Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Mónica Parrilla - 23-07-2019


Incendios y sequía: ¿cómo va el verano?

Llevamos algo más de un mes de verano y hacemos balance de cómo estamos hasta ahora en materia de incendios y sequía.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado estas cifras a fecha 14 de julio. En lo que llevamos de año:

  • Se han quemado casi 50.000 hectáreas
  • Ha habido 7.188 incendios forestales
  • Se han producido 7 grandes incendios forestales, es decir superiores a 500 hectáreas

De momento, 2019 es el tercer peor año por grandes incendios forestales tras 2012 y 2017 y el cuarto peor de la década por superficie quemada tras 2012, 2017 y 2009.

Los incendios cada vez son más frecuentes y cada vez más intensos. Antes del verano ya sufrimos incendios en Cantabria, Asturias, Galicia, Huelva y vivimos tres grandes incendios forestales.

El verano no había hecho más que comenzar cuando llegaba la primera ola de calor y, con ella, incendios en Gavilanes (Ávila), Almorox (Toledo), Cadalso de los Vidrios (Madrid), Cenicientos (Madrid), Terque (Almería) y Beneixama (Alicante). Grandes incendios forestales que, a pesar de contar con un operativo especializado, son muy complicados de extinguir.

Incendios de sexta generación

La lucha contra el fuego sigue con las mismas recetas de antaño, recetas que no tienen en cuenta la situación actual y que no dan respuesta a incendios de altísima intensidad que personas expertas en ecología del fuego ya denominan “incendios de sexta generación”. Estos incendios son aquellos que liberan tal nivel de energía que modifican la meteorología de su entorno, generando tormentas de fuego, como ocurrió con el incendio dramático de Pedrógao Grande en Portugal en 2018.

Se trata de nuevas tipologías de incendios que ya están aquí y que necesitan otros enfoques, como así acuerda la comunidad experta. Representan la parte visible de problemas no resueltos. No hay gestión forestal de nuestros bosques, que de esta forma son vulnerables a los periodos de sequía prolongados y olas de calor intensificados por el cambio climático. Nuestro monte sufre pérdidas de agua (evapotranspiración) y la vegetación se convierte en “combustible acumulado”. Un paisaje inflamable susceptible a arder en un medio rural abandonado.

Un bombero da indicaciones mientras tratan de apagar las llamas del fuego en el incendio de Montserrat, en las proximidades de Valencia
© Pedro Armestre

Muchos de los grandes incendios ocurridos en España, todavía en fase de investigación, han sido el resultado de negligencias. Lo cierto es que una chispa, una línea eléctrica, la autocombustión del estiércol, una quema realizada en época de riesgo o un rayo son algunos ejemplos que pueden desencadenar un incendio de consecuencias dramáticas. Como solemos apuntar, es fundamental abordar las causas que originan los incendios y las que los propagan.

En este sentido, conviene recordar que el contenido de humedad de la vegetación forestal se considera el factor más importante a la hora de valorar la probabilidad de que se inicie el fuego, además del comportamiento del fuego una vez iniciado el incendio.

2019, un año muy seco

Este 2019 está siendo un año muy seco, con cifras de agua embalsada del 53.82 %, dato muy cercano al 2017 (50.37%), que fue el tercer año más seco desde 1965 y cuando se produjo una oleada incendiaria en el mes de octubre.

Ávila acaba de decretar la emergencia por sequía con embalses al 44 % de capacidad. Esta provincia también ha sufrido y está sufriendo muchos incendios, como por ejemplo los de Arenas de San Pedro, Poyales y Candeleda.

Ante las causas que originan un incendio, necesitamos máxima precaución para reducir la alta siniestralidad. Porque, cualquiera que sea el origen del incendio, en España disponemos de todos los ingredientes para que se propague de forma dramática.

Ante las causas que propagan el incendio, necesitamos nuevas recetas frente a nuevas tipologías de incendios: acciones urgentes contra la crisis climática y medidas urgentes que prevean y mitiguen los efectos de la sequía. Además, es muy importante establecer una política preventiva de incendios forestales que esté adaptada al cambio climático, recuperar un paisaje mosaico que sea dinamizado por el medio rural y que, por supuesto, sea rentable. Este paisaje debe además tener en cuenta la planificación urbanística y el cumplimiento de los planes preventivos y de emergencia local de los municipios en zonas de alto riesgo de incendio (ZAR).

Todavía queda mucho periodo estival por delante, más sabiendo que el verano ya dura cinco semanas más según AEMET. El balance, sin duda, puede ser peor.

Ahora estamos muy pendientes de los incendios activos en Vila de Rei (Portugal) y la zona de Azabal (Cáceres) en un día de riesgo extremo de incendio forestal en gran parte de la península e islas. ¡MÁXIMA PRECAUCIÓN!

*Mapa de niveles de riesgo de incendio de la AEMET previstos para hoy.

Mónica Parrilla - autor del blog.
Mónica Parrilla
Ingeniera Técnica Forestal por ETS Ingenierías Agrarias de Palencia (Universidad de Valladolid). Máster en Gestión de Residuos (Instituto de Investigaciones Ecológicas). Responsable de la campaña de Incendios Forestales y coordinadora del Equipo de Género de Greenpeace España. Twitter: @MonicaParrill
18 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Eli
23/07/2019

En Cataluña tambien han havidonincenfios importantes, en la Ribera de l Ebre mas de 6000 hectareas

Eli
23/07/2019

En Cataluña tambien han habido incendios importantes, en la Ribera de l Ebre mas de 6000 hectàrea entre otros.

