Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Nanqui Soto - 11-06-2020


El humo de los incendios en la Amazonia ensombrece el turismo de las islas Canarias

Para que el turismo alemán, inglés, francés, holandés o español pueda disfrutar de un solomillo o un chuletón de vaca en la terraza del hotel y con vistas a la piscina, algunas empresas del sector agropecuario brasileño invaden y deforestan áreas protegidas de la Amazonia.

Islas Canarias
Islas Canarias

En este momento, cuando Brasil se está convirtiendo en el nuevo epicentro de la Covid-19, el aumento de la deforestación es la peor noticia, especialmente para los pueblos indígenas, que son las comunidades más vulnerables de la selva amazónica. En 2019, la deforestación en la Amazonia aumentó en un 30%. Entre enero y abril de 2020 las alertas de deforestación en la Amazonia aumentaron un 62%. Y durante el pasado mes de mayo, las alertas de deforestación aumentaron un 34% en comparación con el mes anterior. El principal responsable de todo esto es el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que ha paralizado la demarcación de tierras indígenas y desmantelando sistemáticamente el sistema de protección ambiental.

Desde Greenpeace, junto con Repórter Brasil, hemos realizado una investigación donde se ha puesto en evidencia los vínculos entre la deforestación producida por la expansión ganadera en el interior de espacios protegidos de Brasil, las exportaciones brasileñas de carne congelada y el consumo de esta carne en los mercados internacionales, incluidos los países de la UE. En el caso de España, algunas empresas importadoras de esta carne congelada, principalmente ubicadas en el archipiélago canario, presumen de tener entre sus clientes a grandes cadenas hoteleras como Barceló, Iberostar o H10 Hotels.

Ganado pastando en el Parque Estatal Ricardo Franco
Ganado pastando en el Parque Estatal Ricardo Franco, Brasil. © Ednilson Aguiar

La investigación se centra en el Parque Estatal Ricardo Franco, un espacio protegido de 158.000 hectáreas creado en 1997 en la frontera entre Mato Grosso, en Brasil, y Bolivia. Debido a su alta biodiversidad, el parque fue creado bajo la categoría de “protección integral”. Según el análisis, desde la creación del parque, más de 12.000 hectáreas han sido deforestadas y, en la práctica, el 71% de su área es reclamada por el sector ganadero como propiedad privada. Estas granjas ganaderas dentro del espacio son incompatibles con los objetivos de protección. De las 137 granjas destacan dos de ellas: Paredão I y II, que suman más de 4.000 hectáreas, de las cuales al menos 2.000 hectáreas han sido deforestadas ilegalmente. En 2016, los daños ambientales en estas granjas fueron objeto de investigaciones y acciones judiciales por parte de la Oficina del Fiscal del Estado de Mato Grosso.

La investigación encontró que, entre abril de 2018 y junio de 2019, el ganado de estas dos granjas (Paredão I y II) fue vendido a otra instalación ganadera del mismo propietario pero ubicada fuera del espacio protegido. Esta granja es un proveedor importante de carne de los principales mataderos de Brasil: JBS, Marfrig y Minerva. Pero estos mataderos solo realizan una evaluación de la última granja por la que pasó el animal antes de su sacrificio, no un monitoreo de todos los proveedores a lo largo de la cadena de suministro, permitiendo, de esta forma, la entrada de animales que pastaban ilegalmente en el citado espacio protegido dentro de la cadena. Este esquema, un verdadero “lavado de ganado ilegal” permite que el ganado pueda ser suministrado a mataderos que se han comprometido públicamente a limpiar sus cadenas de suministro de ganado procedente de áreas afectadas por la deforestación e invasión de áreas protegidas.

Descargar gráfico y/o datos

En Greenpeace hemos seguido el rastro de las exportaciones de estas grandes empresas brasileñas productoras de carne para el mercado internacional, incluidos países de la UE como España. Así, empresas de importación de productos congelados, especialmente en las islas Canarias, aparecen como destinatarios de esta carne congelada. A su vez, estas empresas publicitan que entre sus clientes están las grandes cadenas hoteleras de Canarias, como Barceló, Iberostar, H10 Hotels, etc.

