Entrada de blog por Greenpeace España - 09-02-2024


¿Quién está asfixiando a los agricultores?

Los agricultores de toda Europa están asfixiados. Muchas explotaciones, sobre todo pequeñas, se han visto obligadas a cerrar. Pero cuando los políticos y los grandes grupos de presión agrícolas culpan a la legislación ambiental europea, no sólo están engañando a los y las agricultoras, sino que están poniendo en peligro su supervivencia.

Los agricultores europeos se enfrentan a una crisis real

El enfado de las personas que trabajan en el campo es legítimo y lo compartimos. En sólo 15 años, la UE ha perdido casi el 40% de sus agricultores, casi exclusivamente pequeños y medianos, que han quebrado o han sido comprados por sus competidores, cada vez más grandes. 

Los verdaderos problemas de los agricultores

El problema es cómo la agricultura y más ampliamente el sistema alimentario, está organizado en Europa. Entre los muchos problemas a los que se enfrentan los agricultores, destacan tres:

  • En primer lugar, las subvenciones, la normativa y los mercados de la UE están orientados a beneficiar a los más grandes. El reparto de las subvenciones públicas a través de la Política Agraria Común (PAC) de la UE recompensa a los mayores terratenientes y a las explotaciones más industrializadas, ya que la mayor parte de los fondos de la PAC se distribuye en función de las hectáreas de tierras agrícolas en propiedad.
  • En segundo lugar, la gran distribución y las empresas alimentarias imponen precios bajos a los productos de los agricultores.
  • En tercer lugar, las multinacionales agroquímicas exprimen a los agricultores al subir el precio de los insumos, como las semillas híbridas, los plaguicidas, los fertilizantes y los medicamentos para animales. Esto expulsa del mercado a los pequeños productores, ya que sólo las explotaciones industriales pueden sobrevivir vendiendo a precios bajos, mientras soportan costes de insumos más elevados. El mensaje a las explotaciones familiares es: ¡hazte grande o lárgate!
El acuerdo con Mercosur, otro culpable

Otro de los legítimos objetivos de las quejas agrarias es el acuerdo entre la UE y Mercosur. Las negociaciones sobre el acuerdo comercial UE-Mercosur aumentan la presión, ya que la agricultura y la ganadería podrían servir de moneda de cambio a otros sectores europeos para acceder al gran mercado latinoamericano. La ratificación del acuerdo abriría la puerta a la importación de cantidades ingentes de carne de vacuno, a menudo responsable de una deforestación y degradación forestal masivas. Cabe recordar que Greenpeace y otras organizaciones ecologistas nos estamos opononiendo sistemáticamente a ese acuerdo desde hace años, mientras algunas fuerzas políticas que dicen apoyar a los agricultores insisten en apoyarlo.

Como eslabón más débil de la colosal maquinaria que produce nuestros alimentos, los agricultores tienen razón para estar preocupados. 

Los agricultores, asolados por los impactos de la crisis climática 

En la actualidad, las sequías provocan pérdidas económicas anuales de unos 9.000 millones de euros en la UE y el Reino Unido, principalmente por los daños sufridos por el sector agrario. 

La actividad humana ha desencadenado una crisis climática y de biodiversidad, donde los sistemas alimentarios mundiales han sido el principal causante de la pérdida de biodiversidad. El calor extremo y la sequía, los incendios forestales, las inundaciones y las tormentas han asolado Europa, y especies vitales para la producción de alimentos – cómo las abejas y otros polinizadores –  están desapareciendo rápidamente, y eso es solo el principio. Una sola catástrofe climática podría aplastar a las pequeñas y medianas explotaciones que ya luchan por mantenerse a flote. 

«Es sorprendente que se culpe al Pacto Verde de perjudicar a los agricultores cuando ¡no se ha aprobado ninguna de las principales normas del Pacto Verde!»

En lugar de acoger favorablemente las medidas para mejorar los servicios ecosistémicos de los que dependen en gran medida los agricultores, algunos políticos y los grandes grupos de presión agrícolas han convertido la protección de la naturaleza y el Pacto Verde de la UE en un chivo expiatorio fácil. En concreto los partidos de extrema derecha y los conservadores han sido criticados por sus intentos de instrumentalizar el descontento de los agricultores y señalar con el dedo a la normativa medioambiental. Pero enviar a los agricultores enfadados el mensaje de que las normas ambientales son las culpables, mientras apoyan un sistema que solo funciona para un pequeño porcentaje de los gigantes del mercado, es poco menos que una traición.

El Pacto Verde europeo, ¿perjudica a los agricultores?

