Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Momento crítico para el proyecto de macrogranja de Noviercas

16-10-2020

  • Expira el plazo para el pago de las tierras así que, o se abonan íntegramente, o se han de devolver a sus dueños
  • La industria láctea española incrementó en menos de dos décadas un 17% sus emisiones de gases de efecto invernadero y suponen el 16% de las emisiones totales del sector ganadero
  • En emergencia climática no se pueden seguir aprobando proyectos de ganadería industrial por lo que Greenpeace reitera su oposición al proyecto

Después de más de tres años sin apenas avanzar, y con la denegación de autorización de concesión de aguas a la espalda y el desistimiento por parte de Valle de Odieta S.C.L. de la tramitación de la modificación de las normas urbanísticas, el faraónico proyecto para construir una macro explotación de vacuno de leche en Noviercas (Soria) llega a un nuevo momento crítico.

Greenpeace ha tenido acceso a los contratos establecidos entre los propietarios de las tierras y Valle de Odieta S.C.L y ha podido constatar que se terminó el plazo de tres años establecido para el pago completo de las tierras, por lo que el contrato se debe resolver pagando el remanente 90% a los propietarios, como establece el contrato o, en su defecto, devolviendo los terrenos a los vendedores.

Las instalaciones para esta macro explotación de vacuno de leche en Noviercas ocuparían alrededor de 154 hectáreas, más que el Parque del Retiro en Madrid, 154 campos de fútbol o más que las cuatro terminales del aeropuerto de Barajas. Estas instalaciones albergarían 23.520 vacas en absoluto confinamiento (sin ver la luz del día ni pisar un pasto un único día de su vida) y se producirían cerca de 200.000 toneladas de leche al año. Esto convertiría esta macro explotación en la mayor de su tipo en la UE y estaría entre las cinco más grandes del mundo. De la misma forma, se convertiría en una auténtica fábrica de cambio climático, ya que produciría cerca de 574.200 toneladas de CO2 equivalente al año, lo mismo que emiten 122.000 coches circulando en un año, 368.000 toneladas de excrementos al año, lo equivalente a lo que genera una ciudad de unos 4,4 millones de personas y consumiría entre 4 y 6,35 millones de litros de agua al día, lo que supera el consumo total de los 40.000 habitantes de la ciudad de Soria.

Con los últimos datos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), Greenpeace España calculó las emisiones totales del sector ganadero español. De este análisis se concluye que las emisiones del sector lácteo español se incrementaron un 17% entre el año 2000 y 2018 y corresponden al 16% de las emisiones totales del sector ganadero.

Por todos estos motivos Greenpeace ha enviado hoy un nuevo escrito al Ayuntamiento de Noviercas reiterando su frontal oposición a este proyecto.

“La macrogranja que se pretende hacer en Noviercas es el claro ejemplo de lo que no se puede seguir haciendo en una situación de emergencia climática”, ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Aprobarlo debería ser considerado un crimen ambiental y, por ello, es el momento de poner un punto final a este proyecto. Desde Greenpeace nos alegra saber que algunos propietarios quieren sus terrenos de vuelta“.


¡ Comparte !