Entrada de blog por Nanqui Soto - 13-08-2021


Tenemos la vacuna contra los grandes incendios forestales

Como estamos viendo a nivel global, los grandes incendios forestales representan un problema creciente y son en momentos de ola de calor la parte más visible de la emergencia climática. Hace unas semanas lo fueron las inundaciones, y en septiembre lo será el hielo ártico o la temporada de huracanes en el Atlántico. Las sequías y lluvias torrenciales en Etiopía, Kenia o Camerún, como nos afectan menos, no suelen formar parte de nuestro imaginario de extremos climáticos. Los científicos del IPCC nos recordaron el pasado lunes que vivimos ya en un planeta afectado por el calentamiento global de origen inequívocamente humano y sin precedentes en la historia.

Asustados por lo que nos pueda venir en próximos días o semanas, en España, como contábamos en 2020 en el informe Proteger el medio rural es protegernos del fuego; sabemos que aunque el número anual de incendios tenga una tendencia decreciente, unos pocos pero pavorosos incendios ingobernables pueden ser los responsables de una parte considerable de la superficie total quemada en un año. Entonces, el problema no es el fuego son los grandes incendios. Podemos convivir con los incendios de baja intensidad, pero cuando llegan los megaincendios atizados por temperaturas extremas es para echarse a temblar.

Y si nosotros no gestionamos antes el paisaje, lo harán estos grandes incendios de manera brusca y devastadora. Viendo lo que está ocurriendo en países vecinos, nadie puede decir que no estamos avisados.

La ola de calor en la que nos encontramos crea un escenario adecuado para incendios pavorosos y que obligan al responsable del operativo de extinción a catalogar el incendio como “fuera de la capacidad de extinción”, en espera de un cambio en las condiciones meteorológicas. La ola de calor hace estos incendios muy difíciles de controlar y de extinguir.

Pero las temperaturas extremas no provocan incendios. Para que comience el incendio hace falta una cerilla, una colilla, el rescoldo de una barbacoa, una chispa que salte de una herramienta o una maquinaria, un tendido eléctrico en mal estado o que roce una rama, o cualquier otra negligencia o imprudencia. También hay incendios provocados de manera intencionada. Y un porcentaje muy pequeño de personas enfermas que se ven atraídas por el fuego, los pirómanos.

incendioforestal

30 agosto 2013. Lousame, A Coruña. ©Greenpeace/Pedro ARMESTRE

¿Qué podemos hacer entonces?

Los expertos de la ONU del IPCC, nos han dicho que el cambio climático es ya inevitable, en parte irreversible, y solo podemos evitar que empeore. Es de obligación moral actuar para reducir las emisiones y contener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de 1,5 ºC. Y los accidentes, negligencias e intencionalidad que provocan los incendios tienen un componente sociológico, muy azaroso, difícil de gestionar y con resultados a medio plazo. La investigación de las causas, la apertura de procedimientos judiciales y la aplicación del código penal son necesarios, pero no son la única solución.

Sobre la temperatura y la ignición, se puede hacer, se puede actuar. Pero el margen es limitado. Sin embargo, el problema estructural de los montes españoles es una asignatura pendiente.

El estado de nuestros montes y la crisis del territorio (la mal llamada España vaciada) comparten los mismos síntomas: desidia, desconocimiento, la ausencia de financiación económica y falta de comprensión de la realidad del medio rural. En definitiva, problemas mucho más invisibles que las llamas.

En España, el éxodo rural producido a partir de los años 50 supuso el abandono de una extensión considerable de tierras de cultivo. Este abandono supuso también la drástica reducción del aprovechamiento de recursos forestales o el pastoreo, actividades que reducían la cantidad de biomasa en el paisaje, biomasa que se comporta como combustible en caso de incendio forestal. Al abandono de cuatro millones de hectáreas de espacios cultivados hay que sumar la superficie forestal producto de la repoblación forestal, una parte de la cual no ha sido correctamente gestionada. Matorralización e incremento del monte arbolado joven, inestable, que crece sin gestión, sin inserción en el modelo económico del territorio, sin interés para la población y, por tanto, abandonado a su suerte. Según fuentes del propio Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, más del 80% de la superficie forestal en España no tiene un plan de ordenación forestal. Si hablamos de ganadería, las explotaciones son hoy menos del 10% de lo que eran en los años 60, pero tienen el triple de unidades ganaderas. ¿Qué significa esto? Que en el medio rural están llegando falsas soluciones como las macrogranjas: pueblos llenos de animales explotados y vaciados de personas.

