Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

El petróleo se está pasando de moda, pero el BBVA parece no haberse dado cuenta. El banco sigue dando apoyo financiero a las empresas que construyen oleoductos en EEUU y Canadá. Por eso hemos colocado en la puerta de su sede una gran tubería que simula uno de esos oleoductos, junto a pancartas con los mensajes “BBVA destruye el planeta” y "No más dinero para oleoductos peligrosos".

Además de alimentar la amenaza del cambio climático, estos oleoductos conducen a la destrucción de grandes extensiones de bosque boreal. Transportarán petróleo extrapesado procedente de arenas bituminosas, una combinación de arcilla, arena, agua y bitumen (una especie de alquitrán) extraída en minas a cielo abierto en vastas regiones de Canadá. Lo curioso es que la política de sostenibilidad del BBVA le impide financiar esos oleoductos, pero parece que el banco desoye sus propias normas. Tenemos que ser las personas como tú y como yo quienes le recuerden al BBVA que el planeta no necesita más petróleo.

 

Así ha transcurrido la acción:

El BBVA destruye el planeta con oleoductos peligrosos

Dile al BBVA que no financie la destrucción ambiental. Firma aquí 👉http://bit.ly/2Gp7fLa

Posted by Greenpeace España on Wednesday, June 27, 2018
blog en vivo greenpeace
Nuestra acción en la sede de BBVA ya ha acabado, pero ahora queda que todos y todas sigáis pidiéndole que deje de financiar oleoductos. Que se oiga el poder de la gente, ¡firma y comparte la petición! Pincha aquí.
blog en vivo greenpeace
La acción para pedirle al BBVA que no apoye oleoductos ha sido posible gracias al apoyo constante de nuestros socios y socias. ¡¡¡Gracias!!! 💚
¿Quieres unirte y ser parte de la próxima acción? ¡Pincha aquí!
blog en vivo greenpeace
L@s activistas recogen. El mensaje ya ha sido tansmitido: hay que abandonar el obsoleto sistema energético basado en el petróleo.

El ecopostureo del BBVA no solo afecta al clima, el agua, la biodiversidad y los derechos de los Pueblos Indígenas de Canadá, también propicia el retroceso de los derechos fundamentales en EE.UU. Está claro que el concepto de responsabilidad corporativa del BBVA está muy alejado de las necesidades de la sociedad y de las urgencias que tiene el planeta en este momento.

blog en vivo greenpeace
El BBVA sabe muy bien que el petróleo de arenas bituminosas es una bomba climática. Durante su producción se emiten entre tres y cuatro veces más gases de efecto invernadero que con la extracción de crudo convencional, y las emisiones de su consumo superan un 30% al petróleo convencional. Pero saber no basta. Hace falta que el BBVA obre en consecuencia y suspenda cualquier relación con las empresas que construyen los oleoductos de este sector.
blog en vivo greenpeace
Desde hace más de un mes, Greenpeace ha entablado un diálogo con el BBVA con el objetivo de que deje de financiar a las empresas constructoras de infraestructuras de transporte de gas y productos petroleros, entre ellas los oleoductos para el transporte del petróleo procedente de las arenas bituminosas  de la provincia de Alberta, en Canadá, donde ya se han destruido 140.000 kilómetros cuadrados de bosque boreal y se ha dejado una factura ambiental irreparable.

El pasado lunes nuestros grupos de voluntariado dejaron un mensaje claro en 300 cajeros del BBVA de toda España: hay que acabar con los combustibles fósiles, y ello pasa por no financiar a las empresas que construyen oleoductos. ¡Mira los detalles aquí!

blog en vivo greenpeace
L@s activistas se mantienen en la sede del BBVA mientras el mensaje le llega directamente al banco: ¡no queremos más petróleo!
blog en vivo greenpeace
Vari@s activistas han escalado la fachada de la sede del BBVA y han colocado "manchas" de petróleo para evidenciar el riesgo de derrame que supone la construcción de nuevos oleoductos.
blog en vivo greenpeace
Las personas que empiezan ahora su jornada en la sede del BBVA contemplan la escena con asombro. El mensaje a los trabajador@s está quedando transmitido.
blog en vivo greenpeace
Comienza la acción! L@s activistas colocan la tubería y las pancartas. Todo discurre sin incidencias.