Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Celia Ojeda - 27-11-2019


¿Te quedará bien lo que compres este Black Friday? Al planeta seguro que no

Es bastante improbable que todavía no sepas que el viernes es Black Friday. Seguro que ya te han llegado una, dos o varias ofertas por redes sociales, sms o e-mail. También habrás visto por la calle enormes lonas anunciando superofertas. Y es que no hablamos solo de un día, estamos hablando incluso de semanas con bombardeos de ofertas de ropa, tecnología e incluso cafeterías. ¡Es tremendo!

En Greenpeace estamos en contra del Black Friday, en contra del consumismo masivo y compulsivo que, de alguna manera, nos obligan a hacer. Y este año, igual que el año pasado, te llamamos a boicotearlo.

El problema de Black Friday no va de la persona que necesita una lavadora o que no llega a fin de mes y necesita la oferta para poder llegar. Si realmente necesitas algo, si se te ha estropeado algo que no puedes reparar o si no llegas a fin de mes y necesitas este descuento para comprar eso que necesitas, hazlo, estás en tu derecho. Lo que realmente te pedimos es que no compres por comprar. No compres porque hay oferta, no compres porque te invitan a hacerlo, no compres porque está de moda.

El actual modelo de producción es un modelo depredador del planeta y de las personas. Black Friday es una fiesta de consumo masivo sobre la que solo nos enseñan una parte, pero no el backstage, ese que está destrozando el planeta y a las personas. El hiper consumismo tiene muchos impactos medioambientales:

  • Supone un aumento de los gases de efecto invernadero (sí, los que generan cambio climático)
  • Genera basura, ya que cada producto viene con un envoltorio propio y, además, la compra de un nuevo producto puede provocar el desecho del anterior.
  • Incrementa la contaminación por el aumento del transporte a nivel mundial.
  • Provoca un sobreconsumo de energía y un déficit de recursos como de agua.
  • Además, al producir tantas cosas, y tan baratas, se deslocaliza la producción a países en vías de desarrollo que, en muchas ocasiones, incumplen mínimos legales y donde se generan subproductos contaminantes o tóxicos.

Las empresas ya se han dado cuenta de estos impactos y saben que tienen que cambiar su modelo. Pero claro, cambiarlo no les haría ganar tanto y por eso utilizan falsas soluciones o falsos productos sostenibles; es decir, greenwashing. Por ejemplo, en la industria de la moda estamos viendo cómo marcas cuyo objetivo es inundar el mercado de ropa insostenible y fast fashion nos venden “moda sostenible” hecha en Bangladesh. También hemos llegado a ver empresas usando el concepto poliéster orgánico. ¿En serio? ¡Pero si el poliéster viene de fracciones pesadas del petróleo! En el sector tecnológico vemos que lo de “reparar” mejor lo dejamos para otro día, mientras priman los productos que duran solo dos años. Además, por muy eficiente que sea algo, al final consume energía que, a día de hoy, procede principalmente de fuentes no renovables y productos que contienen materiales peligrosos.

Por esto necesitamos gobiernos que presionen a las empresas para que la sostenibilidad o la emergencia climática no sea solo una palabra con la que hacer bingo en un debate o en una declaración política. Necesitamos que adquieran un compromiso real y que tomen decisiones obligatorias para cambiar esta sociedad de consumo y luchar contra la emergencia climática también desde esta perspectiva.

Lo dicho. Este Black Friday no compres porque hay oferta, no compres porque te invitan a hacerlo, no compres porque está de moda. Igual a ti te sienta bien, al planeta no.

Celia Ojeda - autor del blog.
Celia Ojeda
Doctora en Biología por la Universidad de Alicante y Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Europea de Madrid. Coordino el Área de Consumo de Greenpeace España, que trabaja en plásticos, alimentación (carne y derivados lácteos y pescado sostenible), movilidad, moda sostenible, ciudades y consumo sostenible. Twitter: @celia_ojeda
11 posts

¡ Comparte !


Comentarios

Miguel Gómez
28/11/2019

Hola a todos, gracias Celia por un artículo como este. Es increíble que no tenga ni un comentario. Se ve que a nadie le importa este tema. Es una pena.

Antxón
28/11/2019

El tema importa a mucha más gente de la que tú te crees, sólo que hay que adivinar cómo enviar el comentario, pues en el correo no da opción ni indica cómo hacerlo. Y sí, yo sí que paso totalmente del absurdo colonialismo consumista del llamado black friday = a comprar de todo aunque no lo necesites ni lo vayas a usar por los "ofertones" que te ofrecen, aunque te engañen y sigas como un borrego ensimismado ( benditos los borregos de 4 patas) la tónica del absurdo día, que ya dura semanas. Que triste vida la de los "borregos" humanos que no saben hacer otra cosa que consumir, comprar, gastar, contaminar..y todo para tener por tener más y más.

Maria Teresa
28/11/2019

Totalmente de acuerdo con lo que dices, y realmente el pressing sobre consumir por consumir es insoportable.
Calma, y no está de más recordarlo y compartir otra filosofia de vida. A practicar, a vivir felices, con el "menos es más".

Juan José
28/11/2019

Totalmente de acuerdo, esa es mi manera de pensar. Y de acuerdo tambien con Antxon en que debia de haber un medio, de compartir esto en otras redes sociales por ejemplo en Facebook.

