Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Equipo de Género - 11-02-2020


Carola Rackete: mujeres y ciencia frente a la emergencia climática

Hoy en Greenpeace nos sumamos al Día Internacional de la Mujer y de la Niña en la Ciencia.

La labor de las mujeres en las investigaciones científicas en fundamental, sin embargo, aún se trata de un campo en el que las mujeres no están presentes en la misma medida que los hombres, debido en gran medida a los estereotipos y la falta de referentes femeninos. Por ejemplo: que los premios Nobel relacionados con temáticas científicas hayan recaído casi siempre en hombres o que apenas aparezcan científicas en los libros de texto provoca que apenas un 7% de las niñas se vean como científicas en el futuro.

Desde Greenpeace esperamos que las cosas cambien. Consideramos clave la participación de las mujeres en la lucha contra la emergencia climática y la crisis de la biodiversidad. Para ello necesitamos que sean cada vez más las niñas que deseen dedicarse a la ciencia y que tengan las mismas oportunidades para conseguirlo, al igual que muchas mujeres que a día de hoy trabajan a bordo de nuestros barcos en expediciones científicas o como investigadoras en nuestras campañas.

Una de estas mujeres es Carola Rackete, a quien recordarás como la capitana del Sea Watch 3 por un acto de valentía: llevar a las personas migrantes rescatadas en el mar a puerto en Lampedusa, desobedeciendo al Gobierno italiano que le denegaba el acceso. Actualmente forma parte de la tripulación del Arctic Sunrise en la Antártida, dentro de la expedición De Polo a Polo, que tiene el objetivo de evidenciar la urgencia de un Tratado Global de los Océanos.

Carola se define a sí misma como ecologista. Comenzó su carrera como marinera profesional y ha trabajado a bordo de barcos de investigación científica entre 2011 y 2017, en particular en zonas polares. En 2013 decidió estudiar “Conservación de la Naturaleza” y pasó un año en un parque natural en el este de Rusia, antes de comenzar un máster. Desde 2016, ocasionalmente es voluntaria en embarcaciones de rescate marítimo en el Mediterráneo.

En este Día Internacional de la Mujer y de la Niña en la Ciencia, queremos conocerla un poco más.

¿Cuál fue tu motivación para realizar estudios de conservación ambiental? ¿Quiénes han sido tus referentes?

Mi motivación llegó al ver la inmensa presión que sufren nuestros ecosistemas debido al consumo excesivo de recursos. Si no protegemos la biosfera tampoco habrá vida humana en ella. Pero aparte de eso, creo que es éticamente importante que aprendamos cómo podemos vivir junto con especies no humanas en este planeta. Las personas conservacionistas que me inspiran abogan por los derechos territoriales de las personas indígenas y por compartir el planeta con la vida silvestre.

¿Cuál es tu experiencia en el campo de la ciencia?

He trabajado durante muchos años como marinera en barcos de investigación en regiones polares. Esto significa que he trabajado en colaboración con muchas personas expertas en biología, geología, oceanografía o hielo marino. Mi propia investigación para mi máster se ha centrado en la recuperación de lobos marinos antárticos alrededor de la isla de Georgia del Sur y cómo esto impacta en la distribución reproductiva del albatros errante. Ahora, en marzo y abril, participaré como miembro del equipo científico en una expedición de investigación sobre las poblaciones de rorcual común en la región subantártica.

¿Hay muchas mujeres en este tipo de organizaciones de defensa del medio ambiente y derechos humanos en puestos como el tuyo? ¿Qué les dirías a las mujeres que sueñan con trabajar en estas organizaciones o dedicarse a temas científicos?

Por mi propia experiencia, todavía hay una brecha de género en las ONG ambientales o humanitarias y, por supuesto, también en las ciencias naturales, en particular cuando estamos viendo quién está en las posiciones más altas. Creo que para las mujeres es importante ser consciente de esta situación, no sirve de nada fingir que no existe. Sin embargo, creo que con cada mujer que se une a este campo y particularmente con aquellas que trabajan en él a pesar de las dificultades, las cosas se volverán gradualmente más fáciles.

Creo que es importante tener redes de apoyo, particularmente en entornos de trabajo que suponen un desafío. Recientemente he trabajado con grandes mujeres: ingenieras marítimas, soldadoras, científicas, responsables de campaña, etc. Creo que es importante la presencia de las mujeres en estos campos y visibilizarlas para que puedan inspirar a otras.

Desde Greenpeace nos sumamos al mensaje de Carola Rackete y queremos visibilizar y reconocer el trabajo de tantas mujeres que hoy en día trabajan en el campo de la ciencia y en organizaciones que protegen el medio ambiente a través del conocimiento científico. Además, creemos que es fundamental que la perspectiva de género esté presente en las investigaciones científicas para abordar los problemas ambientales en toda su magnitud y poder plantear soluciones justas para todas las personas y el planeta.

Equipo de Género - autor del blog.
Equipo de Género
Somos un grupo formado por tres mujeres y un hombre de distintos departamentos. El equipo nació en 2013 y desde entonces, trabaja para incorporar en la organización la perspectiva ecofeminista para que Greenpeace sea coherente con su misión y valores y pueda conseguir incidencia real en los problemas ambientales para conseguir un mundo verde y en paz.
11 posts

¡ Comparte !


Comentarios

1 comentario
NINA INFANTE CASTRILLO 11/02/2020

Estupendo artículo visibilizando las mujeres en la ciencia. Muchas gracias, compartimos, para su conocimiento.

Responder

¡ Comparte !