11-05-2021

Los combustibles fósiles también nos matan

A primeros de año las universidades de Harvard, London College y Birmingham publicaron los resultados de un estudio con una nueva tecnología que les permitió calcular las muertes prematuras debidas a las partículas finas PM2,5 (partículas minúsculas cuyo diámetro es igual o inferior a 2,5 micras) procedentes de la quema de combustibles fósiles.

El estudio tiene por título “Global mortality from outdoor fine particle pollution generated by fossil fuel combustion”, utiliza los datos consolidados de 2012 a nivel mundial y los extrapola a 2018.

Karn Vohra y Eloise Marais son dos de los autores del estudio. Trabajan en la Universidad de Birmingham y en la University College London (UCL) respectivamente.

Las mediciones de partículas PM2,5 hechas hasta la fecha con datos aportados por satélites no podían diferenciar las partículas procedentes de la quema de combustibles fósiles y las de polvo del desierto o incendios forestales. Ahora, gracias al uso de una herramienta de modelización de la química atmosférica, denominada GEOS-Chem, se ha podido hacer esta distinción y el resultado ha sido impactante: si hasta ahora se estimaban en 4,2 millones las muertes anuales prematuras relacionadas con las PM2,5 (con 2015 como referencia), la nueva técnica ha relevado que la cifra real solo relativa a las partículas derivadas de la quema de combustibles fósiles es más del doble: 8,7 millones. Esto implica que el 18% de las muertes prematuras en el mundo se deben a estas PM2,5 generadas al quemar combustibles fósiles.

En España, se estima que las muertes atribuibles a las PM2,5 llegan a las 44.600, algo más del 10% de los fallecimientos anuales de personas mayores de 14 años. La extracción y uso de combustibles fósiles genera sustancias tóxicas y peligrosas que tienen un impacto para la salud humana.

Mapa de los lugares con exceso de muertes prematuras por partículas finas PM 2,5 procedentes de la quema de combustibles fósiles.

[Mapa de los lugares con exceso de muertes prematuras por partículas finas PM 2,5 procedentes de la quema de combustibles fósiles.]
Menos muertes prematuras       Más muertes prematuras

Descargar gráfico y/o datos

Mapa de concentración de partículas finas PM2,5 procedentes de la quema de combustibles fósiles basado en el modelo GEOS-Chem.

[Mapa de concentración de partículas finas PM2,5 procedentes de la quema de combustibles fósiles basado en el modelo GEOS-Chem.]
Minima concentracion       Maxima concentracion

Descargar gráfico y/o datos

Descubre cómo interpretar estos mapas aquí.

Además, habitualmente, trabajos de este tipo se fijaban solo en la relación con cinco principales causas de muerte: la enfermedad cardiaca isquémica, los ictus, la enfermedad pulmonar obstructiva, las infecciones respiratorias agudas y cáncer de pulmón. La novedad de este estudio es que analiza la relación con otras enfermedades y causas de muerte.