Este caso pone en evidencia, una vez más, que el modelo económico y de consumo de los países europeos es insostenible, provoca cambio climático, pérdida de biodiversidad y violaciones de los derechos humanos. Necesitamos otro modelo, y eso incluye a las empresas del sector turístico, que deberían disponer en cada uno de los países donde operan de rigurosos estándares y procedimientos de análisis de riesgos en su cadena de suministro con la finalidad de determinar el nivel de riesgo de los principales proveedores en relación a criterios medioambientales, sociales y de gobierno. Pero la voluntariedad no puede ser la única solución: es urgente que la Comisión Europea ponga en marcha la anunciada legislación que impida la entrada en la Unión Europea de materias primas procedentes de la deforestación.

Nos sobran razones para seguir trabajando para frenar la deforestación y transformar el destructivo modelo de producción y consumo. Nos sobran razones para invitarte a que te sumes la semana que viene a la Semana Mundial Sin Carne.

Nanqui Soto - autor del blog.
Nanqui Soto
Licenciado en Biología por la Universidad Complutense de Madrid, Post-grado en Ordenación del Territorio por la Universidad Politécnica de Valencia y Diplomado en Educación Ambiental por la UNED. Responsable de las campañas de Bosques y Empresas y DDHH en Greenpeace España. Twitter: @NanquiSoto
54 posts

¡ Comparte !


Comentarios

3 comentarios
Carmen C. Martin 13/06/2020

Solamente quería aclarar que Iberostar, H10, Barceló NO son empresas Canarias, y en un artículo como este y teniendo en cuenta la formación del autor, me parece grave un error como este. Son empresas que hacen su negocio en Canarias. En Canarias también se arrasa con su medioambiente.

Responder
M. Carmen García 15/06/2020

No creo que diga que son empresas canarias sino que se mueven por Canarias como por todo el mundo...
Y YO DIGO MÁS: DONDE DICE DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS, YO DIGO: TB DEFENDER LOS DERECHOS D LOS ANIMALES.
LA SEMANA SIN CARNE SE TIENE QUE CONVERTIR EN VEGANISMO.

M. Carmen García 15/06/2020

Sigo insistiendo en estas cosas del día a día, de mi día a día no, D COMER POLLO por ejemplo - muslitos d pollo, pechugas d pollo, alitas d pollo... - ESTO QUE PARECE TAN INOCENTE, PARA LA SALUD HUMANA QUIZÁ. PASA POR TRITURAR INFINIDAD DE POLLITOS INOCENTES, FABRICADOS EN LAS INCUBADORAS...
EL JAMÓN TAN RICO Q SE ZAMPAN ALGUNOS PASA POR EXPLOTAR A PEQUEÑOS BEBÉS Y MADRES...
LOS RICOS YOGURES QUE DEVORAN MUCHOS, SE PRODUCEN GRACIAS A LA EXPLOTACIÓN DE POBRES VACAS INSEMINADAS ARTIFICIALMENTE, CON VÁLVULAS-VÍA POR DONDE LES INTRODUCEN LOS MEDICAMENTOS... QUE PAREN A SUS POBRES PEQUEÑOS, LOS CUALES SON SEPARADOS D ELLAS PARA HURTARLES SU LECHE, DESTINADA A INGRATOS HUMANOS, A TRAVÉS DL QUESO Y TANTOS PRODUCTOS LÁCTEOS SIN LOS CUALES MUCHOS NO PUEDEN PASAR...
NO HAY QUE IRSE A LOS CONFINES D LA TIERRA PARA ENCONTRARLO, SÍMPLEMENTE EN CUALQUIER TIENDA DEL BARRIO... HIPER, Y TANTOS MÁS.
POR FAVOR: HAGÁMONOS VEGANOS, YO YA CASI LO SOY.
Muchas Gracias por colaborar, alguno lo hará

Responder

¡ Comparte !