El fenómeno de la despoblación del mundo rural y de la pérdida de esta gestión sobre el paisaje aumenta el riesgo de propagación de grandes incendios forestales, incrementando al mismo tiempo la vulnerabilidad de la población, más envejecida y masculinizada y en la que las mujeres son las que menos oportunidades tienen.

A todo esto se suma un elemento que hace todavía más peligroso el cóctel: la urbanización desmedida y la falta de ordenación territorial ha hecho cada vez más difusa la línea que separa la superficie forestal del medio urbano. Principalmente en la costa y en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades existe una maraña de chalets, urbanizaciones, campings, hoteles, equipamientos e infraestructuras insertadas en una matriz forestal o en contacto continuo con el monte. Esta zona de peligro, conocida técnicamente como interfaz urbano-forestal, trae de cabeza a bomberos, agentes forestales y servicios de protección civil. Como hemos visto en los destinos turísticos de Grecia o Turquía, cuando llega el fuego a estas zonas, el incendio se propaga desde la masa forestal a los setos que separan las parcelas, de éstos a los jardines, las ventanas y las estructuras de madera de las casas sin dificultad, ya que el fuego no hace diferencias entre el combustible.

15/10/2018. Mondariz, Pontevedra, Galicia, España. ©Greenpeace/ Pedro Armestre

Por todo lo anterior, para prevenir y minimizar el impacto de los grandes incendios forestales es fundamental la gestión de nuestro paisaje, recuperar el paisaje en mosaico agroforestal tradicional de forma sostenible, mejor adaptado, con menos carga de combustible, así como recuperar zonas degradadas y desertificadas. Para mantener ese nuevo paisaje es vital la dinamización y reactivación de la economía rural que contribuya a generar estos territorios resilientes ante incendios de alta intensidad. Junto con la ganadería extensiva, hay que promover la gestión forestal preventiva y recuperar aquellas actividades que previenen su propagación y que, además, son esenciales para la sociedad.

¿Qué tiene pensado el gobierno de Pedro Sánchez y su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de cara a evitar los efectos compuestos de los extremos climáticos? ¿Llegarán los fondos europeos hasta las pymes y micropymes en el medio rural español y se aprovechará la oportunidad para dinamizar el sector forestal? ¿Como consta entre los objetivos del plan, va a ser el reequilibrio territorial un criterio en la inversión para conseguir la recuperación también de la mal llamada España Vaciada?

No necesitamos inventar una vacuna contra los grandes incendios forestales. La vacuna la conocemos. Solo hace falta el dinero para comprarla.

¿Está tu casa en riesgo de sufrir un incendio? ¡Cálculalo aquí! 

Nanqui Soto - autor del blog.
Nanqui Soto
Licenciado en Biología por la Universidad Complutense de Madrid, Post-grado en Ordenación del Territorio por la Universidad Politécnica de Valencia y Diplomado en Educación Ambiental por la UNED. Responsable de las campañas de Bosques y Empresas y DDHH en Greenpeace España. Twitter: @NanquiSoto
62 posts

¡ Comparte !


Comentarios

13 comentarios
Oroitz 13/08/2021

El planeta tiene sus ciclos. Que el hombre no podrá hacer nada por cambiar, a ver si se os mete eso en la cabeza.
En total emos tenido 5 GLACIACIÓNES después de cada GLACIACIÓN entramos en la (ínter) GLACIACIÓN . Es inevitable lo que pasa en el 🌎mundo. Estamos de paso. El mundo no lo cambiamos. El ser humano es tonto por naturaleza.
El sol también tiene ciclos y macro ciclos.

Y el Co2 Molécula lineal ligado a 2 átomos ⚛ de oxígeno. Ni retiene ni calienta nada. No retiene los rayos uva. Ni retiene el calor de nada. Es una molécula lineal muy tonta. Yo viendo todo esto tengo claro que el nivel de estudios de España no están a la altura de entender la geo ingeniería.
Que pena de país. Y las algas. Que.????
Esta claro que un incendio siempre será malo... pero que no cambiará nada. Estamos de paso. Y los ciclos no los elegimos nosotros.