Pedro Egio
01/08/2019

y estos patriotas sólo preocupados por vendernos que quieren tanto a España y que son españoles de pro: españoles de pro mintiéndoles a los españoles y sin incluír en sus programas ninguna medida que beneficie a nuestro queridísimo país: las personas solidarias y no sin más neoliberlaes y patriotas nacional católicas debemos decir con claridad que estamos hartos de tanta hipocresía y que somos tanto o más españoles que estos irresponsables

Manuel López
01/08/2019

No sería conveniente que el ganado vuelva a pastar en el monte?

Monica Fernández Ribera
02/08/2019

Buenas noches, me parece que hacéis una labor excelente, con el tema de los incendios, es una lástima que muchos sean provocados, por gente sin escrúpulos, felicidades, y mucha suerte. Monica.

JOSE FCO.
02/08/2019

Lo que no puede ser es que los puestos de vigilancia forestal ( en la comunidad de Aragón ), y en plena época de riesgo de incendios, los guardas forestales acaben su turno a las 20.30 horas y dejan el puesto vacio sin relevo. Me parece que en estas ultimas olas de calor que ha habido dejar un puesto de vigilancia forestal sin nadie a las 20 / 20.30 horas sin relevo......La vigilancia debe de ser de 24 horas con relevo de otros compañeros, ¿ o es que los incendios tienen horas para producirse ?.

JOSE FCO.
02/08/2019

.....muchos de los incendios son al atardecer o nocturnos , porque los pirómanos saben que pueden huir más fácilmente y no ser vistos. Yo hago mucho montañismo y siempre que voy al puesto de guarda forestal de una cumbre aragonesa , veo y saludo al vigilante forestal de allí, y dicho por él mismo, a las 20´30 horas se va de allí y la montaña se queda en las manos de Dios, en pleno verano y con luz solar de hasta casi las 22 horas.

DOMINGO Amador Momblan
02/08/2019

Lo único que sabe hacer el Ministerio de medio ambiente es facilitar datos, pero no repoblar, ni dar vida a los bosques, ni buscar el equilibrio funcional del ecosistema, los árboles y plantas atraen las lluvias y limpian la atmósfera y el agua baja las temperaturas.
Asi que este otoño-invierno repoblemos España.

Agus
02/08/2019

Si de verdad quisieren poner fin a,este problema, como ha muchos otros del planeta,lo harian ...pero no interesa.

Jose Luis Garcia Vazquez
03/08/2019

Hubo un tiempo en que una ardilla podía cruzar la península ibérica saltando de árbol en árbol,pero si lo tuviese que hacer ahora saltando de político en político de los gobiernos que hemos tenido y tenemos seguramente que volvería ha cruzar la península igual mente.ministerio de medio ambiente, pónganse las pilas y hagan su trabajo,políticos Españoles ,espabilen ,por que,desde Europa nos las pondrán y eso tendrá un coste económico que ustedes no lo asumirán nos lo endosaran como siempre ,al sufrido contribuyente de siempre osea a quien ustedes bien saben ,dicho sea de paso.- Postdata,para subirse el sueldo y cobrar los los gastos y gabelas se han puesto de acuerdo por unanimidad ,pónganse de acuerdo con la misma celeridad para hacer un gobierno responsable y justo ,y cuiden de nuestro medio ambiente,algunos gobernantes se les tenia que caer la cara de vergüenza. gobernantes miren hacia Portugal, y copien que no es malo.Un votante cabreado.

Manuela Ramirez Sanjurjo
06/08/2019

España, desgobernada desde hace mucho, insegura, violencia de todo tipo medio ambiental y personal, drogada, abierta a toda corrupción, blandengue para la delincuencia.¿Donde tenemos la dignidad? Los pueblos sin fuerza se desmoronan, se consumen.¿Donde están los hombres de valía?

Margarita
06/08/2019

Me parece INDECENTE que NINGUN GOBIERNO y digo ninguno ponga en marcha un cambio en las leyes para castigar duramente a quienes destruyen nuestro habitad y nuestros bosque ya que la mayoria son intencionados y sin castigo ni carcel que les hagan pensar en la destrucción tan grande que provocan, no se avanzara mientras no se modifiquen esas cutres leyes ya obsoletas en el tiempo, y que ningún politico si se les puede llamar asi, DECIDA PONER solución tajante y drastica a estas catastrofes contra la naturaleza y nuestro planeta que es la casa de todos.

Pedro Miguel
09/08/2019

Y que hacemos los ciudadanos? Llevamos varios años proponiendo a la administración y a varias empresas relacionadas con incendios un sistema que facilitaría la extinción, pero no hemos conseguido apoyo

Corinne
11/08/2019

Totalmente de acuerdo con Agus: muchas cosas no se resuelven en este bajo mundo porque a los que podrían resolverlos no les interesa y los que querríamos resolverlos no tenemos ni poder ni medios económicos para lograrlo: destrucción de la naturaleza, maltrato animal, hambrunas, pobreza extrema, superpoblación, contaminación y un largo etcétera.

Añadir comentario

¡ Comparte !