Entrada de blog por Greenpeace España - 04-03-2022


GUERRA EN UCRANIA (II): El grave peligro de sus reactores nucleares

  • Análisis de Greenpeace sobre los graves peligros nucleares en la planta de Zaporiyia en Ucrania: la única solución es el fin inmediato de la guerra

Ante las últimas noticias sobre la central nuclear de Zaporiyia, Greenpeace recuerda que la invasión militar de Ucrania por parte de Vladimir Putin plantea una amenaza nuclear sin precedentes. Greenpeace está profundamente alarmada por estos sucesos. La organización condena enérgicamente el ataque del personal militar ruso a la central nuclear de Zaporiyia y a los ciudadanos de la cercana ciudad de Enerhodar. La organización ecologista reitera que la única solución es el fin inmediato de la guerra.

En las últimas horas, ha habido informaciones de un edificio en llamas como resultado de la batalla. Es importante en esta situación tan confusa con implicaciones tan importantes para la seguridad de las plantas nucleares, pero más especialmente para la población de Ucrania, que la información sea lo más precisa posible. (1)

Los 15 reactores nucleares del país dedicados a la generación eléctrica, entre ellos esta planta, la más grande de Europa, están en riesgo de sufrir daños potencialmente catastróficos que podrían dejar parte del continente europeo, incluida Rusia, inhabitable durante décadas.

Un reciente estudio de Greenpeace (2) analiza esta situación, centrándose especialmente en la planta de Zaporiyia, que produjo el 19% de la electricidad de Ucrania en 2020 y en la que hay seis grandes reactores y seis piscinas de refrigeración con cientos de toneladas de combustible nuclear altamente radiactivo. Actualmente, tres reactores están en funcionamiento y tres se han cerrado desde el comienzo de la guerra. 

“Para agregar a los horribles eventos de la última semana, existe una amenaza nuclear única. Por primera vez en la historia se está librando una guerra importante en un país con múltiples reactores nucleares y miles de toneladas de combustible gastado altamente radiactivo. La guerra en el sur de Ucrania, alrededor de Zaporiyia, pone a todos los reactores en mayor riesgo de sufrir un accidente grave. Mientras esta guerra continúe, la amenaza militar para las plantas nucleares de Ucrania permanecerá. Esta es una razón más, entre tantas, por las que Putin debe cesar de inmediato su guerra contra Ucrania”,  ha señalado Jan Vande Putte, coautor del análisis de riesgos.

La conclusión de la investigación realizada por especialistas de Greenpeace concluye que la seguridad de Zaporiyia está gravemente comprometida por la guerra. Incluso sin daños directos a la planta, los reactores dependen en gran medida de la red eléctrica para operar los sistemas de refrigeración, de la disponibilidad de técnicos y personal nucleares y del acceso a equipos pesados ​​y logística.

Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, Greenpeace ha estado monitoreando de cerca las implicaciones para las instalaciones nucleares en todo el país. Parte de este trabajo es la publicación  del análisis técnico sobre algunos de los principales riesgos de la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania.

En el caso de un bombardeo accidental y ciertamente en caso de un ataque deliberado, las consecuencias podrían ser catastróficas, mucho más allá del impacto del desastre nuclear de Fukushima en 2011. Debido a la vulnerabilidad de las centrales nucleares, su dependencia de un conjunto complejo de sistemas de apoyo y el largo período de tiempo que se tarda en llevar la central nuclear a un nivel de seguridad más pasivo, la única forma de reducir sustancialmente los riesgos es detener la guerra.

Greenpeace desea expresar su profundo respeto y agradecimiento a todos los trabajadores y trabajadoras de las centrales nucleares en Ucrania, incluida Chernobyl, que trabajan en condiciones extremas para mantener la estabilidad de las plantas. No solo protegen la seguridad de los suyos. sino también de gran parte de Europa.