Por último la oms como con black rok y muchos más utilizan una supuesta buena (falsa ) acción para hacerse con todo el poder...

De que materia física del Co2 calienta o retiene el calor. Alguien lo puede decir ?????🤷‍♂️🤷‍♂️🤷‍♂️🤌🤌🤣🤣.

Si seguís instalando placas solares y turbinas eólicas. Tendremos un problema mucho mayor.

Otra cosa que yo no entiendo es que nos digan que tenemos (x) toneladas de Co2 en el planeta. Y yo digo🤔desde cuando un gas se mide en toneladas. ??? Alguien sabe cuanto pesa una molécula de Co2???. Si tenemos (0,2) ppmv en la atmósfera cuanto peso.. si no sabéis cuanto pesa una molécula lineal.🤷‍♂️🙅‍♂️🙅‍♂️🙅‍♂️. Y podría decir mucho más.
Lo que pasa es que la gente como yo. No se por que terminan en la cárcel. Es muy simple aclararme científicamente todo. Pero creo que con los niveles de estudios del país eso no será posible.
Un saludo.

Responder
Margarita Castañón 13/08/2021

Yo creo que si pones una olla con agua al sol, le pones un soplete y además la tapas, aceleras el calentamiento. Es mi sencillo parecer de ser humano.

Ramón Santiago 15/08/2021

Hola Oroitz!
En nuestra mano está poder cambiar muchas cosas:
- Sí un día de calor te pones a la sombra salvas la vida, si te quedas al sol mueres.
- En una calle de tu pueblo, si no hay árboles la temperatura en verano es muy superior a la de otra calle similar con árboles.
- Un terreno arbolado tiene un microclima mucho más adecuado para la vida que un terreno raso.
Si favorecemos los bosques mitigaremos el calentamiento del planeta.
Hay innumerables cosas que podemos hacer, y cada gesto cuenta. En Extremadura hay un refrán que dice: "Un grano no hace granero, pero ayuda a su compañero...".
Un saludo!

Juan Fermín La Fe Velásquez 13/08/2021

Considero, que en gran medida si hay una vacuna para los grandes incendios que están sucediendo en el mundo desde hace mucho tiempo en algunos países de Europa, Asía, África, América y en Australia, es que la humanidad con sus diferencias, llegue a un acuerdo global, para superar a través de gobiernos democráticos este modelo socio-económico, político y cultural, que desde que comenzó la Revolución Industrial, en el siglo XVIII, ha destruido y está destruyendo el Medio Ambiente.

Este planteamiento, es una utopía, puedo ser, pero son los hombres que pueden solucionar los problemas que generan sus pasos por el planeta tierra.

Responder
Jose 13/08/2021

Gracias Nanqui.
Un gran artículo sin duda que habla por si mismo.

Pero para llevar a cabo tan excelente vacuna forestal, no nos quedará más remedio que comenzar a prescindir de los gobiernos fantasma.
¿Qué son los gobiernos fantasma?
-Como su propia definición indica. Son gobiernos que dejaron de existir hace tiempo.
-De notable apariencia diáfana.
-Donde nada es real, y donde nada puede ya funcionar.
-Un desordenado ordenamiento imaginario, plagado de irreales personajes fantasmagóricos, sin más responsabilidad que la de interpretar una falsa apariencia fantasmal.
-Formado de un caótico y desordenado grupo de actores, que en su día fueron personas reales que simplemente quedaron atrapadas en una falsa realidad, tras vender su alma a un imaginario dinero efectivo de procedencia tan irreal como ellas mismas.

Ignoro quienes compraran sus almas. Me es incluso indiferente.
¿Pero apruebo lo que hacen?
-Tal vez si...!!!
Sus logros nos han mostrado la verdadera realidad.
Es más que evidente, que esos fabricantes del dinero surrealista, tan capaces de convertir a seres humanos en fantasmas.
Si que serían la única realidad y esperanza que nos queda.
La única a quien nos podríamos dirigir para alcanzar nuestro sano propósito.
Esos fabricantes de fantasmas, si son reales.
De hecho, posiblemente sean el único gobierno real del planeta.
Los únicos que por ahora, parecen haber representado bien, el significado y los valores de la verdadera ley de la justicia y el ordenamiento mundial.

