Entrada de blog por Luís Ferreirim - 04-11-2017


Pancarta humana para exigir la prohibición del glifosato en la UE #StopGlifosato

Hoy, más de 200 personas formaron una pancarta humana en Berlín para exigir que la UE prohíba el glifosato. El próximo jueves día 9 de noviembre, los representantes de los 28 gobiernos de la UE votarán una propuesta de la Comisión Europea para renovar la autorización del herbicida durante otros cinco años. La autorización para uso del glifosato en la UE termina el 15 de diciembre. El mensaje “Vota NO”, formado por la ciudadanía europea, es un claro llamamiento a los responsables políticos para que rechacen esta propuesta.

Esta actividad fue organizada por la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) #StopGlifosato, que recolectó más de un millón de firmas en un tiempo récord (en solo cinco meses se superó el objetivo) para prohibir el herbicida más usado en Europa y en el mundo. Está respaldada por 38 organizaciones medioambientales y de salud de 15 países de la UE. Entre las organizaciones se encuentran Avaaz, Campact, Corporate Europe Observatory (CEO), Greenpeace, Health and Environment Alliance (HEAL), Pesticide Action Network Europe (PAN -EU) y WeMove.EU.

La semana pasada también el Parlamento Europeo pidió su prohibición total en 2022, con serias restricciones ya a partir de diciembre.

Los gobiernos europeos deben tomar en serio las preocupaciones de la ciudadanía. La exposición al glifosato se ha relacionado con el cáncer en humanos y su uso tiene graves repercusiones para el medio ambiente.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud han dicho que el glifosato, el ingrediente activo del Roundup de Monsanto, es “probablemente cancerígeno para los seres humanos”. Ante esta advertencia y el conocimiento científico existente, permitir que se siga utilizando y que siga contaminando el aire, suelos, agua y los alimentos sería una gran irresponsabilidad. Los responsables políticos deben proteger la salud de las personas y el medio ambiente, no los intereses de las grandes corporaciones. Deben garantizar un futuro libre de plaguicidas tóxicos.

La ciudadanía europea y el Parlamento Europeo han pedido que se prohíba el uso del glifosato. No pueden ser ignorados. Esta es una gran oportunidad para empezar a cambiar el modelo predominante de agricultura, de rescatarlo de las manos de las grandes corporaciones, que solo buscan el máximo beneficio económico, y ponerlo en manos de agricultores y consumidores responsables.

Ha llegado el momento de prohibir el glifosato. Más de 40 años contaminando el medio ambiente y nuestra salud con total impunidad son más que suficientes.

Aún te puedes unir al más de 1,3 millones de personas que piden la prohibición del glifosato en la UE. ¡Firma aquí!

¡ Comparte !


¡ Comparte !