Entrada de blog por Julio Barea Luchena - 04-08-2022


La sequía anunciada

La sequía, por falta de lluvias (y exceso de consumo), sigue avanzando en nuestro país. Esto es en gran medida consecuencia de la nula previsión, por parte de las administraciones competentes, en el control del consumo de agua. De nuevo nos ha vuelto a pillar “por sorpresa”. ¡Pues no! ¡Esta vez no! Han sido muchas las voces que venimos avisando, ya desde el pasado otoño, del problema que podríamos tener en 2022 con la sequía. Pero nada se ha venido haciendo para remediarlo. No nos cansamos de decirlo: “las sequías se combaten cuando tenemos agua, no ahora que estamos sin ella”.

¿A qué nos enfrentamos?

De momento estamos con las reservas de agua embalsada para abastecimiento por debajo del 38%, los peores datos en dos décadas. Y esto, sin tener en cuenta que por debajo del 5-10% el agua almacenada en un embalse no es utilizable o extraíble.

Las otras grandes reservas de agua de donde nos abastecemos son las aguas subterráneas. Estás tampoco se libran de una pésima gestión, debido a la sobreexplotación y contaminación. Cabe recordar que solo se han cerrado unas pocas decenas de pozos ilegales de los más de un millón que se reparten por toda la geografía española. Estos pozos ilegales roban sin control el equivalente al consumo de una población de 118 millones de personas todos los años. Otro descontrol que nos costará muy caro.

«Los pozos ilegales roban sin control el equivalente al consumo de una población de 118 millones de personas todos los años»

Nos enfrentamos a severos problemas de suministro de agua, y un riesgo extremo para los ecosistemas y la biodiversidad acuática. Además de un parón en la actividad económica, ya que el agua es imprescindible para cualquier actividad.

¿Dónde está afectando más?

De momento en Catalunya ya son 135 municipios los que cuentan con restricciones en el uso del agua. Otros lugares poco acostumbrados a la sequía como en Galicia los municipios de Poio, Sanxenxo, Marín, Bueu y Pontecaldelas en Pontevedra sufren restricciones en el uso del agua, y que podrían llegar a cortes nocturnos en el suministro de agua de boca de agravarse la situación. Y la lista de poblaciones sigue aumentando día a día. Tampoco se libran pueblos en Andalucía, especialmente en la sierra de Huelva, Extremadura, Castilla y León, Navarra y Euskadi.

¿Qué hacemos para combatir la sequía?

Para proteger y garantizar el acceso equitativo y de calidad al agua a todas las personas y ecosistemas, Greenpeace lleva años reclamando un cambio en la política hídrica en nuestro país. Nuestras demandas son:

  1. Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica que responda al actual contexto de cambio climático.
  2. Luchar contra el grave estado de sobreexplotación y contaminación que sufren nuestras aguas y prestar especial atención a las aguas subterráneas, al ser reservas estratégicas y aún muy desconocidas.
  3. Reducir nuestra vulnerabilidad al riesgo de sequía, aminorando la cantidad total de agua consumida, fundamentalmente por el regadío, al ser éste el mayor consumidor (80% del total).
  4. Incluir a la ciudadanía en la gestión del recurso agua y de los riesgos hídricos, a través de procesos participativos reales y asambleas ciudadanas.
  5. Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.
  6. Cerrar el más de un millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía española.
  7. Orientar las políticas agrícolas y ganaderas hacia la sostenibilidad y la reducción del consumo de agua, a través de una transición hidrológica justa.
  8. Establecer una hoja de ruta para potenciar la agricultura ecológica y reducir la cabaña ganadera en intensivo en un 50% para 2030.
  9. Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.
  10. Aumentar el presupuesto destinado a la gestión forestal —que debe centrarse en la planificación y protección de los recursos hídricos— para avanzar en la adaptación de los bosques mediterráneos al cambio climático y, por tanto, en la protección de suelo y agua (gestión ecohidrológica).

¡ Comparte !


Comentarios

8 comentarios
Eva 04/08/2022

Buenas tardes,
A mi parecer, creo que cerrando los pozos ilegales no vamos a conseguir nada, ya que es agua subterránea y no afecta a los ríos. Creo que se tendrían de promover siendo legales para el uso de regadío y la potable para consumo humano. Los pozos que no tienen agua potable se podrían destinar al regadío.
Por lo que hace a las macro granjas creo que están mas que controladas por el Departamento de Agricultura, a veces son las explotaciones pequeñas que no están tan reguladas como las grandes, es mas difícil de controlar y sobre todo si son ilegales.
Por lo que hace a la gestión forestal, me refiero al corte de arboles, todas las brancas las dejan en el bosque, dejando un bosque sucio, cuando esto se podría aprovechar para hacer biomasa y tendríamos los bosques mas limpios, ya que es bueno para la tierra cortar arboles con moderación debido a que se regenera la vegetación y salen mas arboles. Donde también se podría promover el rebaño extensivo en el bosque para mantenerlo limpio.

En espera de noticias suyas, reciban una cordial salutación,

Atentamente,

Eva

Responder
Sandra 06/08/2022

Con todo el respeto... El ministerio de agricultura no controla nada. En general tenemos un gobierno que vive más pendiente de la publicidad que de resolver problemas. Un ejemplo, el kilo de ajo se ha llegado a comprar a 1 céntimo, después en el super lo verá a 2 euros. Y así muchas cosas. Puede dar un paseo por las gasolineras a las 7 de la mañana y verá cuantos africanos esperan que los recojan para ir al campo, todos sin contrato, trabajando como bestias por cuatro duros. Están cerrando cada dia granjas de todo tipo porque en Portugal, Francia o Marruecos sale mucho mas barato comprar leche, tomates, aves, etc. Al margen de los ideales ecológicos de cada uno, por favor hay que reconocer que este gobierno no mueve el culo hasta que se ven con el agua al cuello. Cuando se ve venir una recesión hay que dejar el ego a un lado y buscar pactos para sacar adelante un pais y a su gente, y no encerrarse en una burbuja y decir que todo está controlado.

Arturo 07/08/2022

Hola Eva. Al parecer desconoces el ciclo del agua en la Tierra. El agua subterránea si afecta a los ríos, están conectados. La extracción de agua subterránea hace que se sequen manantiales y se infiltren y desaparezcan corrientes de agua superficiales. En casi cualquier pueblo de España te contaran que se han secado fuentes o han dejado de correr arroyos y la administración no ha hecho nada por solucionarlo.

Juan 05/08/2022

En realidad, en la mayor parte de los casos el agua que estamos consumiendo ahora es la que se almaceno de las escorrentías de invierno y primavera.
Este verano, muchos ríos, es un régimen natural estarían próximos al caudal 0.
Estos problemas solo tienen una solución para cada caso.
En algunas circunstancias el caudal ecológico en verano debería ser cero.
No llueve, pues no debería haber agua.
No debería perderse la visión ecosistémica.

Responder
Greenpeace España 08/08/2022

¡Gracias Juan!

Pedro 05/08/2022

A mi parecer este chiringuito no hace más que estorbar y quieren vivir del cuento. Grin pis, tiren de la cadena.

Responder
avefenix 05/08/2022

Por una cultura del AGUA ,
fértil , dónde el respeto por el líquido elemento se extienda , hasta formalizar que el AGUA ES VIDA .
Tengamos presente que es ii NECESARIA !!

Responder
Greenpeace España 08/08/2022

💪

¡ Comparte !