiores a las de 2017 (reservas de agua embalsada: 32.627 hm3, 58,19% de las reservas), año de la última sequía de importancia en España que afectó a varias confederaciones hidrográficas. De hecho, los mapas sobre escasez -que indican la disponibilidad de agua para cubrir demandas- señalan que existe una situación de prealerta en más del 60% de la cuenca.

Al igual que en 2017, y ante la previsible posibilidad de entrar en un periodo de sequía, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir aún no ha establecido restricciones para el mayor consumidor de agua de la región: la agricultura de regadío. La agricultura, y en especial el regadío intensivo, consume el 87% del agua de la cuenca. En la actualidad se riegan 845.986 hectáreas en la cuenca del Guadalquivir, siendo un 74,77% del agua de origen superficial y un 24,73 % de origen subterráneo.

De no tomarse medidas inmediatamente como, por ejemplo, controlar el agua que se está derivando para regar intensivamente, podemos encontrarnos a finales de la primavera con serias restricciones para el abastecimiento humano y graves afecciones a los ecosistemas acuáticos”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de aguas de Greenpeace.

Sobre las pérdidas económicas que pueden generar las sequías, hay que señalar que el principal cultivo de la cuenca del Guadalquivir es el olivar, el cual ha sido siempre un cultivo de secano. El cultivo de olivos se ha convertido en el primer consumidor de agua de la cuenca (más de 750 hm3/año) y, por esa razón, sería también de los primeros en sufrir los efectos de la sequía dada su dependencia actual al riego.

 

Propuestas y medidas de Greenpeace para mejorar la gestión del agua en Andalucía:

  • Paralizar cualquier nuevo regadío y plan de disminución de zonas de regadío.
  • Aumentar y mejorar la depuración y regeneración/reutilización de aguas depuradas.
  • Implantar caudales ecológicos atribuidos con criterios científicos en los cursos   fluviales según lo establecido en la planificación hidrológica y la Directiva Marco del Agua, y revisarlos en función de la evolución de las variables climáticas.
  • Mejorar en la calidad del vertido de las aguas residuales tras la deficiente depuración de sus principales municipios a los ríos y costa.
  • Controlar y cerrar pozos y extracciones ilegales de agua.
  • La interconexión de las redes de abastecimiento sólo debe hacerse en casos excepcionales como medida para garantizar el abastecimiento de agua potable, sin que ello conlleve a un trasvase permanente entre cuencas. Además, no debe reducir de modo irreversible el caudal ecológico aguas abajo del punto de captación.
  • Abandonar cualquier plan para construir nuevos embalses.
  • Revertir todos los procesos de privatización en la gestión municipal del agua volviendo a un modelo de gestión pública.

MATERIAL COMPLEMENTARIO:

Dossier: Propuestas de Greenpeace en las elecciones al parlamento de Andalucía

Más información:

Julio Barea, responsable de la campaña de aguas en Greenpeace, 626 99 82 53

Luis Barraquero, portavoz de Greenpeace en Andalucía, 644 23 97 79

Mario Ruiz-Ayúcar Dorado, comunicación de Greenpeace, 618 54 81 93


¡ Comparte !

Material audiovisual relacionado
Si quieres estas imágenes en alta definición escríbenos o llama a nuestra oficina de prensa