Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

20-03-2018


Árboles imaginarios, destrucción real (versión en inglés)

La tala indiscriminada e ilegal de árboles de Ipe junto con un débil sistema de autorización forestal está causando un daño grave e irreversible a la Amazonía, el bosque tropical más grande del mundo. Así lo asegura el informe de Greenpeace ‘Árboles imaginarios, destrucción real’, que explica cómo el alto valor de la madera de Ipe en el mercado hace que sea muy rentable para los madereros ilegales penetrar hasta la profundidad de la selva. Algunos de los efectos provocados por este crimen ambiental ya son visibles, incluyendo una intensificación de la violencia en el medio rural brasileño, una creciente degradación del bosque, la destrucción de la biodiversidad y una mayor invasión de caminos ilegales.

¡ Comparte !