Conclusiones clave del análisis de Greenpeace
  • La planta de Zaporiyia, como todos los reactores, con combustible caliente altamente radiactivo, requiere energía eléctrica constante para refrigerarse, incluso cuando está parada. Cuando falla la red eléctrica y el reactor se encuentra en un apagón de central, hay generadores diésel y baterías de respaldo, pero no se puede garantizar su confiabilidad durante un período de tiempo más prolongado. Hay problemas en curso sin resolver con los generadores diésel de emergencia de Zaporiyia, que tienen un stock de combustible estimado en el sitio solo para siete días.
  • Según datos oficiales de 2017, en Zaporiyia había 2.204 toneladas de combustible nuclear gastado de alto nivel, 855 de las cuales estaban en piscinas de combustible gastado altamente vulnerables. Sin enfriamiento activo, corren el riesgo de sobrecalentarse y evaporarse hasta un punto en el que el revestimiento metálico del combustible podría incendiarse y liberar la mayor parte del inventario radiactivo.
  • Zaporiyia, como todas las centrales nucleares en funcionamiento, requiere un sistema de apoyo complejo, que incluye la presencia permanente de personal cualificado, energía, acceso a agua de refrigeración, repuestos y equipos. Dichos sistemas de apoyo se ven gravemente comprometidos durante una guerra.
  • Los edificios del reactor nuclear de Zaporiyia tienen una contención de hormigón que protege tanto el núcleo del reactor, su sistema de refrigeración y la piscina de combustible gastado. Sin embargo, dicha contención no puede resistir el impacto de las municiones pesadas. La planta podría ser impactada accidentalmente. Parece poco probable que la planta sea un objetivo deliberado, dado que la liberación nuclear podría contaminar gravemente a los países vecinos, incluida Rusia. Aún así, esto no se puede descartar por completo.
  • En el peor de los casos, si la contención fuera destruida por explosiones y el sistema de enfriamiento fallara, la radiactividad tanto del reactor como de la piscina de combustible podría escapar libremente a la atmósfera. Esto supondría el riesgo de hacer que toda la planta resultara inaccesible debido a los altos niveles de radiación, lo que luego podría conducir a una cascada adicional de los otros reactores y piscinas de combustible, cada uno de los cuales esparciría grandes cantidades de radiactividad en diferentes direcciones del viento durante varias semanas. Podría hacer que una gran parte de Europa, incluida Rusia, fuera inhabitable durante al menos muchas décadas y en una distancia de cientos de kilómetros, un escenario de pesadilla y potencialmente mucho peor que el desastre de Fukushima Daiichi en 2011.
  • Se necesita mucho tiempo para que una central eléctrica nuclear en funcionamiento pase a una etapa de seguridad pasiva que no requiera más intervención humana. Cuando se apaga un reactor, el calor residual de la radiactividad disminuye exponencialmente, pero aún permanece muy caliente y requiere enfriamiento durante un período de 5 años antes de que pueda cargarse en contenedores de almacenamiento seco de hormigón que eliminan su calor fuera del contenedor a través de la circulación natural del aire.  Cerrar un reactor puede disminuir progresivamente los riesgos con el tiempo, pero no resuelve el problema.
MÁS INFO:

Declaración de Greenpeace sobre la invasión de Ucrania por parte del gobierno ruso.

 

NOTAS

  1. La ubicación del edificio incendiado y el aparente enfrentamiento militar parecen estar en la calle Promyslova, que es la calle principal desde la ciudad de Enerhodar. Está ubicado fuera del área de alta seguridad de la central nuclear.  El edificio que parece estar en llamas era parte del Centro de Capacitación Educativa, que se encuentra en la calle Promyslova, aproximadamente a 300-350 metros de la unidad 1 del reactor Zaporiyia. El enfrentamiento militar tuvo lugar aproximadamente a 200-300 metros del reactor de la Unidad 1. Los vehículos blindados de transporte de personal observados desde la cámara web de Zaporiyia parecen ser la propia fuerza de seguridad de Zaporiyia: la Brigada 3042 del Ministerio del Interior de Ucrania, que tiene dichos vehículos en el lugar.
  2. Documento: «La vulnerabilidad de las plantas nucleares durante el conflicto militar. Lecciones de Fukushima Daiichi. Enfoque en Zaporiyia, Ucrania», elaborado por Jan Vande Putte (asesor de protección radiológica y activista nuclear, Greenpeace este de Asia y Greenpeace Bélgica) y Shaun Burnie (especialista nuclear sénior, Greenpeace este de Asia. https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/documentos/la-vulnerabilidad-nucleares/

¡ Comparte !


Comentarios

20 comentarios
teresa mailly 04/03/2022

GRACIASSSSSSSSSSSS por toda la información

Responder
LUIS GARCÍA CHILLÓN 04/03/2022

Ustedes si que son un peligro para todos los europeos, con sus políticas contrarias a la energía nuclear, la UNICA, SEGURA, BARATA, LIBRE DE CO2, SIN DEPENDENCIA EXTERNA y GENERADORA DE MILES DE PUESTOS DE TRABAJO. España, con CATORCE REACTORES NUCLEARES, podría bajar un 50 % el precio del Kw/. Atentamente,

Responder
Moisés 04/03/2022

Te equivocas. La energía más segura, la más barata, libre de CO2, sin dependencia externa, generadora de miles de puestos de trabajo, y la única que no deja residuos de ningún tipo, es la energía renovable. Tienes el ejemplo de Alemania, que con las energías renovables han conseguido bajar el precio de la electricidad a la mitad, y eso que tienen menos horas de sol que en España.

Ester Fernández Túmar 04/03/2022

Las centrales nucleares funcionan quemando uranio, un metal pesado venenoso que hay que extraer del suelo, picando piedra como si extrajeras carbón, a veces a mucha profundidad. Esa minería requiere quemar mucho petróleo, en la extracción, tratamiento y transporte de esas piedras de uranio hasta las centrales, emitiendo mucho CO2 . Es una industria muy peligrosa, que destruye y contamina las zonas en torno a sus minas.
Como todas las fuentes de energía no renovables, cuando se acabe el uranio, se acabó; por lo que no tiene futuro.
De los residuos no hace falta ni hablar; estarán costándonos dinero y enfermedades durante milenios.
Las centrales nucleares son muy vulnerables a sabotajes, guerras, adversidades ambientales y crisis económicas.
Por lo tanto, la energía nuclear de la que usted habla es muy peligrosa, carísima, emite mucho CO2 y otros contaminantes, es tóxica a muchos niveles y no tiene futuro.
Atentamente,
Ester.

