Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Reactivo ante la decisión de la Audiencia Nacional de exigir a Fertiberia el depósito de 65,9 millones de euros para la marisma de Huelva

07-11-2019

Diez años más tarde de lo que le correspondía, pero Fertiberia deberá, por fin, por mandato de la Audiencia Nacional, depositar la fianza que le reclama la justicia desde hace una década por los daños ocasionados en la marisma de Huelva. Ante este hecho, Greenpeace celebra que la justicia vuelve a dar la razón a todos los colectivos que llevan reclamándola desde hace años. 

“Frente al intento de una empresa que lleva años agrediendo el medio ambiente y a la salud con más de 120 millones de toneladas de residuos industriales tóxicos, peligrosos y reactivos,  de nuevo la justicia nos da la razón y anula el intento de Fertiberia de querer colocar como aval una instalación que no llegaba a cubrir mínimamente el coste de los perjuicios que ha ocasionado sistemáticamente a la marisma de Huelva”, asegura Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace.

Sin embargo, la organización ecologista muestra su indignación ante la futura compra de Fertiberia, actualmente propiedad del Grupo Villar Mir, por parte del fondo de inversión alemán Tritón: “Con esta operación, quien ha contaminado durante décadas las marismas y la salud de la ciudadanía onubense, pretende así evadir su responsabilidad en el caso de contaminación más grave de Europa, causado por ella misma, señala Barea, que añade que “nos preocupa enormemente también qué va a ocurrir a partir de ahora con esta bomba tóxica y si se va a seguir permitiendo la contaminación de esta zona y de las personas que habitan en ella”. 

Además, Greenpeace insta al Ministerio de Transición Ecológica a que deniegue la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto presentado por Fertiberia para cubrir las balsas de fosfoyesos con una capa de arena y a que le exija que se haga cargo de la restauración ambiental de la marisma contaminada.


¡ Comparte !