Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Mónica Parrilla - 03-08-2018


¡Riesgo extremo hoy de incendios! Algunas recomendaciones prácticas

Todos los días, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) calcula el índice de riesgo de incendio forestal basado en datos recogidos en las estaciones meteorológicas: temperatura del aire seco, la humedad relativa del aire, la velocidad del viento y la precipitación registrada en las últimas 24 horas. Con ese índice se elabora un mapa en el que de forma visual se representa el riesgo diario de que ocurra un incendio.

Hoy el mapa tiene esta pinta, rojo bermellón para alertar del riesgo extremo de incendio forestal.


Fuente. AEMET.

Ante esto, es fundamental extremar toda precaución. Recordemos que las causas naturales (rayo) representan tan sólo el 4,39%. Descartando el porcentaje de causa desconocida y los incendios por rayo y de reproducción, da como resultado que el 78% de los incendios de causa conocida están ocasionados por el ser humano. Estadísticas del MAPAMA

Con estas condiciones metereológicas, una quema de rastrojos, un cigarrillo mal apagado, la chispa de una maquinaria, etc, o cualquiera de las causas que origine el fuego, puede desencadenar un incendio con gran potencial de destrucción, una amenaza para la población y para nuestros bosques.

Es vital que las personas tengamos un comportamiento responsable en el bosque donde vivimos (interfaz urbano forestal) o donde pasamos nuestras vacaciones. Nuestra mejor contribución a la lucha contra los incendios forestales es evitar que se produzcan.

¡Protege el bosque! Recomendaciones de comportamiento de las personas en el bosque.
– No utilices fuego en el monte.
– Si decides utilizar las barbacoas y zonas habilitadas en las áreas recreativas, no dejes nunca el fuego sin vigilancia y nunca las abandones sin asegurarte de que el fuego está apagado. ¡Nunca hagas barbacoa en verano!
– Evita fumar en el monte y no dejes basura, que puede ser el origen de un fuego.
– Evita tirar cohetes, tirar basura o enseres en lugares no aptos para ello, uso de herramientas que producen calor, abandonar materiales o sustancias inflamables al sol, etc.
– Durante tu estancia en el monte puedes colaborar con las autoridades ejerciendo una labor de vigilancia. Si observas alguna actividad sospechosa de provocar un incendio forestal, avisa al 112 y anota las matrículas de los vehículos presuntamente implicados.
– En caso de que te dediques a la agricultura o ganadería, en esta época de riesgo no está autorizado realizar quemas.

¡Protege tu casa! Recomendaciones para la protección contra incendios en viviendas en zona forestal. (urbanizaciones, pueblos, casas aisladas, campings, etc.)
Si vives o estás de vacaciones en una casa aislada, urbanización, pon en marcha el plan de autoprotección esperando las indicaciones de los servicios de protección civil.

Toma conciencia y evalúa. ¿Mi casa está preparada en caso de incendio?

Si vives en una zona de interfaz urbano forestal debes ser consciente del riesgo al que estás expuesto y tomar medidas de protección al respecto. Es importante conocer el grado de exposición frente a las llamas para así, poder realizar adecuadas medidas de prevención. Para ello ponemos a tu disposición la Calculadora de Riesgo potencial para que tengas en cuenta aspectos fundamentales para prevenir y mitigar el impacto de las llamas.

– Infórmate: ¿Vives en zona de alto riesgo de incendio (ZAR)? ¿Hay Plan Local de Emergencia en tu municipio?
Según nuestro informe, el 80% de los municipios españoles en zonas de alto riesgo de incendios no tiene planes de emergencia que son obligatorios según la Directriz básica de planificación de protección civil de emergencia por incendios forestales. Acude a tu municipio e infórmate, en caso de que no lo tenga , pide que su elaboración e implementación.

– Fórmate, difunde y organízate con tu comunidad. Infórmate en tu municipio si hay planes de sensibilización sobre viviendas en el bosque (interfaz urbano-forestal) así como guías y manuales específicos disponibles. Participa en las formaciones que se realicen. Comparte tus conocimientos con el vecindario, fortalece vínculos y fomenta su actuación frente al riesgo de incendios. Es fundamental crear comunidades que tengan en cuenta el riesgo de incendio, prepararse para reducir el caos y ayudar así al operativo de extinción que cada vez asumen más riesgos.

¿Te gustaría colaborar? Puedes ayudarnos a repartir folletos por las zonas rurales y próximas a bosques, tanto si vives o tienes amigos o familiares que viven próximos a zonas de bosques o matorrales como si pasas tus vacaciones en zonas de montaña. Si quieres ayudarnos a difundir la campaña y evitar incendios forestales, entra aquí y rellena el formulario

– Prevé. Realiza medidas preventivas para proteger tu parcela en caso de incendio. La preparación de la vivienda y su entorno es fundamental, se denomina Plan de Autoprotección. Si no sabes cómo hacerlo, puedes consultar esto en nuestro informe ampliado “Protege el bosque, protege tu casa” (Ver Página 82 la sección “Guía para una interfaz urbano forestal más seguro ante incendios forestales)

Y en caso de incendio ¿Qué hacemos?
– Conserva la calma siempre.
– Si se trata de un foco inicial y reducido, trata de apagarlo usando agua, tierra o una rama a modo de batefuego.
– No abandones la zona incendiada una vez apagada, el fuego no está extinguido y se puede reproducir.
– Avisa a los servicios de extinción y espera al retén para poder irte.
– Si el fuego está ya muy avanzado, limítate a dar aviso (112), abandona la zona y deja actuar a los profesionales de los servicios de extinción. Nunca huyas de un incendio ladera arriba o a favor del viento (mirar hacia donde va el humo). Intenta llegar a una zona ya quemada o a una vía de comunicación, un río, un campo de cultivo, etc.
Mucha precaución en caso de que quieras colaborar, a veces las buenas intenciones no bastan e incluso agravan la situación. Nunca te pongas en peligro. Algunas recomendaciones de protección civil.

Nuestro paisaje sufre las consecuencias del cambio climático, un paisaje continuado y seco, y por tanto inflamable, en el que además apenas hay planes preventivos, ni de emergencia ni de autoprotección de las zonas residenciales, es fundamental extremar las precauciones para evitar incendios forestales que suponen un problema de seguridad nacional de primer nivel.

Mónica Parrilla - autor del blog.
Mónica Parrilla
Responsable de Campaña de Incendios Forestales de Greenpeace España. Vinculada a temas de investigación y coordinadora del Equipo de Género de la organización. Ingeniera Técnica Forestal. Twitter: @MonicaParrill
10 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Añadir comentario

¡ Comparte !