Muchos críticos les llaman los creadores de corrupción. Pero tal vez porque aún ignoran, que la única manera de destronar a los viejos gobiernos de la guerra y la ineficacia que durante siglos nos manipularon.
-Sería mostrarlos visiblemente corruptos ante la sociedad.

Hay que reconocer, que esta sería la primera vez en toda la historia de la humanidad, en que algo completamente ajeno a nuestras viejas y obsoletas religiones y tradicionalismos, terminaría por arrasar y destruir a la propia y defectuosa ineficiencia de la vulnerabilidad humana. Una acción vituperable que deploro de veras. Pero muy necesaria, al menos, para que Greenpeace pudiera alcanzar "al fin" su objetivo, de convertir la Tierra en un nuevo edén.

Nuestro sano propósito en este artículo, tal vez sea bastante similar a las propias acciones que comienzan a delatar a este nuevo y desconocido orden mundial.

saludos cordiales.

Responder
Greenpeace España 16/08/2021

¡Gracias!

Juan José Castellano Ramírez 14/08/2021

"Recuperar el paisaje en mosaicos agroforestales, recuperar zonas degradadas y desertificadas" No sé si estoy pasando por una etapa especialmente pesimista, pero presiento que al ser humano no le mueve estas urgencias y prefiere (la mayoría) seguir con su plan, que no es otra cosa que el consumismo desaforado y mantener su zona de confort sin privarse de nada.
Son buenas soluciones, pero sumamente complicado que se lleven a cabo.

Responder
Greenpeace España 16/08/2021

Buenas! Las soluciones las tenemos, sólo hace falta ponerse a ello.

Juan Carlos Otazu Pipaòn 15/08/2021

Arrojar la toalla ante la adversidad es de humanos , más en este como en más casos siguen existiendo seres humanos capaces de entregarse a diferentes causas , en lo que a mí respecta entregarse a preservar el medioambiente merece todo mi respeto .

Responder
Greenpeace España 16/08/2021

¡Buenas Juan Carlos! Preservar el medioambiente debería ser una prioridad para todos. 🌏💚

Ramón Treviño Santoyo 17/08/2021

Leí muy bien su escrito y me sorprendió que no les suceda lo que pasa aquí en México. Las hiervas secas o matorrales se incendian con el viento que produce electricidad estática suficiente para empezar la combustión en material poroso, después del medio día aquí en Minatitlán Ver México.

Responder
Greenpeace España 18/08/2021

😊

Carlos 14/09/2021

Hola a todos . Soy afiliado y también soy uno de los que ha sufrido el fuego de avila en la puerta , por suerte cambió el aire y pudieron aguantarlo hasta que se quemó esa parte y no pasó al otro monte. Pero mis amigos y vecinos perdieron todo y no les queda nada y en cuanto a la sierra de Ávila a sido arrasada y no queda más que un desierto. Tras leer esta publicación de greenpeace que necesita más dinero para la vacuna medioambiental me paro a pensar que por mucho dinero que demos al gobierno no vamos arreglar nada por que los gobiernos y menos Pedro Sánchez o su partido no van a venir aquí a plantar arboles que es lo que hace falta o como mínimo dar alimentos a los ganaderos que darán de comer al ganado con lo que salía en la tierra. Entonces mi pregunta y siendo ecologista de lo que estoy orgulloso es : por que no greenpeace junta un grupo grande de voluntarios compra un millón de arboles y vamos a plantarlos? Por que a todos nos gusta la naturaleza y cuidar el medio ambiente pero tenemos que reconocer algo y esque los partidos no nos Dan ni agua y con medidas escritas en un papel no se soluciona nada . Las cosas hay que hacerla para ayer no para dentro de años. Y si alguien duda de esto le invito a que visite la sierra de Ávila y hable con los afectados y veras como los problemas son más grandes que esperar ayudas del estado.
Sin más me despido un saludo a todos.

Responder

¡ Comparte !