Ángel
28/11/2019

Buena campaña, pero es aconsejable empezar un poco antes, la semana pasada por ejemplo, y para compartirlo en Facebook y redes sociales como dice Juan José es tan facil como copiar el enlace en vuestras paginas de facebook como acabo de hacer hace un momento.¿gracias por todo lo que haceis!
https://es.greenpeace.org/es/noticias/te-quedara-bien-lo-que-compres-este-black-friday-al-planeta-seguro-que-no/?utm_campaign=Consumo&utm_source=newsletter-socios&utm_medium=email&utm_term=MAILLINK&utm_content=Black%20Friday_socios

Ángel
28/11/2019

Y se me olvido, justo debajo de est publicación esta disponible para poder compartir en varias redes sociales o enviar por correo electronico.¡gracias!

Teresa
28/11/2019

Pensaba que era la única que está en contra de esta estupidez llamada Black friday. Todos como posesos lanzándose a comprar lo que ni se necesita ni -muchas veces- sirve para nada. Que no, que no nos hacen ningún favor con descuentos. Que es el colonialismo del consumismo desaforado.

Corinne
28/11/2019

Yo no compro nada ese día: el Black Friday me parece una soberana estupidez, así que ni caso.

Juanjo
29/11/2019

Me encanta este artículo. Lo de las compras compulsivas me pone especialmente nervioso.
Hace años que practico los consejos que se dan. Es liberador, llega un momento que se interioriza de tal manera que pasa a ser forma de tu Ser. Te libera de tal manera que ya no puede ser de otra manera.
Recuperar el tiempo de la reflexión, vivir en paz, con lo necesario.
Los caprichos surgen igual pero sin quererlo se dirigen a lo útil, lo creativo.
Un buen libro, una herramienta que servirá para pequeños arreglos y permanecerá en casa, pasará a mis hijos.
Cosas de esas, un consumo responsable.
Gracias.

Judit
29/11/2019

Por aquí una que otro año no comprará nada. Que se empieza a pensar 3 veces cuando va a adquirir algo! Gracias por el artículo

Santiago Perejil
29/11/2019

Nos parecerá que la batalla está perdida, que ya es demasiado tarde y que el mal está hecho. Yo estoy convencidisimo de que todavía podemos hacer algo para conseguir mucho. Aunque el consumismo, medicina capitalista creada para curar momentáneamente nuestra existencia insatisfecha, nos tienta con sus redes irresistibles hay que responderle con un corte de mangas y plantarse. No creernos el cuento de que somos más grandes y felices cuanto más cambios de imagen conseguimos con nuestros nuevas prendas, zapatos, complementos y tantas otras chorradas que nos idiotizan y nos alejan de la condición natural del ser humano. ¡Ah! Yo, como contribución al cambio, estoy promoviendo una campaña de vuelta al uso de la talega del pan. Saludos y no desesperar.

Arantza
29/11/2019

ESTOYY TOTALMENTE DE ACUERDOO CON EL BOICOT AL BLACK FRIDAY AL QUE YOO JAMAS HE PRESTADO ATENCIOON, NO ME GUSTA REGIRME POR MODAS SI NOO POR MI PROPIO ESTILOO, EN MI GRUPO DE AMISTADES LA ROPA VA Y VIENEE SEGUN TALLAS KEE ADELGAZAN NO IMPORTA HAY KE AL CONTRA LO MISMOO. ADEMAS HACEMOS CUADROS JARRONES COLLARES ETC ETC ETC TOODOO CON COSAS RECICLADAS YY KEDAN VERDADERAS PRECIOSIDADES,YY ANTES DE TIRAR UN BOLSOO MIRARLO BIEEN DESMONTADOO TE SALE UNA CARTERA UN CINTO UN NECESER OO FORRAR AGENDAS YY CON MINIMO ESFUERZOO, ANIMO A TOD@S KEE LO PROBEIS,COLLARES PULSERAS PIEDRAS DE CAMISETAS ETC ETC YY TUNEAR VUESTROS ACCESORIOS😉👌🥰

Julio
29/11/2019

Hola, nunca he creído en las rebajas, ahora menos en el black "fraude", ni en los días sin iva, todos son un gran engaño, crearte la necesidad de comprar compulsívamente lo que ellos quieren que compres y que realmente, ni te hace falta ni, quizás, vayas a utilizar nunca..
Pero como he leído anteriormente, somos borregos de 2 patas y además mu toooontooos.
Yo compro cuando me hace falta y no cuando me dicen y punto.
Un saludo.

Mª Carmen
29/11/2019

Yo nunca compro en Black Friday, es realmente una tomadura de pelo, si necesito alguna cosa, ya la buscaré cómo y cuando mejor me interese. Me parece bien que intenten concienciar al resto de la gente que no se dejen arrastrar al consumo sin sentido, que compran como borregos, como han comentado antes. Saludos.

Xavier Gasteasoro
02/12/2019

Yo siempre he estado en contra de estos eventos consumistas y puedo decir que sigo usando prendas que tienen mas de 20 años.
Pero cambiando un poco de tema me hace mucha gracia que vengan los jóvenes y hasta los niños a darnos lecciones de ecología, de consumismo. etc.etc.
Se que habrá muchos jóvenes implicados, pero hay muchos que dicen una cosa y hacen la contraria. Solo hay que mirar cuando va uno por la calle y ver lo que hacen niños de 10 y 12 años ensimismados con el móvil y sin hablarse, hay que ver como están nuestras calles de los grafitis, nuestros trenes igual, como quedan los sitios donde hacen los botellones. (Todo plásticos y suciedad), nuestros montes iden que iden, no quiere decir que todo lo hagan ellos pues hay muchos mayores, que no contentos con joderse la salud fumando, llenas las playas, calles y cualquier sitio de colillas. ¿Yo me pregunto? Las tirarán en su cocina en su salón, seguro que no.
Soy mayor pesimista y raro (A mucho gusto) pero creen que se puede hacer algo con este pueblo, y con estos gobernantes. Lo dudo

Añadir comentario

¡ Comparte !