Una participación récord, en una consulta pública de la UE, urge a la Comisión Europea a actuar contra la deforestación

16-12-2020

  • Con más de un millón de firmas, se ha convertido en la mayor consulta pública sobre cuestiones ambientales en la historia de la UE
  • La ciudadanía europea exige una ley de la UE para mantener los productos relacionados con la deforestación y la destrucción de la naturaleza fuera del mercado europeo, y garantizar que la producción de esos productos no dé lugar a violaciones de los derechos humanos
  • La UE es responsable de más del 10% de la destrucción de los bosques, por el consumo de productos básicos como carne, lácteos, soja para alimentación animal, aceite de palma, caucho, café y cacao.

Responsables de la Campaña #NoTeComasElBosque (#Together4Forests en Europa), de la que forma parte Greenpeace, han entregado este lunes a altos responsables de la Comisión Europea las 1.193.652 solicitudes, firmadas por ciudadanos europeos, como contribución a la consulta pública de la UE sobre la deforestación, lanzada el pasado mes de septiembre, exigiendo una legislación comunitaria sólida para proteger los bosques del mundo y los derechos de las personas que dependen de ellos. Esta cifra, más de un millón de solicitudes, han hecho de ésta la mayor consulta pública sobre cuestiones ambientales en la historia de la UE y la segunda más grande de la historia. 

Durante un evento celebrado por videollamada, las firmas fueron recibidas por Frans Timmermans, Vicepresidente Ejecutivo del Acuerdo Verde Europeo, y el Comisario Virginijus Sinkevičius, Comisario de la UE para el Medio Ambiente, los Océanos y la Pesca. Al mismo tiempo, en el exterior del edificio Berlaymont de la Comisión Europea, diversos voluntarios formaron en el suelo un árbol con 1.193 faroles, cada uno de los cuales representaba a 1.000 personas que firmaron la petición.

Foto Johanna de Tessieres /Greenpeace

 “La ciudadanía ha lanzado un mensaje claro: no puede haber un Green Deal ni una verdadera transición ecológica si la Unión Europea no limpia las cadenas de suministro que permiten a la Unión Europea externalizar la enorme huella de carbono, producto de su modelo de consumo”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de la Campaña de Bosques de Greenpeace España. “Más del 40 % de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de Brasil proceden de los cambios de uso del suelo, de la deforestación principalmente. Esta deforestación y estas emisiones contaminantes son también responsabilidad del sistema agroalimentario y de transporte europeo, que demandan grandes cantidades de carne y soja”.

Ester Asin, Directora de la Oficina de Política Europea del WWF, ha declarado: “Durante demasiado tiempo se ha hecho responsable a la ciudadanía de averiguar si sus compras contribuyen a la deforestación. Ahora, con el clamor de más de un millón de personas, esta petición no puede ser ignorada. La UE tiene el poder de ayudar a detener la destrucción de los bosques y de otros ecosistemas valiosos en todo el mundo. Puede hacerlo aprobando una nueva ley que sacaría del mercado de la UE los productos relacionados con la destrucción de la naturaleza.”

Frans Timmermans, Vicepresidente Ejecutivo del Green Deal Europeo, dijo: “Todos tendremos que abrir los ojos al hecho de que nuestro consumo en Europa puede llevar a la destrucción de los bosques a un ritmo alarmante en otras partes del mundo. Cada uno de nosotros tiene que tomar decisiones responsables e informadas como consumidores individuales. Y como responsable de las políticas de la UE, tienen mi compromiso de que vamos a tomar medidas enérgicas para hacer frente a la deforestación en todas nuestras acciones“.

Virginijus Sinkevičius, Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca de la UE, añadió: “La lucha contra la deforestación es una emergencia, y estamos decididos a actuar. Estoy agradecido y animado por ver que más de un millón de personas se levantan para apoyar este objetivo. Esto demuestra una concienciación y una preocupación sin precedentes. Como Comisario Europeo, me comprometo a abordar este desafío con medidas eficaces y obligatorias en el marco de nuestro Acuerdo Verde Europeo“.

Las encuestas entregadas piden una nueva y ambiciosa ley de la UE para mantener los productos relacionados con la deforestación y la destrucción de la naturaleza fuera del mercado europeo, y garantizar que la producción de esos productos (por ejemplo, carne de vacuno, soja para la alimentación animal, cacao, café y aceite de palma) no haya dado lugar a violaciones de los derechos humanos, incluidos los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales. Esa ley debería aplicarse también al sector financiero.

Desde el pasado mes de septiembre, la campaña #NoTeComasElBosque (#Together4Forests en Europa) ha pedido a la Comisión Europea una ley estricta de la UE que mantenga fuera del mercado europeo los productos vinculados a la deforestación, destrucción de otros ecosistemas, o que pongan en peligro los derechos de los pueblos indígenas. Más de 140 organizaciones participan en esta campaña mundial, entre las que se encuentran Greenpeace, SEO/BirdLife, el Instituto Jane Goodall y WWF, en España.

A esta petición de la ciudadanía, se suma el fuerte apoyo mostrado por el Parlamento Europeo, el mes pasado, a una ley para detener la deforestación impulsada por la UE.

A escala mundial, la UE es responsable de más del 10% de la destrucción de los bosques, impulsada por el consumo de productos básicos como carne, lácteos, soja para alimentación animal, aceite de palma, caucho, café y cacao. Desde 2015, cada año se han perdido 10 millones de hectáreas (una superficie más grande que Portugal) de bosques en todo el mundo debido a la deforestación.


¡ Comparte !

Material audiovisual relacionado
Si quieres estas imágenes en alta definición escríbenos o llama a nuestra oficina de prensa