Entrada de blog por Raquel Montón - 13-09-2021


Tres ideas claves para empezar a hablar del nuevo récord del precio de la electricidad

Hoy, el precio de la electricidad vuelve a marcar un nuevo récord después de haber alcanzado ya demasiados.

El problema

El coste de la electricidad es sistémico y su subida desbocada es un riesgo para la economía del país que tiene que afrontar la recuperación económica que puede frustrarse por la inflación y la deuda. Los efectos inflacionistas sobre la economía y sobre la competitividad de las empresas pueden ser terribles porque la electricidad configura los costes de los productos de manera que afecta de manera sistémica y puede poner en riesgo las políticas expansivas de la Comisión Europea con los Fondos Europeos. Además de otra multitud de problemas como por ejemplo el de la pobreza energética.

La solución

El problema es el mal diseño del sistema de fijación de precios de la electricidad que paga a todos por igual el precio más alto posible y no tiene en cuenta que no todas las formas de generación eléctrica tienen los mismos costes, ni los mismos impactos, ni las mismas prestaciones. Este sistema tiene que cambiarse pero no es posible hacerlo de manera inmediata ni unilateral porque está diseñado a nivel europeo y para cambiarlo hay que actuar a también a nivel europeo. Sin embargo, es imprescindible hacerlo ya que la transición energética y la recuperación económica de España dependen de ello. Aquí una propuesta de mercado dual a nivel europeo (*): Las actuales subastas de renovables son el camino que abre la puerta en esta dirección a este modelo dual.

El mientras tanto

El precio del gas es elevado y, además, tiene un coste adicional cada vez más elevado por sus emisiones de CO2 -no olvidemos que es un combustible fósil que causa cambio climático- y como es el gas quién fija en ocasiones el precio de mercado pagamos a precio de gas más sus costes de CO2 a todos los demás sistemas de generación eléctrica. Cuanto antes desaparezca el gas fósil de nuestro sistema eléctrico mejor para nuestro planeta, nuestra cartera y para permitir un sistema eléctrico 100% renovable y, mientras tanto habrá que disminuir lo más rápidamente posible las sobrerretribuciones que reciben los otros generadores por el extracoste del gas y del CO2. Aquí una propuesta de EFC para calcular y recuperar esta sobrerretribución que podría ascender a unos 8.000 M€ anuales. De ninguna manera debe aumentarse o diversificar el suministro de gas, subvencionarlo, promover interconexiones, o producir hidrógeno con gas fósil. Todas estas actuaciones lejos de acercarnos a la descarbonización la dificultan, la encarecen y nos mantienen en la situación actual.

… y el bonus

En Greenpeace iniciamos la denuncia para exigir a las eléctricas la devolución de 1.500 a 2.800 millones de euros a los consumidores que cobraron en exceso como Costes de Transición a la Competencia (CTC).

(*) cuadro explicativo con las principales características de este mercado

Raquel Montón - autor del blog.
Raquel Montón
Responsable de las campañas relativas al sistema eléctrico y la energía nuclear en Greenpeace. Estudios de Agronomía en la UPM y en la organización desde 2001, primero en la campañas de Biodiversidad y Cambio Climático. Twitter: @raquelmonton
29 posts

¡ Comparte !


Comentarios

13 comentarios
Juan 13/09/2021

Vamos bien!!! pagando la electricidad al precio de generación más caro, en este caso el gas fósil.
Del 15M hasta la transición ecológica.
Que han estado haciendo nuestros políticos.
Ruido, propaganda y humo.
Veo lejos los cambios.
Lo que se debería liberalizar es el trabajo. El de cada uno. Que colocarse uno mismo un sistema de autoconsumo es imposible, producir alimentos a pequeña escala y vender los excedentes es ilegal.
Sí la UE fiscaliza y penaliza el trabajo al final tendrán que subsidiarnos a todos.
Demasiada normativa que solo se puede cumplir con un riego constante de endeudamiento personal.

