Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Greenpeace pide a los gobiernos africanos que actúen con urgencia ante los incendios que azotan la selva tropical africana

28-08-2019

Desde el 21 de agosto, se han documentado más de 6.902 incendios en Angola y 3.395 incendios en la vecina República Democrática del Congo, predominantemente en zonas de sabana. Al igual que la selva amazónica, la selva tropical de la cuenca del Congo corre el riesgo de ser golpeada nuevamente por incendios incontrolados [1].

Greenpeace pide a los gobiernos de la cuenca del Congo que tomen medidas inmediatas para evitar que los incendios afecten a la selva tropical. A largo plazo, los gobiernos deben poner fin a toda actividad industrial dentro de la segunda selva tropical más grande del mundo.

Debemos aprender de la actual crisis de incendios en la Amazonía y tomar las medidas necesarias para garantizar que se controlan los fuegos y no se propagan hacia los bosques de la cuenca del Congo“, ha declarado Irène Wabiwa Betoko, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace África.

El bosque tropical de la cuenca del Congo es el hogar de un millón de indígenas aproximadamente, que son sus primeros guardianes, así como miles de especies de flora y fauna que dependen de él. También sirve como sumidero de carbono y juega un papel vital en la regulación global del clima.

El cambio climático y la actividad industrial en los bosques los hacen más vulnerables a los incendios. Sin políticas de protección del bosque, no podremos afrontar la crisis climática”, ha advertido Wabiwa Betoko, quien añade que “teniendo en cuenta los conocimientos tradicionales y los estándares ambientales, los derechos para realizar la gestión forestal deberían ser otorgados a los pueblos indígenas en lugar de otorgar concesiones a destructivas multinacionales“.

 

[1] Uno de los mayores incendios tuvo lugar en República del Congo en 2016


¡ Comparte !