Entrada de blog por Greenpeace España - 08-05-2022


Fauna espectacular en peligro, si no actuamos AHORA

La Amazonia es la mayor selva tropical de la Tierra, y la lucha para protegerla ha atraído con razón la atención de todo el mundo. Pero ¿sabías que otros preciosos ecosistemas de Sudamérica también están desapareciendo a un ritmo alarmante? La deforestación provocada por la expansión de la ganadería y las plantaciones de monocultivos se están comiendo áreas naturales únicas para producir carne y soja. Esta última, la soja, destinada a la fabricación de piensos para alimentación animal y que es exportada en gran parte a Europa.

¿Ha oído hablar alguna vez de las sabanas del Cerrado o de los exuberantes humedales del Pantanal? Al igual que la Amazonia, también son grandes áreas naturales en el corazón de Sudamérica. Son insustituibles para las personas y los animales que viven allí, y cruciales en la lucha contra la crisis climática.

Conoce más sobre el valor incalculable del Cerrado, el Pantanal y la selva amazónica a continuación, y descubre lo que podría perderse si no actuamos AHORA.

Bosque junto al río Tapajós, en la Tierra Indígena Sawré Muybu, hogar del pueblo Munduruku, estado de Pará, Brasil.

Amazonia: almacenamiento de carbono para el mundo

La selva amazónica almacena un volumen de carbono equivalente a 13 veces las emisiones mundiales anuales de combustibles fósiles. Alrededor del 10% de todas las especies animales y vegetales conocidas en nuestro planeta se encuentran en esta región, incluyendo muchas especies en peligro de extinción y especies que se encuentran exclusivamente en el Amazonas. La selva tropical es un verdadero tesoro de vida, pero todavía alberga muchos misterios y áreas desconocidas ¿Sabías que cada año se descubren allí nuevas especies?

Ganado en una zona ganadera, junto a una zona recientemente deforestada y quemada, en Candeias do Jamari, estado de Rondônia.

La tasa de deforestación del Amazonas aumenta, de nuevo…

La selva amazónica de Brasil se está reduciendo debido a la actividad humana. Ya ha desaparecido el 17% de la superficie forestal, es decir, ¡unas 17 veces el tamaño de los Países Bajos! Hasta 2008, el avance del cultivo de la soja era una de las principales causas de deforestación en la Amazonia. Gracias a las campañas de Greenpeace, entre otras organizaciones, se estableció una moratoria al cultivo de soja que redujo la deforestación directa provocada por la expansión de las explotaciones de soja. Pero en los últimos años la destrucción de la selva amazónica ha vuelto a aumentar, especialmente para dar paso a la ganadería y al acaparamiento de tierras. Desde que el presidente Bolsonaro asumió el cargo, esta destrucción de la naturaleza ha crecido rápidamente. ¿Sabías que la destrucción ha alcanzado niveles que no se veían desde 2006?

El jaguar es una de las muchas especies del Cerrado amenazadas por la expansión del agronegocio para producir soja y maíz para la exportación.

El Cerrado: el hogar del jaguar

El jaguar, el armadillo, la espátula rosada, el oso hormiguero y el tapir viven aquí, en la sabana con mayor biodiversidad del mundo. Pero el Cerrado está en peligro.

La región comprendida entre los estados de Maranhão, Tocantins, Piauí y Bahía, conocida como MATOPIBA en Brasil, se considera el escaparate del agronegocio brasileño, con una elevada producción de soja y maíz para la exportación.

La mitad de la sabana destruida

Hace un siglo, el Cerrado era tan grande como la mitad de Europa; hoy en día, casi la mitad de esta sabana ha sido destruida, en gran parte para dar paso a enormes campos de monocultivo de soja y ranchos de ganado. Cada día se sigue destruyendo una valiosa naturaleza para hacer sitio al avance de la industria agrícola. En 2019, el Estado español importó 2,4 millones de toneladas de soja brasileña, principalmente de los Estados de Mato Grosso y Matopiba, regioines ubicadas en el bioma del Cerrado ¿Sabías que casi la mitad de las importaciones de soja brasileña a los Países Bajos proceden de esta región, y que no hay garantías de que esta soja esté libre de destrucción? 

Vista aérea de los humedales del Pantanal en Brasil.

El Pantanal: una gran cuenca hidrográfica

El Pantanal es también un espacio natural de récord, ¡es el mayor humedal tropical del mundo! Todos los años, durante la estación de las lluvias, se inunda alrededor del 80%. Es una gran cuenca hidrográfica situada en el centro del continente sudamericano que abastece de agua a toda la región.

En 2020, cerca de 2,3 millones de hectáreas del Pantanal fueron consumidas por el fuego, con graves impactos en la fauna de la región.

Ganaderos implicados en los incendios forestales

En 2020, los grandes incendios destruyeron más de una cuarta parte de los humedales del Pantanal. La prolongada falta de lluvias en la región, probablemente relacionada con la crisis climática, unida a la ausencia total de políticas de protección del medio ambiente, ha creado un desastre sin precedentes, poniendo en peligro a las personas y la rica biodiversidad de la zona. Se ha descubierto que diversos ranchos de producción de ganado estaban implicados en estos incendios. Una investigación de Greenpeace demostró que varios de esos ganaderos suministran a empresas cárnicas brasileñas como JBS y Minerva, que también exportan a Europa.

 

Es hora de una nueva ley de la UE

Desgraciadamente, todas estas bellas y preciosas zonas naturales y las personas que las habitan se ven oprimidas por el avance de las industrias ganaderas y de la soja. ¿Adivina qué? Ese pienso de soja y la carne que se cría en las tierras despejadas del Pantanal, el Cerrado o el Amazonas también se venden en la Unión Europea. Es hora de una nueva ley de la UE que no sólo proteja los bosques, sino TODAS las áreas naturales cruciales para que no sean taladas para suministrar productos a Europa.

¡ Comparte !


Comentarios

2 comentarios
gorrión 09/05/2022

No solo la fauna animal esta en peligro . 🚼 🚱 🏭 🌍 📢 .

Responder
Greenpeace España 10/05/2022

¡Seguimos trabajando! 💪

¡ Comparte !