Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 22-09-2019


Muévete sin cambiar el clima

Hoy domingo, el Día sin Coches pone fin a la Semana de la Movilidad, el momento del año en el que las empresas, las administraciones y la ciudadanía reflexionamos acerca del impacto del transporte en nuestras ciudades. Son ya 20 años reclamando soluciones para mejorar nuestra forma de movernos. Pero estos mensajes no siempre se traducen en las medidas necesarias para un transporte limpio y sostenible. Incluso, aún hoy, hay gobiernos que amenazan con revertirlas.

Dile adiós al coche

Durante esta Semana de la Movilidad, desde Greenpeace hemos destacado la vinculación entre la contaminación del tráfico y la salud pública, a través de un impactante anuncio al “estilo DGT”. Hoy somos más conscientes de que el humo de los coches está detrás de enfermedades como asma, bronquiolitis, EPOC e incluso cáncer, tal y como nos aseguraban informes médicos y científicos. Solo reduciendo los vehículos contaminantes podemos mitigar su afección sobre nuestra salud, que se ceba con la población más vulnerable: niños y niñas, personas mayores y enfermos respiratorios.

La movilidad del siglo XXI no solo mejorará nuestra salud. Disponer de un buen transporte público y de servicios de proximidad es bueno para nuestro bolsillo, al no tener que comprar y mantener un coche (o varios). También facilita la capacidad de desplazarse de todas las personas, incluso de quienes no pueden conducir. ¿Sabías que el 43% de la población española no tiene carnet? Gente que por su edad, condición física o capacidad económica viven atrapadas en ciudades hasta ahora diseñadas por y para el automóvil.

Si estos motivos no son suficientes para reclamar unas calles para todos, tenemos una urgencia más: se llama crisis climática. El IPCC ya nos advierte: si no reducimos las emisiones de CO2, nos enfrentamos a una pérdida irreversible de biodiversidad y a unos fenómenos meteorológicos cada vez más extremos y frecuentes. La huella de carbono de la industria mundial del automóvil supuso el 9% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero en 2018. Las ciudades son fábricas de concentración de emisiones.  

Por ello, con motivo del Día sin Coches, los grupos de voluntariado de Greenpeace en todo el territorio han realizado una actividad para concienciar sobre el impacto de la movilidad en el clima y hacer un llamamiento para llenar las calles el día 27. Hoy 25 ciudades españolas han amanecido con carteles artísticos en los que el transporte contaminante amenaza nuestro clima, nuestro futuro y nuestras soluciones. Una pesadilla que ya está aquí y a la que tenemos que poner fin para evitar que sigan acabando con nuestra salud y nuestro planeta.

Ante la inacción frente a esta crisis climática, desde la sociedad decimos: ¡Basta! Durante esta semana centenares de ciudades en todo el mundo saldremos a la calle exigiendo a los gobiernos que abandonen los combustibles fósiles y reduzcan emisiones de gases de efecto invernadero a cero. Una Semana de Acción Global por el Clima que tendrá su máximo apogeo en las marchas del próximo viernes 27. No te quedes en casa. ¡Muévete!

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
23 posts

¡ Comparte !


Comentarios

2 comentarios
Rita Saavedra G. 22/09/2019

Ojala no fuera solo un dia sin coches... El transporte publico es necesario para democratizar las calles y evitar mas gasolina o disel pero también es una salida a las soluciones "verdes", que estan incendiando a proposito nuestras selvas y como el caso de Bolivia legalizado los incendios y los transgénicos para producción de agrocombustibles a más de exterminar pueblos indígenas y reservas naturales.

Responder
Jorge 29/09/2019

Yo no tengo coche, en Mayo lo quite.
Tengo todos los carnes, y ademas, soy masfeliz viendo lo que voy ahorrar al año.

Responder

¡ Comparte !