Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Greenpeace traslada al Ayuntamiento sus propuestas para mejorar la movilidad de Pamplona

05-11-2019

  • Representantes de la organización ecologista se han reunido con el alcalde de la ciudad navarra, Enrique Maya, para conocer de primera mano los planes municipales en materia de movilidad 
  • Adaptar la estructura de la ciudad a un nuevo modelo de movilidad, implementar la nueva ordenanza de ciudad 30 y reducir el abuso del automóvil, claves para mejorar la movilidad en la ciudad
  • Pamplona, registra un preocupante aumento del uso del coche, suspendió en el ránking de movilidad sostenible realizado por Greenpeace el pasado mes de mayo

Representantes de Greenpeace España y del grupo local de Greenpeace en Navarra han mantenido esta mañana una reunión en el Ayuntamiento de Pamplona con el alcalde, Enrique Maya, y el concejal de Proyectos estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, para analizar las demandas que la organización ecologista presenta a las ciudades dentro de su campaña ‘Neopolitan’ y conocer de primera mano los planes del municipales en materia de movilidad para la próxima legislatura.

Hasta ahora, la corporación anterior de Pamplona asumió varias de las medidas en movilidad demandadas por Greenpeace, como la remodelación de las principales avenidas de la ciudad o la conversión a Ciudad 30. Además, la organización ecologista exige a la ciudad navarra medidas para luchar contra la contaminación, potenciar el uso del autobús, reducir el espacio dedicado al coche en favor del peatón y promover medidas para liberar de tráfico. 

Desde el Ayuntamiento se han expuesto las prioridades para la próxima legislatura, que consistirán en la aplicación de la ordenanza de Ciudad 30, diversos estudios para actuaciones para el calmado de tráfico, la creación de ejes ciclables o establecimiento de aparcamientos disuasorios, para buscar un equilibrio entre los distintos modos de “transporte” (peatón, bici, transporte urbano o coche).

En este sentido, resultan preocupante las reaperturas de algunas calles como la Calle Padre Moret al tráfico rodado, que parecen contradictorias con los avances necesarios para una movilidad sostenible y que no parecen responder a una estrategia global. Así mismo hemos querido transmitir la necesidad de acompañar la ordenanza de Ciudad 30 con medidas disuasorias y efectivas para el calmado de tráfico, necesarias para aumentar la seguridad de ciclistas y peatones.

Greenpeace ha acogido de forma positiva los planes del Ayuntamiento y espera que se materialicen en cambios visibles en la ciudad. Para la coordinadora de Greenpeace en Navarra, Lorea Flores, “las ciudades son conscientes de que el vehículo particular es un modo muy ineficiente en los entornos urbanos, y por eso las calles deben rediseñarse priorizando al peatón en su día a día, y no solo como un reclamo turístico o comercial”. Greenpeace, a través de su grupo local en Pamplona, se ha ofrecido a mantener una relación continua para para abordar los distintos problemas que presenta la ciudad de forma técnica.

Movilidad sostenible, asignatura pendiente en Pamplona

El pasado mes de mayo, la movilidad de Pamplona aparecía suspensa en el Ranking de Ciudades elaborado por Greenpeace, que colocaba a la capital navarra en novena posición [2]. Pese al predominio de la movilidad peatonal, Pamplona registra un preocupante aumento del uso del coche en detrimento de los modos sostenibles. 

La elevada presencia del vehículo privado contrasta con el bajo uso del transporte público (12%) una circunstancia común de las ciudades pequeñas frente a las grandes. En este contexto, uno de los retos es corregir la dependencia del coche en la movilidad interurbana, mejorando las conexiones en transporte público con las localidades del entorno, muy dependiente de los servicios de Pamplona que obligan a desplazarse hasta la ciudad.

La gran fortaleza de Pamplona es la facilidad para el peatón, siendo una ciudad fácilmente caminable sobre todo en el centro. Este potencial debe conjugarse con una mejora de la política ciclista, para conseguir invertir los datos de reparto modal siguiendo el camino de otras ciudades similares, como Vitoria-Gasteiz, que han logrado este objetivo tras años de esfuerzo.

En 2018 Greenpeace escogió a Pamplona dentro de su ‘reto Neopolitan’ sobre 12 ciudades españolas para que trabajasen sobre movilidad, alimentación y residuos [1]. Para la organización ecologista, la sostenibilidad de las ciudades es fundamental par frenar el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y las desigualdades sociales.

Más información

[1] Tu ciudad, tu planeta. La visión de Greenpeace para una ciudad sostenible

https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/documentos/tu-ciudad-tu-planeta-propuestas-de-greenpeace-para-una-ciudad-sostenible-elecciones-municipales-mayo-2019/

[2] Ranking de la movilidad urbana en España 2019. Greenpeace.

https://es.greenpeace.org/es/wp-content/uploads/sites/3/2019/05/ranking_ok.pdf

 


¡ Comparte !