Entrada de blog por Francisco del Pozo Campos - 04-03-2022


GUERRA EN UCRANIA (IV): no más sangre por gas fósil

El 15 de febrero de 2003 millones de personas salieron a las calles en ciudades de todo el mundo. El «No a la guerra» y el “No más sangre por petróleo” fueron los lemas que gritamos para oponernos a la guerra de Irak de 2003. Estados Unidos aseguró que este país poseía armas de destrucción masiva e intervino y bombardeó Bagdad, dando inicio al conflicto para controlar los recursos energéticos de los iraquíes.


Manifestación en Madrid contra la guerra en Irak, 2003
©Greenpeace/Pedro Armestre

Casi veinte años después nos encontramos en los primeros compases de otro conflicto cruento y terrible donde los combustibles fósiles, en este caso el gas (además del petróleo), están “en el ajo”. Aunque esta vez la guerra no sea por el control de los combustibles fósiles, son estos los que literalmente alimentan la guerra, pues el 40% del PIB de Rusia procede de la exportación de combustibles fósiles y su gobierno utiliza como arma la dependencia energética de Europa.

En todos los telediarios resuenan nombres de gasoductos como “North Stream 2” y empresas energéticas implicadas en un gran juego de ajedrez geopolítico de tan terribles consecuencias. Por un lado la dependencia del Norte de Europa del gas que viene de Siberia y por otro la necesidad de los fondos de la venta de ese gas generan un doble juego de chantajes cruzados a un lado y otro del conflicto.

Parecía que a la opinión pública se le había olvidado que las empresas de combustibles fósiles están alimentando, además de la crisis climática, guerras en todo el mundo, a costa y con el sufrimiento de los más vulnerables. Como sociedad civil no nos queda más remedio que desempolvar esas viejas pancartas y volver a denunciar que detrás del ruido informativo y las exhortaciones militaristas están las necesidades de beneficios sin límite de las corporaciones energéticas.

La guerra en Ucrania es otro recordatorio de lo urgente que es que los líderes mundiales se tomen en serio la tarea de romper nuestra adicción a los combustibles fósiles. Tenemos que ser claros. La vida humana y los desastres naturales son la moneda de cambio que permite a los peligrosos intereses creados mantener el poder y los beneficios a través de la industria de los combustibles fósiles.

Desde Greenpeace reclamamos al Gobierno:  

  1. Que apoye todas las vías de negociación pacífica, que impulse el empleo de acuerdos diplomáticos y medidas económicas que contribuyan al cese inmediato de las hostilidades, que ponga fin a su contribución a la escalada armamentística, puesto que es un camino contraproducente para alcanzar la paz, y que aplauda las protestas pacíficas de activistas de todo el mundo en contra de la guerra.
  2. Una rápida transición hacia las energías renovables, acelerando el despliegue de energía limpia de manera democrática y en manos de la ciudadanía.
  3. Que abandone su postura de convertir España en un “hub” europeo del gas y que no desempolve viejos y caros proyectos que aumenten las importaciones de gas fósil. Esta infraestructura no entraría en funcionamiento hasta dentro de años y mantendrá la dependencia del gas que difícilmente tendrá un origen “democrático” y en ningún caso sostenible.
  4. Que establezca criterios de transición justa ante los peores efectos de la crisis de precios de la energía para proteger a los consumidores vulnerables. Que favorezca el derecho a la energía limpia con tarifas sociales, el cambio masivo de calderas de gas por sistemas renovables y la inversión en eficiencia energética en los edificios.

Ahora es el momento de liberarnos de las dependencias fósiles e invertir en una transición justa hacia un mundo en paz.

¡No más sangre por gas!

Mas información 

Declaración de Greenpeace sobre la invasión de Ucrania por parte del gobierno ruso

Guerra en Ucrania (II): El grave peligro de sus reactores nucleares

Guerra en Ucrania (III): Qué puedes hacer tú

¡Basta de publicidad de combustibles fósiles! Firma la iniciativa europea ciudadana

Francisco del Pozo Campos - autor del blog.
Francisco del Pozo Campos
Ingeniero Técnico Industrial especializado en mecánica, Graduado en Ingeniería Energética, Responsable de gas fósil en Greenpeace @fpozo28
19 posts

¡ Comparte !


Comentarios

8 comentarios
hermafrodita 04/03/2022

Desgraciadamente hay quienes siguen convirtiendo a la Madre Tierra en un tablero de ajedrez , est@s psicopatas son l@s culpables de que se de prioridad a los combustibles fósiles .
Realmente les importamos menos que un comino .
¿ Para cuando se van a decidir a potenciar el uso de energías limpias y renovables ? . La dependencia de los combustibles fósiles nos sigue restando el oxígeno , nos contamina , y enferma muy pero que mucho , a nuestra Madre Tierra .
ii PAZ !!

Responder
Greenpeace España 23/03/2022

Así es, Hemafrodita. Para lograrlo hace falta mucha voluntad política.

Juanjo 05/03/2022

Aún con un pie en la pandemia por Covid, en tan solo una semana nos vemos con una guerra en Europa de dimensiones escalofriantes y con un potencial de destrucción que asusta.
De repente los países de la UE deciden enviar armas a un país que ha sufrido una grave agresión, una invasión; la perplejidad y desorientación me crean extrañeza del mundo que percibo.
La codicia por el enriquecimiento, la brutalidad de Rusia y la inmediata respuesta militarista, no lo acabo de encajar.
La fuerza de Europa está en el conocimiento, no en la fuerza. Me ha desencantado del poco aprecio que venía guardando hacia este sistema.
No lo acabo de entender, parece que deberían hacer autocrítica nuestros gobernantes. Como se ha dado este salto tan rápido?
Cuantas cosas se podrían haber hecho para evitar la guerra?
Sabemos que hay una guerra, pero qué ha pasado?
Es un choque ideológico? Hay un componente étnico?
Hay muchas cosas en la sombra, pero, solo un deseo, PAZ

Responder
Greenpeace España 23/03/2022

PAZ💚

Amanda Ly 22/03/2022

Es importante que los gobiernos no usen nada violencia ó armas contra otros paises porque es peligroso. Tambíen, es logíca que los manifestantes luchen contra el gobierno y guerras porque es devestadora para todo el mundo. Tambíen, los combustibles fósiles es una gran parte de la nuevo conflicto de Russia que muestra las valores de el mundo. Tambíen, este guerra es muy peligroso para todo el mundo porque causa destruciónes en los ciudadanos y contribue a el calentamiento global. Es triste que los humanos puedan causar muchos violencias contra el uno al otro. Pero ahora, yo pienso que es importante que los Estados Unidos usen sus recursos y ayuden Ucrania.

Responder
Greenpeace España 23/03/2022

😢

Amanda 22/03/2022

Es importante que los gobiernos no usen nada violencia ó armas contra otros paises porque es peligroso. Tambíen, es logíca que los manifestantes luchen contra el gobierno y guerras porque es devestadora para todo el mundo. Tambíen, los combustibles fósiles es una gran parte de la nuevo conflicto de Russia que muestra las valores de el mundo. Tambíen, este guerra es muy peligroso para todo el mundo porque causa destruciónes en los ciudadanos y contribue a el calentamiento global. Es triste que los humanos puedan causar muchos violencias contra el uno al otro. Pero ahora, yo pienso que es importante que los Estados Unidos usen sus recursos y ayuden Ucrania.

Responder
Greenpeace España 25/03/2022

¡Gracias Amanda por tu comentario! Por un mundo en Paz

¡ Comparte !