Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Maria Prado - 08-05-2020


¿Cómo ahorrar en mi factura de la luz en tiempos de la COVID-19?

Si ya te ha llegado la temida factura de la luz habrás visto que durante esta etapa de confinamiento esta ha subido y bastante, siendo un impacto económico demasiado alto para muchos hogares.

¿Y por qué pagamos más si el precio de la electricidad ha caído?

El problema de la indescifrable factura es un creativo reparto de costes donde prima la recaudación y no la eficiencia energética, que impide que el consumidor perciba que pueda ahorrar modificando sus consumos. La culpa en definitiva es un mercado eléctrico diseñado históricamente “para y por” los modelos sucios de generación eléctrica de las grandes corporaciones energéticas con permanentes beneficios mil-millonarios. Urge una reforma profunda, transparente y democrática. Pero mientras sí que podemos ahorrar con diferentes alternativas.

¿Qué puedo hacer yo aquí y ahora para ahorrar con mi factura de la luz?

Lo más básico para tu bolsillo y el planeta: repasa tus hábitos de consumo de energía en casa para ser más eficiente y ahorrar.

Lo más económico hoy en día: coge tu factura de la luz, coge el teléfono en la otra mano y haz dos cosas para conseguir ahorrar hasta la mitad de tu factura! ¿Cómo?

1-Bájate la potencia (cuesta 9€+IVA).

Recuerda que por cada kilovatio contratado que no usas estás pagando 5€ de más al mes…y a poco que te la hayan colado con las híper-agresivas campañas de captación estarás pagando al año hasta 200€ de más.

Pero ¿cómo sé yo la potencia que necesito? Fácil: mira la factura, busca una gráfica donde se representa la evolución de tu consumo mensual y busca el mes con mayor consumo o demanda de potencia. Ese será un buen indicador de lo que hoy en día no necesitas y estás pagando para nada (si además cuidas de no conectar todo a la vez, podrás reducir la potencia aún más). También puedes mirar tu contador con telemedida que te dará tu curva horaria y otros parámetros.

Ejemplo de factura:

ejemplo factura luz

 

Potencia contratada de esta factura: 5.75 Kw.
Potencia recomendada: 4,5 Kw, con algo de margen sobre el consumo de marzo.

2-Cámbiate a la tarifa regulada del gobierno, llamada PVPC y pide ¡Discriminación Horaria (DH)!

PVPC: Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Es la tarifa más barata del mercado, la antigua Tarifa de Último Recurso (TUR), hasta un 20-50% más barata que la de las comercializadoras del mercado libre que nos llaman con ofertas poco transparentes. Solo ocho compañías están autorizadas a ofrecer esta tarifa, que además ha caído en los últimos años. Seguramente tu compañía actual puede ofrecerte también esta tarifa.

La Discriminación Horaria (DH): es la opción que nos dan las compañías tanto en mercado libre como regulado de que nuestra luz sea más barata durante 14 horas del día (las famosas horas valle) y más cara durante 10 horas (horas punta). Si concentras un 30% de tu consumo en esas horas ya te interesará. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) dice que el 50% de nuestros consumos ya los hacemos en este periodo.

 

Periodo Invierno Verano
Punta 12:00-22:00h 13:00-23:00h
Valle 22:00-12:00h 23:00-13:00h

¿Dónde puedo consultar los datos?

Puedes consultar los datos en:

  • Datos del Mercado libre: en tu propia compañía, o en la web mirando cualquier comparador podrás ver el precio por kilovatio-hora (Kwh) incluyendo tarifas con discriminación horaria.
  • Datos del mercado regulado: en la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) las propias comercializadoras de referencia o dentro de Red Eléctrica de España (REE). Es muy útil su web e-sios de precio real horario para cada día o también la calculadora lumios para ver el precio medio de la energía entre periodos.

Lo más efectivo para ayudar al planeta sin sacrificar el bolsillo

Si tienes claro que las renovables (o el teletrabajo) serán el futuro y por valores medioambientales, económicos o por el simple interés en ser más autosuficiente quieres dar un paso más, tienes diferentes alternativas que ya están funcionando en España a gran velocidad: el autoconsumo (con placas fotovoltaicas, con biomasa, con minieólica, con geotermia…); la inversión indirecta en iniciativas colectivas como un huerto solar o un molino; la gestión de la demanda; son algunas de las opciones. Pero hay más que te mostramos aquí y están al alcance de cualquiera.

En conclusión, la factura eléctrica que nos traerá la COVID-19 nos va a enseñar a la fuerza que la energía es mucho más necesaria, importante y costosa de lo que nos pensábamos. Por eso urge luchar por acometer la necesaria reforma del mercado eléctrico que ayude a una transición ecológica justa que alcance un sistema 100% renovables para el año 2030.

Mientras tanto, es necesario más que nunca estar bien informados para tomar las riendas y control sobre la energía que consumimos. Ya es hora de empoderarnos: con ahorro y eficiencia, pero sobre todo sumándonos a las renovables que ya ofrecen alternativas para todos los bolsillos.

Maria Prado - autor del blog.
Maria Prado
María Prado, Ingeniera de Montes por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de Campaña de Renovables y Transición Energética.
5 posts

¡ Comparte !


Comentarios

5 comentarios
Mi aventura en verde 08/05/2020

Me ha encantado el post. La información es muy muy útil. Personalmente no conocía el PVPC, tendré que investigar sobre el tema.
En nuestro hogar tenemos discriminación horaria pues tenemos calefacción por acumuladores. En invierno nos compensa, e incluso con nuestros 5,7 kW contratados se nos quedan cortos a primera hora de la noche, cuando cargan 3 radiadores, el termo del agua y el lavavajillas...
El resto del año creo que iríamos mejor con una potencia más baja, el problema el que no sé si nos compensaría pagar el recargo por la bajada. Luego, cuando empieza el frío de nuevo vuelta a subirla.

Responder
Greenpeace España 14/05/2020

Fantástico, gracias por leernos y compartir como hacéis vosotros en vuestro hogar. Un saludo 💚

José Luis 09/05/2020

Gracias por el post.
En el ejemplo que has puesto se puede bajar la potencia a 4.0 Kw/h, lo que pasaría es que una vez al año podría saltar el ICP.
Añadiría que se puede contratar la luz con otras comercializadoras aunque no la tarifa PVPC, pero a cambio no generarias CO2 ni residuos nucleares, obligando al oligopolio AELEC a vender su energía "como" más contaminante y aumentando sus residuos nucleares, cosa que no les hace gracia ninguna.
Salud y saludos.

Responder
Greenpeace España 14/05/2020

Muchísimas gracias por tu aporte José Luis ¡Un abrazo!

Ángeles 23/05/2020

Hola, Ana
Me gustaría que pudiésemos hablar sobre este tema, porque quiero y voy a cambiar de compañía y hay mucha oferta y no mucha claridad. Me puedes asesorar? Gracias

Responder

¡ Comparte !