Concepción Sánchez Hurtado 04/03/2022

Después de leer ésta crónica de guerra y amenazas nuclear ,que hago yo cuando leo éstas noticias? Aparte de impotencia ,miedo por los habitantes y el resto? Pues crearme una ansiedad ante todo lo que
sucede,y dolor de cabeza por todo lo que nos rodea,que podemos hacer gente como yo?.pues no leer ni enterarme, porque me crea ansiedad

Responder
Leonor 04/03/2022

Estoy de acuerdo que se
pare está guerra y paz.para Ucrania

Responder
Francesc MArti 04/03/2022

Gracias por la información.
Gracias por vuestro trabajo.
Esto es una locura. Y se confirma, desgraciadamente, que las nucleares son un peligro para la humanidad.

Responder
Marta 04/03/2022

Esto es una locura y por desgracia la realidad supera la ficcion. La unica opcion que podemos ofrecer a la humanidad como ciudadanos, es la solidaridad, unidad, respeto y contundencia. Estamos a merced de unos gobiernos y dirigentes cinicos e irresponsables. Permitamosnos al menos,como ciudadanos,darles una leccion de cordura.

Responder
Damià 04/03/2022

Gracias compañeros de Greenpeace.
Qué valientes siempre!
Para que luego alguien argumente que las centrales nucleares son seguras...a la vista está.
Abrazos.

Responder
Sergio 04/03/2022

¡¡¡¡¡¡ALTO A LA GUERRA------> ¡¡¡YAAAAA

Responder
Estela Gárate Wamparo 04/03/2022

Paz Consciencia Respeto Responsabilidad Compasión.
Paz y Termino de la Guerra
Con Diálogo y Acuerdos se puede evitar el Sufrimiento de Personas Niños Animales y la Destrucción de la Naturaleza y del País y evitar aún un daño Irreparable para todos en el Mundo. Hago un llamado a la Consciencia de Rusia y Ucrania Solucionar Conflictos qué sólo crean Destrucción y Muertes.

Responder
ELENA GOMEZ GUTIERREZ 04/03/2022

Gracias por este informe fiable y verìdico. Seguiremos pidiendo en todos los canales a nuestro alcance el fin de esta peligrosa escalada nuclear y una paz verde y justa para Ucrania y el resto del planeta.

Responder
Juanjo 04/03/2022

Simplicidad.
Estamos de paso.
La vida es un regalo.
Recuperar lo transcendente.
La vía espiritual, reconectar la trama de la vida.
Esperanza, siempre.

Responder
Sylvia 04/03/2022

El meu sincer agraïment a tots els que lluiteu perquè aquest món sigui un lloc per poder viure amb dignitat.

Responder
Roser Salvañà Domenech 04/03/2022

Tremendo

Responder
Ermini Ros Navarro 05/03/2022

Hay que parar la guerra, parece como que los humanos no aprendemos de la experiencia: en una guerra, mas pronto o mas tarde, nadie gana.

Responder
Mamen 05/03/2022

¡¡LA AMBICIÓN DE ALGUNOS NO TIENE LIMITES!!
Llevo días maldiciendo a ESE MAL NACIDO (que no tiene otro nombre), por llevar a la guerra a esos pobres chavales rusos engañados a una muerte segura. Al horror de ver como destruye la vida de millones de Ucranianos y por ponernos en peligro al resto de europeos, población mundial y medio ambiente... Y él mientras tanto escondido en su MADRIGUERA como una RATA...
¡¡Lo siento chic@s, es lo que me gritan mis entrañas!!

¡¡¡NO A LA GUERRA!!! ¡¡¡NO A LA ENERGIA NCLEAR!!! ¡¡¡NO A LOS DICTADORES!!!

Responder
Juan Carlos Otazu Pipaòn 05/03/2022

Ante todo dar a todas las personas que son víctimas inocentes de cualquier acto violentó , unos sinceros y afectuosos abrazos , aún siendo estos desde la distancia .
Me alegró ENORMEMENTE , que el conato armado , en la central nuclear de Zaporiyia , no haya afectado a los reactores atómicos , Aún así queda demostrado que las centrales nucleares son un PELIGRO REAL , el cuál en parte esta en nosotros el asumirlo , i centrales nucleares ! i NO ! i NO ! i NO !

Responder
Yolanda 05/03/2022

NO a la guerra, NO a las nucleares, SI a las energías renovables.

Responder
Rufino 05/03/2022

Muy buena reflexión.Hahora que por parte de los lobys quieren que las nucleares sean energia limpia,La ciudadania tiene que saber a lo que nos enfrentamos. Nucleares no !GRACIAS¡

Responder

¡ Comparte !