Es sorprendente que se culpe al Pacto Verde de perjudicar a los agricultores cuando ¡no se ha aprobado ninguna de las principales normas del Pacto Verde! Igualmente, tampoco se han alcanzado los objetivos de la estrategia «De la granja a la mesa«, a pesar de que habrían beneficiado a los agricultores. Para acallar las protestas, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció la retirada del Reglamento que planteaba reducir en un 50% el uso de plaguicidas en toda Europa, lo que hubiera podido generar menos dependencia de los agricultores frente a los caros insumos agroquímicos, y hubiera podido abrir la puerta a la prácticas más sostenibles, como la lucha integrada de plagas.

La actualización de la Directiva sobre Emisiones Industriales (DEI), que debía limitar las emisiones contaminantes masivas de las mayores explotaciones ganaderas, podría haber contribuido a mitigar la crisis climática, pero acabó avivándola al flexibilizar las normas para las mayores explotaciones porcinas y avícolas y a dejar fuera, una vez más, las de vacuno. El plan de introducir una legislación marco para un «sistema alimentario sostenible» se desechó antes de convertirse en un proyecto oficial de la UE, y la prometida actualización de las condiciones de bienestar animal se abandonó.

Los dos únicos expedientes políticos que han llegado a la fase final de las negociaciones se refieren a cuestiones fuertemente defendidas por los mayores grupos de presión agrícolas. Se ha vuelto a autorizar por 10 años más el uso en Europa del herbicida glifosato, probablemente cancerígeno, y pronto se desregularán las nuevas técnicas de ingeniería genética, lo que permitirá la entrada de nuevos OMG en el mercado europeo sin evaluación de riesgos ni requisitos de etiquetado poniendo en jaque la agricultura ecológica – la coexistencia es imposible – y en peligro el objetivo europeo de alcanzar para 2030 un 25% de la superficie agrícola en ecológico.

«Los agricultores y la naturaleza son aliados: son los mercados, las subvenciones y la falta de una regulación adecuada los que obligan a los agricultores a elegir desesperadamente entre la producción industrial y la quiebra»

Los grupos de presión agrícolas más poderosos y su confederación en la UE, el Copa-Cogeca, han sido los impulsores de las normas que deben reforzarse y las que deben debilitarse. El actual conjunto de normas que se aplican al sector agrario así lo refleja. El problema es que, a pesar de que afirman representar a todos los agricultores, a menudo han adoptado posturas que defienden los intereses de una minoría de agricultores: los más grandes y poderosos, que prosperan en un sistema alimentario sorprendentemente injusto. Ninguna normativa responsabiliza a los mayores contaminadores de la contaminación masiva y la degradación medioambiental que causan, y no hay suficientes incentivos o recompensas para los que adoptan prácticas verdaderamente sostenibles. 

Muchos políticos siguen apoyando a la agroindustria y plantean la crisis como «agricultores versus naturaleza». Es una falsa dicotomía que perjudica trágicamente a los agricultores. Desvía deliberadamente la atención de las causas profundas de los problemas a los que se enfrentan los agricultores y empeora su situación hasta que sólo quedan las explotaciones más grandes. Los agricultores y la naturaleza son aliados: son los mercados, las subvenciones y la falta de una regulación adecuada los que obligan a los agricultores a elegir desesperadamente entre la producción industrial y la quiebra.

Hay que animar y recompensar a los agricultores que producen alimentos de forma compatible con la naturaleza, y hacerlo para las generaciones venideras.

¡ Comparte !


Comentarios

26 comentarios
María Antonia Núñez Suarez 09/02/2024

Seguid luchando, porque esto es un desastre intolerable👍👏🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀🍀

Responder
Luis J Calero 09/02/2024

Por la agricultura sostenible y ecológica

Responder
Francisco simon 09/02/2024

No hay que ser un masterizado para entender que ya no sirven solo las buenas intenciones

Responder
Victoriano 09/02/2024

La avaricia desbocada en su control DESCONTROLADO de los grandes productores agrícolas . Llevando al resto de agricultoras-es a situaciones insosteniblles . Con una politica europea plegada a los bastardos intereses de los grandes productores-as agricolas . La tierra para l@s que la RESPETAN .

Responder
MARIAN 09/02/2024

Hay qué ayudar a los agricultores, según y cómo.
Estoy de acuerdo con vosotros.

Responder
Marcos 09/02/2024

Muy bien explicado! Gracias!
Ojalá revierta la situación!