Responder
Greenpeace España 14/09/2021

😔

Jose 13/09/2021

Hola Raquel. Me alegra verte de nuevo.
La nueva situación, nos está trayendo además algunas nuevas sorpresas con las que no contábamos. Los enganches puntuales, han estado localizados y/o semi-permitidos casi siempre por la industria eléctrica desde las permisiones o vista gorda de los ayuntamientos. Pero cuando estas van en aumento, como está sucediendo ahora, es cuando se producen los apagones en barrios antiguos enteros. Y es que ni las compañías eléctricas, ni los ayuntamientos, estaban acostumbrados a tener que pagarle la luz gratis a demasiada gente.
un abrazo.

Responder
Jose 13/09/2021

Digamos que los ayuntamientos ahora pagarán, si o si, todo el daño que el gobierno le ha originado a los españoles crujiéndoles de impuestos.
Ellos les daban la luz gratis a sus elegidos por lástima, y ahora los españoles comenzamos a exigir los mismos derechos que esos elegidos.
Esto incluye el dicho que dice:
¿No querían ayudar tanto a los de fuera? Pues ahora tendrán que ayudar también a los de dentro. 😆🤣
Como dice el refrán...quien hizo la ley....
No creo que puedan cortarle la luz a un barrio entero por mucho tiempo sin pagar las consecuencias y los daños que las eléctricas les originarían a la otra mitad de los que si pagan la luz.

Jose 13/09/2021

Pues haciendo cálculos así por encima, el gasto que se les viene encima a estas eléctricas, es gordo de narices.
Porque de esa mitad que no están enganchados y pagan sus recibos de luz, una gran parte de ellos son: tiendas, bares, supermercados, pescaderías, carnicerías, fruterías, etc, etc, etc.
Y los abogados de todas las aseguradoras de estos comercios, se les echarán encima a las eléctricas como voraces pirañas para que paguen incluso las pérdidas por el tiempo que han tenido que mantener sus negocios cerrados.
Vamos, que al final van a tener que activar la luz en esos barrios, pagarles la luz gratis a la mitad del barrio por tener que engancharse al no llegar a fin de mes, y además pagar los daños ocasionados a la otra mitad que no tiene comercios, pero que también paga sus recibos. (incluidos los daños originados a electrodomésticos por los picos de tensión). 😂🤣😆

Jose 13/09/2021

Como dice mi abuelo: Traicionar al mal de los tramposos y abusivos, es pagarles justo con la misma moneda.

Recibe un abrazo muy fuerte Raquel, y muchísimas gracias por el blog.
Saludos cordiales compañera.

Greenpeace España 14/09/2021

😔

Ricardo Rodríguez Pais 13/09/2021

Dónde están esos supuestos patriotas que siendo elegidos para mirar por el bienestar de su pueblo parece que están más ocupados por mirar para sí mismos y se comen sus promesas. Cuando llegará el día en el que los políticos sean políticos.

Responder
joan ignasi 13/09/2021

el problema de la luz es acabar con las empresas impuestas por el franquismo y crear una empresa de electricidad totalmente publica ya mientras que esto no se haga estos hp van a seguir haciendo lo que les de la gana respaldado por los ppsoec´svoxpnvCiU SI SE PUEDE UNA EMPRESA UBLICA YAAAA si se puede

Responder
Sergio 13/09/2021

Escriban de y para México e incluso, obvio a nivel global y no solo sobre España.

Responder
Economistas Frente a la Crisis 16/09/2021

Rigurosa y pedagógica entrada. Coincidimos en el diagnostico y en las soluciones. El camino no será fácil.

Responder
Greenpeace España 17/09/2021

¡Gracias!

Bienve Muelas 20/09/2021

Lo que me resulta preocupante, amén de la poca previsión del gobierno español y europeo, los cuales sabían lo que venía desde primeros de año. Lo que me acojona es pensar que quizá el señor Putin esté detrás de todo esto, no olvidemos quién tiene las grandes reservas de gas. Ese señor fue el último director de la KGB. Opino que uno de sus objetivos es ahogar a la UE con abusivos precios en sus materias primas. ¿ Por qué? La mentalidad rusa es de extremos. Y si alguien cree que los jerarcas rusos abandonaron alguna vez su mentalidad dictatorial, yo le digo que no. Si a eso le sumamos la mentalidad ladina y avariciosa de las grandes eléctricas, pues tenemos el cóctel perfecto para jodernos a todos. Sólo nos queda acelerar la instalación de energías renovables a la mayor brevedad.

Responder

¡ Comparte !