Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Nanqui Soto - 09-10-2020


UE-Mercosur, un acuerdo comercial sellado a sangre y fuego

La selva amazónica arde, la sabana del Cerrado arde, los grandes herbazales del Pantanal arden y el bosque del Gran Chaco arde. A golpe de maquinaría pesada y fuego, la ganadería y el cultivo de soja se expanden por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, los países del Mercosur, una región también denominada la “República de la Soja”. La biodiversidad desaparece, las emisiones de gases de efecto invernadero se disparan y los líderes y defensores de las comunidades indígenas son perseguidos o asesinados.

Deforestación Amazonia
Imagen de deforestación en la Amazonia tomada durante uno de los vuelos de reconocimiento de Greenpeace Brasil en julio de 2020. © Christian Braga / Greenpeace

Mientras, en Europa, Greenpeace Alemania publicó ayer en Trade-Leaks.org una colección de textos filtrados sobre la negociación del Acuerdo de Asociación UE-Mercosur, textos que acompañan al acuerdo de libre comercio entre ambos bloques y que no eran públicos (hasta ayer). ¿Alguna novedad? Ninguna. Pese a las declaraciones de Macron, Merkel y algún otro responsable europeo, el Acuerdo de Asociación UE-Mercosur no establece en ninguna parte condiciones y mecanismos que obliguen a respetar los compromisos para hacer frente a la emergencia climática, proteger la biodiversidad y respetar los derechos humanos.

¿Pacto Verde? ¿Transición Ecológica? ¿Descarbonización de la economía? Si, todo eso está muy bien, pero la peor cara de la globalización neoliberal está en plena ofensiva. Sí, en algún momento parecía que habían abrazado el mainstream del Acuerdo de París, pero ahora no están para bromas, están hablando de cosas serias. Es el momento de hablar de negocios, de lo importante. Desde las instituciones europeas nos piden que dejemos paso a la “Economía”, con mayúsculas.

La Unión Europea lleva 20 años negociando un acuerdo con estos países, el bloque del Mercosur. El objetivo es maximizar el acceso al mercado de la otra parte, y aumentar sus exportaciones. El enfoque de la UE es obtener acceso al mercado para automóviles, accesorios para automóviles, empresas energéticas, bebidas y servicios financieros, entre otros. La UE quiere que se eliminen los impuestos a la exportación y que las empresas europeas tengan acceso a contratación pública, incluidos los contratos con grandes municipios o estados federales. A cambio, los países del Mercosur quieren más acceso al mercado europeo para sus materias primas, carne de vacuno y pollo, soja, azúcar y etanol para biocombustibles, entre otros productos. No importa que la ganadería sea el mayor impulsor de la deforestación en el Amazonas, con el 63% de las áreas deforestadas ocupadas por pastizales.

Los valores de los que gobiernan la Unión Europea son estos, no nos pongamos sentimentales. Por eso el acuerdo ya fue firmado en junio de 2019. Tampoco importó entonces que, bajo la presidencia de Jair Bolsanaro, Brasil haya experimentado un aumento en las violaciones de los derechos humanos, incluidos ataques contra minorías, pueblos indígenas, personas LGTBI y otras comunidades vulnerables. No importa que Bolsonaro siga debilitado la protección de los ecosistemas más sensibles, acusando a los pueblos indígenas de estar detrás de los incendios en la Amazonia, incendios cuyo número volverán a batir este año un triste récord.

Ante esta situación de incendios y violación de los derechos humanos, algunos líderes, algunos partidos y algunos gobiernos de la UE tienen dudas. No es el caso de Pedro Sánchez, un gran valedor de este acuerdo. Por eso, ahora y en el pasado, ha olvidado la larga lista de criterios y condicionantes que su partido estableció en mayo de 2018 cuando el Comité Federal del PSOE aprobó los Principios para los Tratados Comerciales donde establecía su “nueva política sobre comercio y globalización”. En dicho documento, los responsables del PSOE presumían de que el mandato que se daban con estos Principios era, precisamente, utilizar estos elementos como guía y filtro para construir sus posiciones respecto a los tratados comerciales.

Así está la UE. Pensando en abrir las fronteras a la soja, el etanol y la carne de vacuno procedente de la deforestación a cambio de que podamos enviar coches y acceder al sabroso mercado de la contratación y los servicios públicos en estos países.