Responder
Desde Murcia 09/02/2024

Hace muchos años que debía de estar resuelto el problema de los desechos al Mar Menor. Pero aquí sólo han sabido amenazar con cortar el agua. Esa es la ayuda y solución que se les ha dado. Todo para pillar el dinero de la UE y gastarlo en otra cosa. En gambas y coca, lo normal por aquí. Tenemos unos políticos nefastos 😭😭😭😭

Responder
Silvestre 09/02/2024

Las razones expuestas con el interés del vil metal , me hacen recelar aún más de l@s maipuladores-as de la verdad .
Así desde un sector del arco político se instrumentaliza al sector pequeño y mediano agrario , beneficiando a las grandes empresas del sector movilizando al resto , en su búsqueda de debilitamiento de sus opositores . En vez de redoblar esfuerzos en buscar soluciones conjuntamente . EL AGUA ES CADA VEZ MÁS ESCASA , APOYEMOS A LA AGRICULTURA SOSTENIBLE , Y ESTA PRECISAMENTE NO SON LOS GRANDES PRODUCTORES .

Responder
Eugenio Campanario 09/02/2024

Muy bien. No debemos creernos la supuesta oposición entre ecología y producción. Sin cuidar la tierra,abusando y sobrexplotando, no habrá agricultura. Hay que buscar la sostenibilidad, evitando los pactos de libre comercio, que solo traen ruina y explotación de recursos.

Responder
ave fenix 09/02/2024

Aqui la que dicta sentencia es el AGUA . Empezando a ser l@s perjudicad@s l@s que menos tenemos , pues l@s más pudientes se desplazaran a donde no les falte el AGUA MOMENTANAMENTE .

Responder
Mª Rosa Vidal Gisbert 09/02/2024

Si milions de persones ens responsabilitzessim en comprar aliments ECO i de proximitat KM 0, possiblement seria un toc d'atenció pel greu problema que ens afecta a tots.
la salut de la població mundial està en joc.

Responder
Mari Ángeles 09/02/2024

Esto viene de lejos y cada vez más las multinacionales acaparan recursos necesarios para la vida , para sacar beneficios, no tienen límites ...

Responder
gorrión 09/02/2024

Agricultura conducida a un secano institucional , a la vez que las grandes empresas agrarias , van haciendose con los recursos , con los que hacerse con las ayudas , ninguneando a l@s verdader@s agricultoras-es , continuando insatisfaciendo sus avaricias al alza . A costa de un@s agricultores-as a l@s que desangran . Dandose el producir más cantidad que calidad . Sin querer aceptar una agua y unos recursos cada vez con un coste medioambiental inadmisibles . De todo lo anteriormente comentado , SOMOS LA GRAN MAYORÍA RESPONSABLES POR HACER UN CONSUMÓ CON FECHA DE CADUCIDAD .

Responder
tiki 10/02/2024

Agricultura a gran escala , más agricultores-as en precariedad , a la vez que tierra , fauna , y medioambiente , contaminados con plaguicidas , abonos químicos y más , más una Europa conservadora que no CONSERVACIONISTA , legislando para l@s grandes recolectores ,
SOLUCIÓN , POTENCIAR LA AGRICULTURA SOSTENIBLE .
iiiii NO MÁS GUERRAS !!!!! .

Responder
Teresa Yanguas García 10/02/2024

Acaso ¿no hay políticos en España que nos quieran bombardear continuamente con esta realidad que contáis?
¿No tenéis modo de hacer que esto se esté escuchando en muchos medios de forma continua?
Sería un gran triunfo.
Gracias por vuestra lucha.

Responder
Juan M. Carvajal cubillo 10/02/2024

la industrialización del campo acabara con la agricultura. por una agricultura sostenible y ecológica

Responder
Celia Umansky 10/02/2024

Apoyemos al pequeño productor con compra de proximidad. Exijamos que las subvenciones sean para estos y estas, para quienes realmente las necesita y que son los que velan por nuestra salud, por nuestro entorno y por la economía real. Así, todos y todas podríamos ser consumidores de productos ecológicos. Sería un círculo virtuoso.

Responder
roble 10/02/2024

Agricultores-as son defenestrad@s , unas veces por el clima , otras por la avaricia sin fondo de grandes empresas . Sumado por una servidumbre feudal de las instituciones con mayoría conservadora europea de dichos macroproductores .
Por una AGRICULTURA SOSTENIBLE EN LA CERCANIA .

Responder
Leandro del Moral 11/02/2024

Unos planteamientos, análisis y propuestas muy importantes. La defensa de las necesidades básicas de la población es inseparable a la defensa de los ecosistemas. Adelante con estas ideas, Greenpeace!

Responder
Alfredo Cruz 11/02/2024

Creo que estas informaciones no llegan a las bases y, hoy día, es muy fácil manipular nuestra opinión y construir "verdades" desde de la mentira.
Está claro que los agricultores y ganaderos pequeños, como el mundo rural, no les son rentables a las economías y las políticas del poder. Ojalá seamos capaces de hacer causa común y no dejarnos dividir.

