Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Mónica Parrilla - 28-08-2018


La Fiscalía de Medio Ambiente, por el buen camino en materia de incendios

Los incendios forestales han evolucionado últimamente a muchos episodios de gran peligrosidad. Se han convertido en un gran problema ambiental que afecta también a la seguridad de bienes y personas. Una de las conclusiones de nuestro informe “Protege el bosque, protege tu casa” es que el 80% de los municipios en zonas de alto riesgo de incendio forestal no tienen un plan local de emergencias. Una situación preocupante teniendo en cuenta las consecuencias tan dramáticas que pueden provocar estos episodios.

Urbanización Montepino y Montesol, Gandía, Valencia. Estado en el que han quedado las viviendas ubicadas en las urbanizaciones Montepino y Montesol afectadas por el incendio urbano forestal de Llutxent, en Gandía, Valencia.

En estos días, hemos sabido que Fiscalía de Medio Ambiente ha enviado un requerimiento a los ayuntamientos para recordar que los planes preventivos y de emergencia local contra incendios forestales son obligatorios, como también lo son los planes de autoprotección que tienen que elaborar las personas que viven en una urbanización en el bosque. Es fundamental el cumplimiento de una planificación que prevenga los incendios forestales y que mitigue sus impactos cuando lleguen las llamas a las casas, de esta manera protegeremos a la población y a nuestros bosques. Por ello, queremos animar a la fiscalía a que continúe en esta línea y también pedir que se apoye a las alcaldías de los municipios con recursos económicos y humanos para que puedan cumplir con la elaboración e implementación de los planes.

La Fiscalía ha avanzado mucho en la respuesta penal del delito de incendio forestal, un delito tipificado en el Código Penal con hasta 20 años de penas de prisión. La respuesta penal ha ido creciendo desde la creación de las fiscalías en 2007 con un aumento de sentencias condenatorias.

Fuente: Greenpeace España, 2018. (Nota datos 2017 Fuente Europapress)

La Fiscalía también ha avanzado mucho en conocer el perfil de los incendiarios, concluyendo que en su mayoría son personas que buscan el beneficio del fuego. Concretamente el 68,4% de los incendios intencionados se deben a fuegos realizados originalmente para quemas agrícolas o de regeneración de pastos, es decir en la mayoría de los casos, no hay una intención criminal. Si bien no se justifica que se produzca fuego sin autorización y/o en condiciones desfavorables, es importante para rebatir el concepto del terrorismo ambiental que surge en el debate público cuando se dan cuando incendios muy graves pero que muchas veces nos aleja de las verdaderas causas y sus soluciones.

Este enfoque es importante de cara a acometer medidas eficaces relacionadas con ese uso del fuego en el medio rural. En esta nueva era de incendios, se hace vital emprender campañas de concienciación en el medio rural para entender que una práctica tradicional tiene que tener un tratamiento distinto en un medio que ha evolucionado a un paisaje altamente inflamable.

Un bombero es evacuado tras ser afectado por las llamas que arrasan la zona de Llutxent (Valencia).

En materia de incendios queda mucho por hacer, por ello, hay que acotar al máximo la incertidumbre cumpliendo con la normativa que planifica antes y durante el incendio, así como reducir la alta siniestralidad. Queda mucho por hacer, pero esta vez queremos reconocer los avances e iniciativas de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Mónica Parrilla - autor del blog.
Mónica Parrilla
Ingeniera Técnica Forestal por ETS Ingenierías Agrarias de Palencia (Universidad de Valladolid). Máster en Gestión de Residuos (Instituto de Investigaciones Ecológicas). Responsable de la campaña de Incendios Forestales y coordinadora del Equipo de Género de Greenpeace España. Twitter: @MonicaParrill
12 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Juan
30/08/2018

El medio rural se está muriendo y muy probablemente sin remedio.
La estructura social que hacía posible su existencia como sistema tradicional se ha quebrado.
Y se está legislando hace décadas en contra de la estructura familiar agraria que hacía posible ese equilibrio que ahora añoramos.
Mal remedio tiene este asunto.

Xavier Xortó
04/09/2018

Debemos crear una nueva economia rural que dinamize una nueva filosofia de gestión sostenible de los bosques y que priorize cirterios conservacionistas frente a intereses econòmicos de explotación tradicional de nuestros bosques.

Antonio rivera
07/09/2018

Seamos claros, todos los gobiernos de la tan ansiada democracia le han dado la espalda al campo. Ayudados por el supuesto avance económico de la sociedad española, veían como nuestros pueblos desaparecían a marchas forzadas, y con ello, un sistema agrario, ganadero y familiar de décadas de perfecta armonía con el campo.
Estoy seguro que mucho de ello podría volver el día que un gobierno lo quiera realmente. Miles de esos nietos de nacieron en los pueblos, están en nuestras "maravillosas" y grandes ciudades, endeudados en la cola del paro, teniendo propiedades en sus pueblos de origen.

María Luisa
15/09/2018

Hay muchos pueblos de la Sierra de Madrid dónde los propios Ayuntamientos incumplen los bandos que afectan al desbroce de parcelas por parte de los propietarios en las Urbanizaciones, existiendo un grave peligro para las casa próximas. Tampoco se preocupan de limpiar los caminos que están llenos de malas hierbas ni de abrir cortafuegos. Está todo muy abandonado y la Comunidad de Madrid tampoco se preocupa por controlar este tema con los Ayuntamientos.

Añadir comentario

¡ Comparte !