En lugar de caminar hacia cadenas de suministro más cortas y más sostenibles; en lugar de diseñar modelos agroalimentarios coherentes con el Acuerdo de París, en lugar de hacer racional el comercio internacional de materias primas…el apoyo de la Unión Europea a este acuerdo comercial está ya incentivando la quema de los bosques y el incremento de gases de efecto invernadero. Los negocios son los negocios.

Nanqui Soto - autor del blog.
Nanqui Soto
Licenciado en Biología por la Universidad Complutense de Madrid, Post-grado en Ordenación del Territorio por la Universidad Politécnica de Valencia y Diplomado en Educación Ambiental por la UNED. Responsable de las campañas de Bosques y Empresas y DDHH en Greenpeace España. Twitter: @NanquiSoto
53 posts

¡ Comparte !


Comentarios

21 comentarios
Mariano 09/10/2020

El mundo comunista debe acabar ya con el neoliberalismo destructor. Es urgente

Responder
Jose Megias Sánchez 09/10/2020

Genera más beneficio para los grandes ganaderos y más perjuicios para el resto, soluciones?. Hechar a los politicuchos de mierda que tenemos fuera de los negocios y volver a replantear, nosotros no lo veremos, pero las siguientes generaciones, posiblemente si.
POR UN MUNDO MÁS ECOLÓGICO.

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

💪

Jaionne Ampudia del Moral 09/10/2020

Hay que seguir denunciando

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

¡Siempre! 💪

ANNA CORTADA 09/10/2020

hay que vivir mas despacio y que la gente se pueda ganar la vida al fin y al cabo cuando te vayas de este mundo no te llevaras tus riquezas y a tus hijos lo que les tienes que dejar es un planeta en el que poder vivir

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

💚

Brandon Veintimilla 10/10/2020

Deberiamos organizarnos, por ciudades y por países para levantarnos en protesta contra los gobiernos, todos al mismo tiempo, un grito por el mundo! Ya que muchas veces solo lo hacen en uno que otro país.

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

💪

Raquel BM 10/10/2020

Necesitamos tomar todos conciencia de que esta gentuza se carga el planeta. Tenemos que hacer algo cuanto antes, porque después será demasiado tarde.

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

¡Pues sí! 💪

Juan Carlos Otazu Pipaòn 10/10/2020

No caigamos en sus trampas , quieren comercio demosles lo que ell@s consideran perdidas , no consumamos los productos de los que se apropian en detrimento de la Madre Tierra . Cada persona podemos hacer realidad la bancarrota de unos intere
ses bastardos . Sumemos en no consumir ciertos productos , y restáremos en perjuicios .

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

💪

Martin ferdandez 10/10/2020

Hay que cuidar la naturaleza porque nos afecta profundamente a todos y porque es salud con mayúsculas.

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

¡Exacto, Martín!

Martina 11/10/2020

Me parece muy fuerte lo que estamos llegando a destruir

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

😔

Esther 12/10/2020

Solo les mueve y les moverá el interés económico. Por eso es muy importante lo que individualmente elegimos, donde decidimos colocar nuestro dinero, donde gastamos. Esta es nuestra herramienta de cambio. la mas sencilla y al alcance de nuestra mano.
La ciudadanía somos mas, no seguir su juego, vaciar sus mercados y llenar los circuitos cortos.
Asi conseguiremos que se queden solos y sus políticas vacías de contenido.

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

¡Grandes palabras Esther!

MARIAM 12/10/2020

Yo creo que ya no hay marcha atras,demasiado daño hecho,,Q EGOISTA ES ESTA SOCIEDAD😪ES MUY TRISTE, PORQUE EL SER HUMANO ,TERMINARÁ CON EL SER HUMANO,el problema es que hacemos tambien que otras especies animales desaparezcan con nuestras acciones.
Yo intento hacer todo lo que puedo pero veo tanto egoismo que me desmoralizo.
GRACIAS GREENPECE POR VUESTRO GRAN TRABAJO.,

Responder
Greenpeace España 19/10/2020

Hola Mariam,
entendemos que te desmoralices pero no debes ya que se están sucediendo cambios muy importantes, aunque sí que es verdad, poco a poco. Hay que seguir luchando por ello, ya verás como hay final feliz 😊

¡ Comparte !