Responder
Pilar Hoyo 11/02/2024

Bravo! El artículo es muy claro y valiente.

Responder
el bosque habitado 11/02/2024

Agricultura y ganadería de pequeñas y medianas producciones , se están viendo sometidas a su desaparición por las grandes explotaciones agrícolas y ganaderas , desiquilibrando la balanza la comisión europea , siendo mayoría en ella conservadores-as de sillones agradecidos . POR UNA AGRICULTURA Y GANADERÍA SOSTENIBLES .

Responder
Carlos Sanz 11/02/2024

Quién crea que la ultraderecha va a resolver algo, del campo y de cualquier otro sector, que pierda toda esperanza.

Responder
Lavinia 12/02/2024

En este pais somos como esos niños que estudian la noche antes del examen. Hace muchos años que esto se ve llegar. Pero en cada provincia, el gobierno de turno ha mirado a otro lado. ¿Cómo es posible que se permita enriquecerse de manera ilícita a los intermediaros mientras los agricultores se arruinan?. Nadie les ha dado soluciones directas, sólo les hablan desde las ruedas de prensa, anunciando ayudas en papel mojado. El fanatismo venga de donde venga es un error. Por cierto no me gusta como se trata a Murcia desde Greenpeace.

Responder
Juan José 22/02/2024

Un dato. Hay que distinguir agricultor, que hay muchos tipos de trabajador agrario.
La inmensa mayoría de los que trabajan en el campo sacando adelante los cultivos o manipuladores son trabajadores agrarios pero asalariados. Estos no están representados y si se incluye la transformación se puede acotar la protesta en un grupo muy concreto de agricultores.
Razones tienen no lo niego.
Pero. De verdad están en contra de la agen 2030? la han leído? Acabar con las guerras, el hambre, acceso al agua, la educación y la sanidad, seguridad de la integridad física, participación, reducir la contaminación y cuidar la fuente que hace posible la vida. Yo no les entiendo.
Las abejas están desaparecido y su principal amenaza son los insecticidas.
Los barbechos son necesarios para mantener un equilibrio de nutrientes y fauna que mantenga la fertilidad de los suelos. La erosión causa graves perdidas de suelos agrarios.
Y todo esto está basado en indicadores objetivos, no en oscuras ideologías. La contaminación agraria difusa va en aumento trepidante, la perdida de suelo también, fauna común del medio agrario está desaparecido a un ritmo descocido.
No pueden basar la rentabilidad a costa de arrasar los recursos naturales que son comunes. Este derecho está por encima del de propiedad.
En mi opinión la Agenda 2030 les situaría en una ventaja competitiva sin rival a nivel mundial. Pero...
Quizá algún día un país como Marruecos que llaman pobres nos ponga alimentos ecológicos a menor coste que sus cultivos químicos y transgénicos.
Me parece que se están pegando un tiro en el pie.
Ellos verán.

Responder
Marisol Blanco 23/02/2024

CONSUMISMO EXCESIVO Y DESENFRENADO.
Hay que analizar las cosas y ponerlas en su sitio. Es necesario el alimento que viene de la agricultura y ganadería, pero, en su justa medida. La humanidad, se hizo devoradora, sin control ni respeto por el medio y los animales. La ambición y el excesivo consumismo por placer y vicio, es decir "paparotas", exceso de fiestas, celebraciones, turismo, etc., ha llevado a forzar el campo a producir más y más producción ganadera. Todo ello, supone maltrato a la tierra con productos químicos y maltrato animal, tanto en las explotaciones como en su traslado, alimentándolos con químicos, forzando su productividad, para ganar más y darnos más placeres culinarios y gastronómicos. Una cosa, es alimentarnos en su justa medida y, otra, muy diferente, es devorar peor que alimañas, por puro placer y comer a reventar, no hay más que ver las enormes cabezas y barrigas de muchos, a parte de lo que se tira y desperdicia, no sólo en casa, si no en hostelería, escuelas de cocina etc., con tanto sibaritismo de ignorantes.
El consumismo excesivo y sin control de la población, es el culpable de todos los problemas, contaminación, subida de precios, competencias desleales, etc. Todo cambiaría si hubiese una o concienciación de consumo justo y medido. Lo mismo decir del consumismo excesivo de ropa, productos de limpieza, aseo, estética corporal, cremas, tintes, etc. Exceso de juguetes (plástico). Una locura todo...!!!! El ser humano se comporta como depredador y devorador y arrasa con todo. Así está destruyendo el medio y destruyéndose a sí mismo.
Necio e ignorante que se cree dueño y señor de la Creación, pero, existe Dios, al que niega y es el dueño y Señor de la Creación.

Responder

¡ Comparte !